Categorías
Trading

Fiabilidad entre análisis técnico y macro

Vamos a realizar un pequeño experimento sobre la fortaleza existente entre análisis técnico y macro.

Para ello vamos a tomar como referencia el Indice de la bolsa australiana.

Bolsa de Australia – semanal
  • Por un lado, observando el gráfico, puede verse claramente como la cotización está llegando a una resistencia importantísima donde a cualquier operador le daría por ponerse corto desde ya.
  • Y por otro lado, si nos vamos a los datos macro, la previsión es que se efectúen 2 recortes de tipos a mayores en 2020 además de un QE a finales de dicho año. La experiencia nos dice que dichas acciones suelen empujar la bolsa al alza.

Entonces, el reto está servido. ¿Quién podrá más? ¿El análisis técnico o el banco central?

Categorías
Trading

La importancia de especializarse

Que un broker te ofrezca todos los mercados para operar en una única plataforma, como he comentado en algún post anterior en referencia a XTB, no significa que debas hacerlo, pero hay que comprender que sí es excelente contar con ello.

Quiero decir que en este caso se hace patente el refrán «quién mucho abarca poco aprieta». Es bueno tener una plataforma desde la que puedas operar en todo «lo que se mueva» pero para nada es conveniente hacerlo.

La simplificación, lo simple, es una fuente muy poderosa, y eso es lo que hacen los buenos traders: operar un grupo de mercados o activos que realmente entienden. ES FUNDAMENTAL.

No importa que sean sólo 3 ó 5, lo importante es que los entiendas y te sientas a gusto operando con ellos.

Hay mercados en los que se puede ganar mucho dinero pero si no los entiendes o tienes aversión, no vas a obtener ganancias.

Menos es más en este caso.

Por lo tanto, conviene especializarse en un grupo reducido de activos y luego empaparse de ellos hasta controlarlos al máximo que se pueda. Saber qué es lo que los hace subir, bajar, cómo reaccionan a tal o cual dato o noticia… Cada mercado tiene sus características propias.

Con el tiempo, sí podríamos ampliar el círculo, pero no es beneficioso hacerlo hasta que controlemos perfectamente cada uno de los activos elegidos y, que también, tengamos tiempo para ello, sin restárselo a los demás.

Categorías
Trading

El trading y la cantidad de capital

Desgraciadamente, para operar con garantías es necesario tener capital.

Operar divisas, índices o materias primas no es lo mismo que operar con acciones al contado.

Para comprar acciones sólo tienes que depositar la suma que estimes conveniente y listo, a esperar que suba la cotización. Mientras no vendas no pierdes.

Pero las divisas o materias primas, por ejemplo, ya es otro cantar. No puedes depositar el dinero y hacer lo mismo que con las acciones. Si lo haces así, o sea, si empleas todo el capital disponible corres la mala suerte de quedarte sin nada, ya no digo en horas sino en minutos.

Es por ello que para «tradearlas» necesitas establecer un porcentaje de pérdidas para cada operación.

Es decir, si dispones de 10.000€ y arriesgas el 0,5% por operación, entonces sabes que tu stop está en los 50€.

Si, es cierto, puedes arriesgar el 5% en vez del 0,5%, o sea, 500€, pero la experiencia me dice que no va a ser muy buena idea.

Con 20 operaciones negativas estás «out»

Te parecerá muy difícil fallar 20 operaciones seguidas, pero no te lo creas, es bastante frecuente. Y si no te quedas sin capital tras las 20 operaciones, porque has cosechado alguna ganancia, pues te quedarás a las 30.

Por lo tanto, necesitas capital para operar con garantías. Y no sólo con las garantías de no perder tu capital rápidamente sino porque si operas muy justo de dinero tendrás que situar los stops muy cerca del punto de entrada, y esto, como comprenderás, es mortal de necesidad.

Fijémonos en el siguiente gráfico semanal del EURUSD

La cotización vigente en el gráfico está en 1,1003.

Si queremos entrar al alza y deseamos situar nuestro stoploss en 1,0839, bastante cerca por cierto para ser un gráfico semanal, queriendo entrar con 1 lote, esto supondrá arriesgar la cifra de 1.685€.

O sea, con que salte el stop habremos perdido esa cantidad.

