Categorías
Trading

Sólo ganarás dinero mediante la gestión

Primeramente operaba intradía, tratando de «arrancarle» un sueldo al mercado. Tras un tiempo me di cuenta que ganaba más dinero cuanto menos operaba.

Es decir. Cuanto menos mantenía una operación abierta en el tiempo, cuanto más esfuerzo dedicaba a operar, menos ganaba.

Y cuanto más tiempo mantenía una operación abierta, más dinero ganaba con menos esfuerzo y menos comisiones.

La explicación era lógica. Los brokers nos han educado para operar intradía para generar comisiones para ellos. Cuanto más operes, más ganancias para su bolsillo. Negocio puro y duro.

Lo que al principio era un impedimento, a la hora de operar para pequeños capitales, al final resultó ser lo más accesible (microcuentas) pues resultaba ser lo más rentable. Miles de aspirantes a ricos conducidos al ritmo frenético del intradía invitándoles a perder su dinero en unas horas.

Del intradía pasé a Time Frames más grandes. Mi favorito: el semanal.

Pero claro, estoy de acuerdo que si sigues las normas que rigen una correcta gestión de capital, este Time Frame te puede limitar si no operas con un capital muy importante.

Indagando en esto y tratando de averiguar cómo la gran mayoría de los traders pudiesen aprovecharse de las grandes tendencias (las tendencias primarias) me di cuenta que no hacía falta un gran capital para operar correctamente.

Bastaba sólo con agarrar la tendencia. Y esto, claramente se puede hacer desde cualquier Time Frame.

¿Para que sirve entonces el capital?. Pues ni más ni menos que para operar con un stoploss alejado (protección contra barridos y retrocesos) y para arriesgar un porcentaje muy pequeño de tu capital total mientras incrementas el número de lotes. Esta es, sin duda, la piedra angular.

Pero luego, puedes coger una tendencia primaria desde cualquier Time Frame.

Otro punto en el que gasté muchísimo pero muchísimo cerebro 🙂 fue a la hora de seguir el mercado. Que si por medio de datos macro o noticias, que si por medio de gráficos, que si ambos, que si luego me decidía por uno, luego por otro, luego viceversa…. vamos fue un sin vivir.

Así que primeramente obvié los datos y las noticias. Es la manera más difícil de batir al mercado y la más tediosa. Tienes que devorar miles de datos, fuentes y demás, todos los días para luego no acertar ni una.

No va para nada con mi filosofía de trading. No quiero ser esclavo de nadie, y seguir al mercado de esta manera y operar intradía lo es.

Continuamos. Entonces me entregué por completo a los gráficos. La verdad es que la cosa cambia bastante. Más paz (no estoy hablando de los intradía por supuesto), más claridad mental, mayor simplificación…

Hasta que lo dicho al principio respecto a mis investigaciones: NO SE PUEDE PREDECIR AL MERCADO.

Y tratar de buscar la verdad a través de datos macro y noticias así como operar a través de los gráficos lo hace.

Entonces algo seguía fallando.

Si no puedes predecir al mercado, sino hay un sistema, técnica, figura o set up fiable al 100% ¿cuál es la única manera de hacerlo bien?.

Exactamente, operando o entrando al azar.

Recordemos la parábola de los monos y los dardos.

Este otro texto (en Inglés) da también pistas al respecto.

Las reglas:

  • Abrir una operación, bien al alza, bien a la baja en un mercado cualquiera, preferiblemente de divisas y preferiblemente dentro de las Mayors.
  • Arriesgar un pequeño porcentaje del capital total siendo consciente que te va a llevar varios intentos coger tendencia.
  • Dejar correr siendo consciente que un stop alejado reducirá el número de operaciones negativas.
  • Dicho stop cerrará las malas operaciones y si no se cierra sólo queda dejar correr las ganancias como cuando dejabas correr las pérdidas cuando en tus inicios operabas sin stops.
  • Luego viene el añadir más posiciones sobre beneficios y el cierre de la operación, pero estos no son temas de este artículo.

Por lo tanto, una vez comprendes que no le puedes ganar al mercado en su campo tratando de predecir sus movimientos pues siempre te anda esquivando, siempre inventa algo nuevo, siempre está cambiando su estrategia… entonces has superado la mayor parte de las etapas, el trading se vuelve simple, sólo resta saber si serás capaz de ser tan frío como te piden las reglas más arriba expuestas (hay que recordar que nuestra materia prima es el dinero y no es, por tanto, fácil mantenerse frío) y, por supuesto, darse cuanta que cuanto más sencillo más eficiente.

