Categorías
Trading

Catalizadores y cierre

Lo primero es acertar con la operación, o sea, que una vez la abras no acabe saltando el stop, y luego, mejor más pronto que tarde, esta comience a avanzar a tu favor.

Para ello, leer mucho: noticias, datos macro, decisiones de los Bancos Centrales, indicadores económicos, y luego confirmar las sospechas o el mensaje que has logrado intuir tras el análisis con el gráfico.

Luego, cualquier trader es capaz de aguantar la posición y ver como las ganancias crecen mientras los retrocesos sean mínimos.

El problema surge cuando ya estás ganando una cantidad importante y el retroceso es también importante, viendo que las ganancias ya son bastante menores respecto a las que llegaste a tener.

Ahí surge la duda entre esperar o cerrar, pero por lo general cierras lamentando no haberlo hecho antes. Claro que no son pocas las veces en las que tras cerrar, la cotización se vuelve a recuperar y supera las máximas ganancias latentes que tuviste en su momento.

Observando cualquier gráfico se puede ver claramente que una tendencia no sólo consta de avances sino también de retrocesos. Cerrar tras el primer retroceso no logrará equilibrar las pérdidas.

No es fácil acertar con la entrada o la salida, por eso hay que leer mucho acerca del escenario económico del momento, y de las previsiones. Una visión más generalista, con muchas opiniones de diversas fuentes, darán al cerebro lo necesario para procesarla y tomar una decisión de apertura y de cierre mucho más precisa que cerrando por intuición.

Categorías
Trading

Una confesión

Llegados ya a este punto, donde puedo decir que llevo un tiempo razonable operando en los mercados, voy a comentar lo que hasta ahora me ha funcionado mejor.

He probado de todo desde mis inicios, desde análisis técnico hasta fundamental, desde acciones hasta divisas. He hecho numerosas pruebas, backstestings, investigaciones, etc, etc, etc.

Y bien, mirando atrás y comprobando resultados históricos, aunque tengo que decir que ha sido todo un proceso y no se si aislando estas premisas actuarán por sí solas o si bien hay otros aspectos añadidos que no reconozco, lo cierto es que estas has sido las normas o actos, por así decirlo, que más beneficios me han reportado:

  • La operativa en divisas (Forex). Tengo que reconocer que mis mejores ganancias han venido de este mercado. No se, me resulta más fácil intuir los movimientos, quizá sea porque los bancos centrales ponen de su parte al decir de alguna manera lo que van a hacer… Tambien porque me permiten operar en ambas direcciones (corto o largo). También porque son las que ofrecen las ganancias más rápidas. Las acciones tardan bastante más con sus movimientos. Además, como sólo se operan al alza (hablo de compra de acciones al contado) en los momentos de crisis tienes que esperar años, primero a que bajen y luego a que se recuperen a base de incremento de beneficios de las empresas que cotizan, etc, o sea, demasiado lento para mí, demasiado lento para una vida. Necesito divertirme, no puedo estar sin hacer nada años y años. Es cierto que el value, ahora de moda, es interesante pero te tiene que gustar el análisis contable de las miles de empresas que hay por todo el mundo (algo bastante tedioso para mí) para luego, después de tantos años de apostar por un valor que no te de los resultados que esperabas. Años perdidos. Además, muy pocos o casi ninguno son los que superan la rentabilidad que ofrece el mercado año tras año. Vamos, comparando trabajo vs beneficio, claramente descartada esta opción. Quién sabe si algún día… De hecho lo he intentado mínimamente hace poco pero me he vuelto atrás al recordar el dicho «si algo funciona, no lo cambies».
  • Mantener mis reglas lo más simples posible. Cada cierto tiempo hago una «limpieza». Ya sabemos que a medida que avanzamos en las investigaciones, en nuestro trabajo, etc, vamos acumulando más y más «cosas, apuntes…» que lo único que hacen es ocupar y no aportan nada. Por lo que cada cierto tiempo, hago una limpieza y elimino aquello que no me aporta nada. Simplificar, hacerlo todo minimalista. Este es el ideal a perseguir. El famoso 20/80 de Pareto donde el 20 % de lo que haces aporta el 80% de los resultados. No hay que buscar donde no hay, ni sacrificarse sin más ni más. La mayoría de las veces, lo más fácil, lo evidente, es lo que mejor funciona.
  • El flujo del dinero. Algún día lo explicaré en detalle. Quizá en algún curso que tengo planeado en el futuro. He intentado por activa y por pasiva adivinar el futuro de los mercados por medio del análisis técnico. No lo he conseguido al nivel que yo quería, y ahora simplemente lo utilizo como apoyo a unas fuerzas mucho más poderosas que son realmente las que en realidad mueven los mercados y permiten concretar con bastante más precisión donde está el inicio y final de una tendencia. No digo que sea infalible pero tengo que reconocer, que de lejos, ha sido lo que mayor rentabilidad me a ofrecido. Repito, el flujo del dinero o lo que yo llamo «Efecto Discoteca»: identificación de los factores que dirigen el dinero de un mercado a otro. Esencial.
  • Y, en cuanto a herramientas técnicas, 2 imbatibles: mantener el stoploss lo más alejado posible y mantener la «apuesta» muy baja, no arriesgando nunca más del 0,5% del capital total (hablo de la operativa en divisas). Últimamente opero con CFDs.