Además, es fácil calcular que si arriesgamos el 0,5 % de nuestro capital total, estaremos hablando de un capital inicial de 337.000€, para esta operación.

Entonces se nos plantean 3 opciones para operar con garantías sin perder todo nuestro capital en unas cuantas operaciones:

  1. Tener el capital suficiente.
    Y si no lo tenemos…
  2. Bajarnos a un espacio temporal o time frame más bajo (corriendo el peligro de que los movimientos en zigzag, mucho más bruscos cuando menor es, nos expulsen del mercado una y otra vez).
  3. Operar con fracciones del lote. El mínimo está en 0,01

Así que ya sabemos, una vez establecida la cantidad de dinero que nos podemos permitir perder por operación, según el capital total que dispongamos, esto determinará en que Time Frame podremos operar y a que distancia máxima podremos poner el stoploss.

Así que, lo dicho, a menor capital mayor probabilidad de fracaso por no poder recurrir a la estrategia adecuada.

Y resumiendo. Habrá que hilar muy muy fino para operar con éxito partiendo de un capital total pequeño.

Categorías
Trading

Las prisas por abrir posiciones

Los traders necesitamos estar dentro del mercado para sentirnos ¿útiles?.

No se si es esta la palabra, pero sí necesitamos acción, y tan pronto vemos una posible ocasión «cargamos» y entramos.

Hasta aquí bien, y hasta seguro que acertamos con la entrada.

El problema viene cuando aproximamos en demasía el stoploss al punto de entrada.

No dejamos espacio para que el precio «respire» y cualquier pequeño retroceso de la cotización nos cierra la posición.

Para esto hay 2 posibles soluciones:

  1. Tener la paciencia necesaria para que el precio nos de un mejor nivel de entrada. Fuera prisas. Tenemos miedo de que la cotización se escape y entramos a cualquier precio. Paciencia, siempre hay un mejor punto de entrada.
  2. Situar el stoploss lo suficientemente alejado ya que la cotización nunca se mueve linealmente, sino que sus movimientos obedecen más bien a un zigzagueo en una dirección determinada.

Por lo tanto, no es buena idea aproximar mucho el stop para perder poco, si este salta, ya que una acumulación de pequeñas pérdidas desemboca en una grande.

Tampoco es bueno precipitarse. Cuando se ve una oportunidad, se espera el momento adecuado. El león cuando ve una presa no va a por ella sin más ni más…

Y por otro lado, ya que estamos, hacer trailing stop es una de las prácticas más perjudiciales para el buen devenir de una operación. Fuera miedo. Ya tenemos el stop situado. Ya sabemos lo que vamos a perder si este salta. Así que fuera la manía del trailing stop porque, de esta manera, nunca vas a ser capaz de «coger» una buena operación, de esas que nos ofrecen unas ganancias espectaculares.

Hay que operar seguro pero perdiéndole un poco el respeto al Mercado.

Categorías
Trading

¿Invertir en el mercado financiero o en las apuestas?

Hace unos días me hicieron una entrevista, para un medio de Londres, respecto a las semejanzas entre invertir en los mercados financieros o en las apuestas. Esta es la entrevista en cuestión:

  • ¿Cuál fue su primer artículo notable?
    He escrito cerca de 1.000 artículos de trading en bolsaydinero.com. No sabría decir cuál fue el primero con mayor notoriedad. De hecho, creo que cada uno de ellos aporta algo fruto de lo que es una evolución en una disciplina como esta. Así que entonces, podría decir entonces que el primero: “Las etapas del trader hacia la consistencia”, pero he escrito otros muchos artículos de los cuales estoy bastante orgulloso porque aclaran muchos aspectos del trading sufridos en primera persona, sobre todo aquellos que mencionan la gestión del dinero y las emociones, que al fin y al cabo son los que cuyo dominio te llevan a ser consistente en las ganancias, tanto en los mercados financieros como en las apuestas.
    En el trading, al igual que en las apuestas, la mala gestión del dinero (apostar por encima de lo que puede soportar tu cuenta) o involucrar las emociones, te llevan a perder la totalidad de tu dinero.
    Tienes que tener un carácter muy especial, frío, a prueba de golpes (porque un día te crees Dios y otro no vales para nada) y sobre todo independiente  y solitario (que nada ni nadie pueda influir en tus decisiones).
  • ¿Cuál es el grupo de edad que más invierte en el mercado financiero?
    Creo que hay inversores de todas las edades, lo que cambia es el perfil. Las vacas sagradas, que llevan mucho tiempo en esto y luego, los jóvenes, que entran con mucha fuerza (son los que más varapalos llevan y los que más pronto son expulsados del mercado), además que tienden a querer ganar dinero rápido. A algunos les funciona (la suerte del principiante) y se enganchan definitivamente. Su principal error es lo dicho, querer ganar dinero muy rápido cuando este se forja en la paciencia.
    En todos los oficios sucede. Necesitas una preparación previa, una experiencia que te vaya dando, poco a poco, bagaje para convertirte en un experto.
    Quizá sea esto lo que menos entienden. Se pasan muchos años de su vida estudiando antes de ingresar en el mercado laboral y quieren ganar dinero, de la noche a la mañana (tras haber leído un par de libros) en un mundo frenético, imprevisible y camaleónico como son los mercados financieros.
  • ¿Cree que puede haber alguna semejanza entre los mercados financieros y la industria del juego? ¿Cuál?
    Sí, hay bastantes.Una de ellas es que tanto en los mercados financieros como en el juego acabas descubriendo cómo es tu verdadero carácter.
    Las emociones están a flor de piel cuando operas o juegas con dinero real. De hecho, hay muchísimos traders que ganan dinero cuando operan en simulado, con dinero ficticio, pero no son capaces de hacerlo cuando operan con dinero de verdad. Esto nos dice por dónde van los tiros: aquel trader que es capaz de controlar sus emociones suele ser el vencedor. Lo mismo en el juego.
    Otra semejanza es que, tanto la operativa en los mercados como el juego,  se basa en probabilidades, no en certezas, y tu operas o apuestas según lo que crees que va a suceder tras hacer un análisis pormenorizado.
    Y así podríamos seguir…
  • Si usted tuviera que elegir entre invertir en el mercado financiero o en apuestas, ¿qué elegiría y por qué?
    Yo ya he elegido hace mucho: los mercados financieros. Es mi pasión. Claro que cuando empecé a operar no había ni móvil ni ordenador, ni mucho menos Internet. Los mercados me atrajeron por la adrenalina que te hacían soltar. La operativa intradía es brutal. Es como jugar una Champions todos los días. Ahora en la actualidad todo ha cambiado, y el sistema de apuestas de hoy en día creo que aporta también esa adrenalina, engancha mucho. Si empezase ahora quién sabe…
  • ¿Es posible crear un “plan” para invertir en bolsa? ¿Y  un plan de apuestas?
    Si claro, en ambos se puede crear un plan. Pero cuidado, hay variables que puedes controlar y otras que no. Como dije anteriormente, son disciplinas que se basan en las probabilidades, y aun encima, muchas de las veces fallan en tu contra. Hay que tener un sexto sentido que te va dando la experiencia, una  acumulación de horas…
    Por lo tanto, y volviendo a las variables que puedes controlar, una de ellas es la gestión del dinero. Al principio, mientras estás aprendiendo, tienes que controlar mucho el tamaño de la apuesta, porque si no te quedarás rápidamente sin la materia prima que necesitas para ese aprendizaje, el dinero.
    Entonces el plan estará limitado, principalmente, al tamaño de la apuesta y al número de mercados. No por más abarcar las ganancias van a ser mayores. Tienes que especializarte, es fundamental. Ser experto en un campo, tanto dentro de los mercados financieros como dentro del mundo de las apuestas.
    Pero “la piedra filosofal” o “el santo grial” no existe. Y con lo sencillo que es de entender, muy pocos lo hacen. Es lógico pensar que si hubiese un plan infalible cabría la posibilidad de que todo el mundo ganase, y esto no es viable para nada.
  • ¿Para qué perfil de persona cree que es más rentable apostar en un casino y para qué tipo de persona es más beneficioso entrar en el mercado financiero?
    Para ambos, aquella que es capaz de mantenerse en calma mientras la tormenta gira a su alrededor.
  • ¿Cree que existen más inversores o inversoras? ¿A qué puede deberse esto?
    Inversores. Creo que los hombres, en general, tienen más afición por el riesgo y por eso se involucran mayormente en este mundo de los mercados y de las apuestas. Sin embargo, creo que las mujeres, frecuentemente, menos dadas al riesgo, lo harían mucho mejor, por esa capacidad que tienen de medir o intuir el peligro, de ir a lo seguro y no precipitarse.
  • Según las estadísticas, las personas que más apuestan son hombres entre 25 y 34 años y mayores de 65 años. Estos son dos grupos de edades muy diferentes. ¿A qué cree que se debe esto?
    Personalmente, porque creo que son dos grupos de edades que no están en el mercado laboral plenamente, y para lo dicho anteriormente, analizar los mercados o el mundo de las apuestas con garantía, y trazar un plan tratando de “controlar” la mayor parte de variables posibles, necesitas casi dedicación a jornada completa, si quieres vivir de ello.
  • Las estadísticas también muestran que las personas que más apuestan son aquellas que tienen un nivel escolar de licenciatura o posgrado. ¿Cuál cree que es la razón?
    Pues este punto ya no lo tengo tan claro. Quizá porque tienen más medios o mayor acceso a las tecnologías y cierta cultura como para creer que pueden dominar el juego…
    Respecto a esto hay una anécdota curiosa:
    El fondo LTC reunió, allá por los años 90, a varios expertos en Matemáticas y Premios Nobel, para gestionar dicho fondo. Se supone que tales mentes privilegiadas serían capaces de vencer al mercado. Sin embargo, no fue así y, finalmente, dicho fondo, tuvo que ser rescatado por la Reserva Federal.
    Así que no es este un mundo para los más inteligentes, ni en los mercados ni en las apuestas, sino para los que saben jugar sus cartas.

