Carácter de trader

Es muy importante evitar que la mente se distraiga. Debes estar enfocado todo el tiempo.

Al principio cuesta bastante ponerse manos a la obra pero una vez superas el trámite te vas enfocando cada vez más hasta que, por decirlo de alguna manera, entras en la zona (cuando das lo máximo de ti).

Por tanto, el trader independiente no adquiere su nombre porque tenga la independencia financiera o porque trabaje para sí mismo, sino, sobre todo porque es una persona que trabaja en la soledad de su oficina, una oficina austera y libre de distracciones.

Debes tener claro que tienes que escoger muy bien las tareas a realizar, que sean las que más rendimiento te ofrecen, y ser constante en su realización. Así todos los días. NO hay otra manera, cuanto más quieres abarcar, menos te dan los brazos.

“Un experto se distingue por ser una persona que cada vez sabe más sobre menos”