Categorías
Trading

La duración de la tendencia

Con un gráfico en la mano y siendo realistas, ¿Cuánto dura una tendencia primaria en el tiempo?.

Observando el gráfico de cualquier mercado es fácil definirlo. Algunas duran meses, incluso años.

Entonces, ¿por qué ese afán de estar entrando y saliendo a cada momento?

¿Alguien se ha parado a sumar el gasto en comisiones que genera su operativa?

Pues si no lo ha hecho bien podría hacerlo en primer lugar en vez de hacer cualquier otra cosa.

Las tendencias son lo que son, no se originan de la noche a la mañana. Cada mercado tiene una, incluso hay mercados que se copian. No esperes 10 tendencias primarias en un mes. Gracias si te encuentras una.

S&P500 – mensual
Petróleo brent – mensual

Pero es que no necesitas nada más. Localizar la tendencia – entrar – dejar correr – salir. (Puedes añadir más posiciones sobre beneficios mientras estos corren a tu favor, eso sí, ¿pero qué más quieres extraerle al mercado?)

Más simple de hacer no puede ser. Claro que lo complicado es localizar esa tendencia.

Creo que Warrent Buffet lee/analiza más de 5 horas al día empresas. Una jornada laboral suele tener 8 horas diárias. Pues la operativa en los mercados necesita más de lo mismo: dedicación.

Y una vez que esa dedicación deja un rastro de acumulación de horas, la experiencia es mayor y más fácil resulta también localizar las oportunidades.

Sí, hay que dedicarle horas al análisis como también lo haces para comprar un coche, planificar un viaje… Pues operar correctamente en los mercados también requiere de su tiempo. No es observar un gráfico, o leer una recomendación y hala, a comprar…

Dedicación. Es cierto, cuantas más horas mayores y mejores los resultados, supuestamente.

Pero hay algo más que la acumulación de horas sobre un mismo tema para lograr la especialización. Esa acumulación de horas conlleva la eliminación al máximo del resto de tareas y actividades.

Pero ya no para conseguir más horas para lo que nos proponemos sino para lograr el estado mental necesario.

Cuantas más actividades hagas en más sitios tendrás la mente, cuando lo que tienes que hacer es centrarte úncamente en tu objetivo.

¿Por qué creeis que los traders que más éxito tienen son aquellos que más se aislan del mundo?.
Cuanto mayor sea el número de tareas, mayor distracción de la mente, y esto es mortal de necesidad para el trading.

Es duro sí, por eso es necesario que lo vivas como algo que te gusta mucho, como algo prioritario, sino es imposible de lograr.

El trading requiere un gran sacrificio y este es el aislamiento, eliminar al máximo todo aquello que no tiene que ver con los mercados.

Sólo tenéis que consultar el perfil de los mejores en cualquier campo. Dedicación total las 24 horas del día.

El ejemplo más cercano para todos son los deportistas de élite: contemplar su rutina diaria a lo largo de los años de su vida profesional y lo entenderéis.