Categorías
De ruta

Mérida

Categorías
De ruta

Córdoba

Categorías
De ruta

Sevilla

Categorías
De ruta

Salamanca

Categorías
Trading

Cómo gestionar la presión


Trabajar bajo presión, en la actualidad, es algo a lo que nos tenemos que enfrentar día a día. El tema es cómo y hasta donde somos capaces de aguantarla, porque hay presiones y presiones.

El número de tareas influye en el nivel de stress. A mayor número mayor nivel y viceversa.

Cuidado, no se trata de eliminar las tareas totalmente sino conseguiríamos el efecto contrario (el aburrimiento) sino abordar aquellas que nos permitan desarrollar nuestro día a día en calma, sin prisas y con la máxima eficiencia.

Tratar de hacer más, por lo general, suele suponer lograr menos, lo cual también ayuda a incrementar el nivel de tensión, extremo que suele acabar en desahogos más o menos explosivos y sensación de desasosiego y mal estar.

Por lo tanto, actividad principal y secundarias, tratando de automatizar o delegar estas últimas.

Si esa actividad principal va a ser el trading, pues mal vamos. El trading es un generador de stress y tensiones de todo tipo por excelencia. Por lo tanto:

Pautas para mitigar el stress en el trading:

Gestión del dinero y del riesgo.
Esto es:

– Arriesgar un pequeño porcentaje de la cuenta por operación. (Si no eres capaz de dormir por las noches con una posición abierta, mal vamos).
– Saber de antemano cuanto dinero vamos a perder si salta el stop.
– Por supuesto, poner un stoploss en cada operación abierta…y respetarlo.
– No tratar de hacer muchas operaciones. (Personalmente suelo ir de una en una a no ser que vea una ocasión irrenunciable en otro mercado).
– Operar en Time Frames amplios, (4 horas o diarios), para no tener que estar observando continuamente la posición.
– Evitar consultar continuamente, a través del medio que sea (redes sociales por ej.), datos y noticias. (Esto es lo más estresante que existe, lo más inútil, lo que más hará que rompas tus reglas y, a lo que vamos, lo que más tensión/presión generará). El trading es simple: Observar el mercado – abrir una posición y gestionarla siguiendo nuestras reglas – cerrarla).
– Sólo tener en pantalla aquellos mercados en los que vamos a tratar de operar (no más de 10, incluso diría que no más de 5).

Pautas para mitigar el stress en el día a día:

