Razones para no estar contínuamente pendiente del mercado

Dicen que el trader sufre de stress pero la verdad es que no hace falta estar a cada instante pendiente del mercado (ni siquiera si tienes una posición abierta). Es más, es totalmente contraproducente. Las razones son 2:
[...]

Dicen que el trader sufre de stress pero la verdad es que no hace falta estar a cada instante pendiente del mercado (ni siquiera si tienes una posición abierta). Es más, es totalmente contraproducente. Las razones son 2:

  1. Sobreinformación. Un exceso de información sobre el mercado hará que te fijes, y lo que es peor, que reacciones a cada noticia que salga. Esto te hará entrar y salir del mercado sin ton ni son, sin poder aprovechar la verdadera tendencia general del activo operado.
  2. Seguir una posición abierta muy de cerca hará que, si estás en positivo, cualquier pequeño retroceso implique un cierre apresurado de la operación.Es lo típicamente conocido como «cortar ganancias».
    Además, si aun no has abierto, dejarte llevar por el movimiento frenético del mercado te provocará «movimientos automáticos» en el dedo que se dirigirán irremediablemente hacia el botón de abrir órdenes.

Hay que recordar que el mercado está insistiéndote continuamente para que abras una posición y que tú, como trader, también lo estás deseando.

Es dificilísimo aguantar horas observando el mercado sin entrar pero es ahí, en esa paciencia, donde está el dinero.

El trader debe huir de la temida sobreoperación que le machaca a base de continuas pérdidas e insufribles comisiones.

Por lo tanto, tenemos una clara ventaja sobre el mercado: el poder decirle que NO.