Categorías
Trading

¿Operas a discreción o en base a cierto tipo de señales?

El trader debería familiarizarse y operar con ciertas señales puntuales en el mercado (aquellas que por historial más rédito le ofrecen), dejando pasar el resto.

Es imposible capturar con éxito todos los movimientos, por lo que es vital esperar el tiempo que haga falta, sólo por aquellos que tienen más probabilidades.

Hay muchos mercados en los que operar. Con esto quiero decir que puede ser tedioso para un trader activo limitarse a que aparezca la señal de entrada que espera, en un sólo mercado. Podemos abarcar muchos activos a la vez hoy en día.

También podemos definir un tipo de entrada en concreto por mercado dependiendo si operamos por análisis técnico o macro, o también por tipo de mercado (ciertos mercados obedecen mejor a unas señales que a otras).

Pero lo que hay que tener muy claro es que hay que obviar el resto de entradas que no tienen nada que ver con la que esperamos, puesto que en un porcentaje altísimo serán entradas fallidas.

Por supuesto que será muy difícil renunciar a ellas pero es que ahí está el quiz de la cuestión, la fortaleza mental como punto de apoyo.

Es ahí donde reside «el secreto» entre un trader ganador y otro perdedor. En saber resistirse a la tentación , el saber decirle al Mercado que NO, que no es eso lo que esperas.

El trader debe entender que tratar de atrapar el resto de entradas que nada tienen que ver con la suya es fracaso seguro.

Paciencia y sangre fría.

Categorías
Trading

Una de las mejores zonas de entrada para los alcistas

El retroceso de la cotización hasta un punto anterior de soporte, dentro de una tendencia alcista, nos ofrece una de las mejores ocasiones para reincorporarnos a dicha tendencia.

Categorías
Trading

Rutina diaria

Somos animales de costumbres, de rutinas.

Efectivamente, nuestro cuerpo-mente funciona mucho mejor si lo acostumbramos a seguir una rutina diaria. Es mucho más efectivo, competitivo.

Y efectividad y competitividad son dos aspectos que van unidos al trader.

Esta es, por tanto, mi rutina diaria:

  • Programar el día. Es vital para organizar el tiempo disponible. Muy a tener en cuenta: casi todo nos llevará más tiempo hacerlo de lo que prevemos.
  • Calcular el número de tareas según el tiempo disponible. Teniendo en cuenta lo anterior, programar un número de tareas mayor de lo que podemos hacer tendrá como resultado que no las haremos tan bien como debemos y, peor aun, el stress irá en aumento. Es mejor dejar un tiempo prudencial de descanso entre una y otra.
  • Ducha caliente-fría. Nada mejor para empezar el día relajado. Nota: los días que salgo a correr me ducho tras la carrera. No es bueno ducharse en demasía, eliminamos el manto ácido de la piel y esto puede acarrear problemas.
  • Me lavo los dientes antes de desayunar. Puede sonar a risa pero me da un gran frescor y una agradable sensación. Sólo los lavo con pasta en este momento, luego sin ella tras cada comida. Nota: utilizo la aplicación Yuka, tanto para mi alimentación como para los cosméticos. Nos meten mucha porquería en el cuerpo.
  • Desayuno completo. Hay que meterle energía al cuerpo, y de la sana. Hidratos de carbono, leche y fruta. Me mantienen sin probar bocado de 9:00 a 14:30
  • Lectura de noticias relacionadas con los mercados. Paso buena parte de mi tiempo de trading leyendo y buscando pistas para abrir o cerrar posiciones (luego las cotejo con los gráficos correspondientes). No practico el day-trading. Tengo que reconocer que, hoy en día, es la estrategia que mejor me funciona.
  • Descansos cortos. Tomo pequeños descansos cada x tiempo de trabajo. Me permite retornar con energía renovada y aguanto más tiempo haciendo lo que tengo que hacer cansándome menos.
  • Comida. No suelo comer entre horas, aunque ahora estoy probando la «estrategia» de no dejar el cuerpo sin comida más de 4 horas para ver si de esta forma puedo mantener mejor la concentración y la energía constante. Además, no suelo llenar el estómago más del 70% de su capacidad. Me produce somnolencia, bajo rendimiento y pesadez. Comida sana, fruta, yogur y agua.
  • La tarde la dedico a otras tareas, a echarle un vistazo a cómo están acabando el día los mercados, la familia, amigos, etc. Vamos, que desconecto.
  • Cena ligera. Frecuentemente ensalada y leche. Si «cargo» el estómago no duermo y luego lo acuso al día siguiente.
  • Estiramientos. Lo siento, pero el placer que me produce el estiramiento de los músculos agarrotados es espectacular. Suelo utilizar la APP de esta página. De utilizar el ordenador, conducir, el móvil, etc. se me acortan los músculos del pecho, brazos y dedos, así como la parte superior de la espalda. Y las piernas de estar sentado. Bueno, que estiro un poco de todo, jajaja. Lo cierto es que me permite dormir de maravilla.
  • Meditación. Pensar ocupa cierta parte de mi rutina. Menos de lo que me gustaría pero cada vez más. La mente es nuestro punto fuerte, con las distracciones que hay hoy en día pocos la usan. Es nuestra ventaja. Así como hacemos ejercicio para tener el cuerpo tonificado, la meditación tiene el mismo efecto para la mente. Te libera, ordena tus pensamientos, busca atajos para lo que tienes entre manos y te da nuevas ideas y soluciones. Mejor cuanto más silencio hay a tu alrededor.
  • Dormir. Estoy programado para dormir 7:15. Es cómo mejor funciona mi cuerpo. Si duermo menos ando atontado y si me paso de horas, más de lo mismo. El descanso es vital para rendir al 100%. No hay nada que recupere mejor al cuerpo y la mente.
  • Leer libros. Cuando tengo tiempo libre me instruyo «siguiendo la línea». Esto es leer relacionado con lo que tengo entre manos, con lo que quiero solucionar. Leer por leer no me conduce a nada. Nuestro tiempo es limitado y no podemos abarcarlo todo. Además te sales del camino trazado u objetivo, como le quieras llamar.
  • Cuidar las posturas. Tan importante o más que el ejercicio es cuidar las posturas cuando estás sentado, acostado, andando, corriendo, conduciendo, etc. Es más efectivo que ninguna otra cosa. Si no lo haces así acabarás teniendo desordenes musculares que influirán negativamente en tu esqueleto, con las consecuencias pertinentes.

Bueno, esta es mi tarea del día a día de lunes a viernes. Los fines de semana y festivos programo tareas en family. Viajes, rutas, actividades… Es bueno disfrutar de los tuyos. NO HAY MAÑANA, HAY HOY.

Y el hecho de programar las tareas es que me pierdo mucho si no lo hago, malgasto el tiempo, baja mi productividad y procrastino más de lo que deseo.

Pero bueno, como he dicho, esta es mi rutina y la que me funciona. Siempre sometiéndola a actualizaciones y mejorándola para mí y mis objetivos. Cada cual debe personalizar la suya según sus intereses.