  • Sólo empezar tareas que sabemos que vamos a acabar en el tiempo que tengamos disponible. Si no es así dividirla en partes. (Genera mucha tensión dejar una tarea sin acabar. No desconectas durante todo el tiempo que pase hasta que vuelves a ella).
  • Salir a tiempo para todo. No ha nada más agobiante que andar siempre con el tiempo justo ni nada más tranquilizante que saber que vas a llegar con tiempo suficiente.
  • Entregarse a la tarea principal por la mañana temprano, que es cuando tienes más energía y más «luces» y el silencio hace que la desempeñes mucho más rápido y con mayor calidad. Las secundarias dejarlas para más tarde. (Personalmente siempre tuve el problema de hacer las secundarias primero para luego abordar con tranquilidad la principal. Cuando por fin iba a por ella, ya no tenía ni ganas ni tiempo).
  • Resolver siempre, siempre, siempre, aquel asunto que mayor tensión/preocupación te esté generando. (Cuando lo tienes solucionado, la sensación de libertad, de alivio, es increíble. No solucionarlo o pos-ponerlo puede incluso generar brotes de depresión). Hay cosas que no apetece hacer. Es bueno coger un día o dos y sacárselas de delante para nuestra tranquilidad y para poder dedicarnos plenamente a la tarea que nos llena. Prioriza mucho. Piensa y prioriza.
  • Eliminar, delegar o automatizar todo aquello que nos resulte tedioso o improductivo. Las pequeñas cosas, a lo largo del día, suman muchos minutos de dedicación inútil o improductiva. Y hay cientos de esas cosas. Fuera con ellas.
  • ¿Antisocial?. Cada uno debe saber lo que quiere y como es. Personalmente soy bastante independiente, me gusta la soledad, me siento libre y evito problemas. Sí, por lo general, relacionarme con los demás suele hacerme perder mucho tiempo, además de traerme quebraderos de cabeza, favores, hacer cosas que no te apetecen, etc… Si aun así eres bastante social, por lo menos rodéate de gente positiva que te haga sentir bien, reírte, que te aporte algo, que comparta tus aficiones y no de esa que está todo el día protestando, criticando todo lo que se menea, y de mal humor o con gritos. Elimina la gente negativa, sea quien sea.
  • Piensa a largo plazo. A corto plazo, sucede pasar como en el trading, hay más ruido. Elimina ese ruido abriendo el horizonte. La gente, por lo general, no tiene vistas más allá de una semana. Ha habido momentos extremos en mi vida donde he tenido que recurrir a cosas tan extrañas (pero que te relajan y tranquilizan muchísimo) como  pensar que no vas a estar en este mundo para siempre, pensar en gente que ya se ha ido (familiar o no (famosa por ejemplo)) que les has visto sufrir, desesperarse, correr, esforzarse, estresarse…al fin para nada porque ahora ya no están y todo sigue su curso. Esto me hace, en situaciones extremas, aislarme del problema y tranquilizarse, así como pensar que pasados los años, nada de lo que te preocupa ahora, importará.
  • «En 100 años todos calvos». Nada de lo que hagas ahora tendrá transcendencia dentro de 100 años, ni para ti, ni para los que te rodean. Los problemas serán otros y para otros.
  • Dejar pasar el tiempo. Una de las mejores técnicas es esta. Encerrarse en uno mismo, no reaccionar ante nada, ni nadie… y dejar que todo vuelva a su curso. No puedes arreglar el mundo. Evitarás muchos malos ratos, y cuando mires atrás sabrás que es cierto.
  • Elimina todo aquello que te haga sentir mal.
  • Y por supuesto, decir NO cuando realmente lo piensas. La palabra NO sólo tiene 2 letras, pero es muy efectiva y te librará de muchísimos quebraderos de cabeza y dará prioridad a tu vida, a lo que realmente quieres para ti.
  • Simplifícalo todo al máximo. Multiplicar tus pertenencias, por ejemplo, multiplicará también tu malestar: problemas con los inquilinos, derramas, papeleos, reuniones…Haz tu vida más simple y placentera. Tener más disminuye la calidad de vida. Se minimalista.
  • Establece una rutina diaria. Lo agradecerá tu salud física y mental.
  • Y por último: los 2 mejores remedios cuerpo-mente: descansar y  hacer deporte.

Categorías
Trading

Lo breve dos veces bueno


Los mercados se mueven en tendencias a corto, medio o largo plazo.

Formas de actuar del trader (equivocadas, por supuesto):

  • Tratar de «coger» un giro de mercado, o sea, el comienzo de una tendencia, sea esta alcista o bajista. (El sistema que más operaciones negativas arroja).
  • Tratar de ganar un sueldo diario «robándole» al mercado un pequeño importe cada día. (El sistema más exigente y  que más presión ejerce sobre el trader).

Nadie, o muy pocos, se paran a intentar «recoger» el dinero que existe entre el comienzo y final de una tendencia.

Son tan avariciosos que quieren ganar hasta el último euro justo desde donde la tendencia empieza  hasta justo donde la tendencia acaba. (Nada más improductivo y por añadidura,  desmoralizante).

Sin embargo, operar un mercado con éxito es relativamente sencillo. Tanto, que pasa totalmente desapercibido para el operador.

La disparidad de Time Frames, activos, capitales… no hacen sino confundirlo más y , lo peor, esa manía de tratar de «atrapar» al mercado. Condición esta muy humana la de concretarlo todo.

No funciona en los mercados financieros.

Es por ello que el trader valora aquello que es difícil, que es complejo, cuanto más mejor. Lo simple es demasiado simple para ser bueno. Otro error más.

Sin embargo, al igual que un electrodoméstico, auto, etc… cuantos más extras, más posibilidades de que algo falle.

Categorías
Trading

Ventaja comparativa


Cuando estudiaba Bachiller elegí Ciencias Puras porque me gustaba más que Letras. Años más tarde me di cuenta que se me daban mejor las Letras pese a gustarme menos.

El modelo de la ventaja comparativa demuestra que los países tienden a especializarse en la producción y exportación de aquellos bienes que le resultan más eficientes.

El trader debe esforzarse en buscar fortalezas operativas, sean de su agrado o no:

  • Puede que le guste operar en gráficos semanales pero que se le den mejor los diarios.
  • Puede que se sienta cómodo operando con un % de riesgo del 0,5% del capital pero quizá le de mayor resultado arriesgar el 1%.
  • Puede que le encante leer las noticias para tomar sus decisiones de entrada y salida del mercado pero quizá saque mayor rendimiento operando desde los gráficos aunque le resulten más aburridos.

