5 pautas para no olvidar

  • Una tendencia siempre dura más de lo que te imaginas. (A tenerlo en cuenta a la hora de cerrar una operación en ganancias y a la hora de intuir que puede haber un giro de la misma).
  • El cambio de tendencia sólo ocurre una vez, el resto son todo entradas a favor.
  • El retroceso de la tendencia es el mejor lugar para abrir una posición para engancharse a la misma, aunque de miedo hacerlo.
  • Debes tratar de conocer lo mejor que puedas el mercado en el cual operas para poner, lo más posible, las probabilidades a tu favor (a qué reacciona, cuanto suelen durar sus tendencias, sus retrocesos, etc, etc).
  • Saber que aunque falles varias operaciones seguidas tu capital permanecerá casi intacto gracias a la gestión que haces de cada operación. (Y es que por ahora la bola de cristal no le funciona muy bien a nadie).