…y mil y un aspectos más que conforman un sistema de trading.

Historial de operaciones, back-testings, tablas de observación, etc. sí son buenas herramientas para determinar el rendimiento y fortalezas de cada uno de los aspectos del trading que queramos configurar.

Es un trabajo de muchísimas horas, días, semanas… Luego vendrá el marco psicológico, ese que determina la capacidad del trader para seguir sus reglas, y que realmente diferencia quién va a ganar dinero en los mercados y quién no.

No es lo mismo operar por impulsos que tener unas reglas que seguir, y por supuesto (lo más importante) para mejorar.

Si tienes unos parámetros los podrás perfeccionar y adaptar a tu forma de operar. Te llevará tiempo, claro, pero será el sistema más fiable que puedas encontrar.

Y encima será válido porque no estarás buscando el «Santo Grial» ya que no será un sistema universal que todo el mundo pueda operar satisfactoriamente con él sino que estará únicamente adaptado a la forma de operar de cada trader, partiendo de que cada uno de nosotros somos diferentes con nuestras propias particularidades.

Así que si aun operas por consejos, impulsos o tras cualquier señal que ves en el gráfico, estás perdiendo tu tiempo y dinero. Es hora de comenzar a trazar lo que será un primer boceto de tu sistema de trading y hacerlo crecer progresivamente al calor de tus resultados.

Verás como mejora tu potencial, tu autoestima, las cosas comienzan a tener sentido, desarrollarás una disciplina profesional y… tras todo esto…empezarás ver más beneficios que pérdidas.

¿A qué ahora le encuentras significado a la frase de Kostolany?:

«Cuando, pese a todo, se gana dinero en la bolsa, es el salario del dolor, primero llega el sufrimiento y después el dinero»

Categorías
Trading

Configura tus reglas… pero respétalas


El trading es un periplo con muchos caminos abiertos, y son tan indefinibles que es imposible abarcarlos todos tengas las vidas que tengas.

Una y otra vez, los traders se dan de bruces, desaparecen, y pronto llega otra nueva remesa a sustituir a los primeros. Así en un ciclo continuo.

Más todo se simplifica con el tiempo, todo se va reduciendo a la mínima expresión. Tu técnica, tu señal de entrada, de salida… pero claro, el trading no es un sistema cerrado, no es una caja cerrada a la que se le pueda poner una atadura y listo.

Los mercados, aunque sólo avancen o retrocedan, tienen «vida propia» y siempre se las arreglan para sorprender al más tenaz de los operadores aprovechando sus debilidades, que siempre acaban apareciendo.

El mercado no falla, nosotros sí. No tenemos el pulso suficiente para operar, «incluso», bajo nuestras propias reglas, y menos durante toda nuestra vida como traders.

El fallo está en querer ir siempre más allá.

Está bien querer perfeccionar nuestras herramientas pero el error está en querer buscar el sistema perfecto.

Como humanos que somos, y por nuestra condición, buscamos siempre tenerlo todo bien atado, y es en este punto donde, como insinué con anterioridad, el mercado nos atrapa.

Él tiene paciencia, nosotros no. Somos débiles y avariciosos.

Débiles por no ser capaces de seguir nuestras reglas, avariciosos porque siempre queremos más.

Estas son las dos «enfermedades» para las que el trader debe buscar una vacuna si quiere algún día ganar dinero.

Quieres atrapar todos los movimientos, más no se puede. Tienes que esperar la ocasión que marca el plan. Tarda, pero siempre acaba apareciendo.

Es en ese estrecho margen donde tú si tienes ventaja sobre el mercado.

Ventaja la cual desaparece en el momento en que saltas tus normas y acechas a otra presa para la cual no estás entrenado. Y ahí ya estás indefenso, a merced del vaivén de la marea.

Todo trader, por tanto, tiene un sistema ganador que se hecha a perder justo en el mismo momento en que no cumple cada una de sus reglas.

En el momento que deja de cumplirlo, aunque sea sólo una vez, la psique entra en acción (el mercado es un experto en estas lides) y todo se desmorona, se pierde todo lo logrado hasta ese momento con tanto esfuerzo.

Sólo tu sistema te permite mantenerte frío y a salvo del oleaje.