En el trading no vale querer tenerlo todo atado. Sólo puedes influir en lo que estás dispuesto a perder. Por eso, «la defensa es el mejor ataque»

Puedes probar estas reglas primeramente en simulado para que seas capaz de aplicarlas ya que en real te va a resultar extremadamente difícil y luego me cuentas.

«Lo díficil del buen trading no es la formulación de unas reglas eficaces sino el aplicarlas».

La gestión, por tanto, será el único mecanismo que te permitirá lograrlo manteniendo a raya tus perjudiciales sentimientos que fluyen al libre albedrío y son los mayores causantes de nuestras pérdidas a la hora de operar.

¿En que me baso para decir esto?

Pues en que «la cotización es sólo un número. Y a partir del mismo sólo tiene capacidad para avanzar o retroceder».

Esta última frase es la que te hará pensar, puesto que te hará comprender que los Time Frames no tienen sentido.

Calculas el % de riesgo para tu capital con su correspondiente stoploss alejado, entras en cualquier lugar y dejas que la operación se desarrolle.

Nota: ten en cuenta (de ahí la fortaleza mental que requiere la operativa en trading) que si buscas datos macro, lees noticias económicas o analizas gráficos, esto influirá a la hora de abrir una operación…y no es lo que perseguimos.

¿Serás capaz de abstraerte de todo lo que rodea al mercado?

Seguramente no sentirás la emoción pero tu cartera se sentirá muy aliviada.

Categorías
Trading

Dedicado a todos aquellos que no se atreven a dar el paso

En tu vida cotidiana existen muchas cosas, demasiadas diría yo, que te van apartando de lo que realmente es tu objetivo o de lo que realmente quieres/deseas hacer.

En su mayor parte suelen ser pequeñas tareas .

Pequeñas tareas o actos que te sustraen gran cantidad de tiempo en su conjunto y, por supuesto, energía.

Y como, no… LIBERTAD

La falta libertad, y no estoy hablando de estar encarcelado sino de tiempo para ti, es una de las mayores fuentes depresivas del ser humano.

No exagero si digo que gente que vive sola, que no se relaciona, hermitaños, yoguis, incluso vagabundos….son mucho más felices que la gran mayoría de gente de clases medias y de clases elevadas.

La sociedad de hoy en día demanda quehaceres para sus miembros que los apartan de la verdadera felicidad.

  • Que si tienes que estudiar inglés.
  • Que si tienes que ir al cumpleaños de los compañeros de tu hijo porque sino no irán al del tuyo.
  • Multitudes reunidas en una plaza donde se está celebrando cualquier tontería que si te parases a pensarlo bien no estarías en ese sitio ni borracho de vino pero que estás condicionado a hacerlo y vas porque va todo el mundo.

Podría decir mil cosas… pero cada uno sabe las suyas.

Sinceramente: ¿cuantas cosas haces al día que te gustaría no hacer?

¿Por qué las haces?

¿Qué supone, para bien o para mal, hacerlas o no hacerlas?

Identifica lo que te impide hacer lo que realmente deseas en cada momento.

¿Por qué motivo no lo solucionas?

¿Qué te lo impide?

¿Cuantos años tienes y cual crees que es tu esperanza de vida? Haz la resta.

¿A qué esperas para actuar?

¿A quién temes defraudar?

¿Estarás tu y esa/s personas que están esperando para juzgarte, aquí en La Tierra dentro de 100 años?

¿Con quién, realmente, quieres pasar el resto de tu vida?

¿Te importa el resto de la gente que no está en esa lista?

¿Qué te aporta?

¿Podrías prescindir de ella?

¿Serías así más feliz?

Los demás no pueden decirte qué es lo qué está bien o mal. Esto sólo lo debes decidir tu..

Eres único. Sólo tu sabes qué es lo que más te satisface hacer.

Aunque sea lo más simple del mundo.

Aunque al vecino o compañero no le guste.

Sinceramente, si quieres ser feliz la mayor parte de las horas del día, de todos los días… TENDRÁS QUE ELIMINAR MUCHAS COSAS DE TU VIDA.

Muchas que ahora te parecen imprescindibles (o te han inculcado eso), sólo que aun no te has parado a pensar qué es lo que te ofrecen, sólo que las haces porque algún día te han enseñado que tienes que hacerlas sin pararte a valorar lo que te aportan.

Sólo serás feliz haciendo lo que consideras que te agrada hacer.

O por lo menos, luchando o dando las pasos adecuados para lograr desempeñarlo algún día.

¿Y por qué me desahogo con todo esto?

Porque es la triste miseria de todos los traders que están comenzando.

Es la pared con la que se encontrarán todos los días.

Porque sólo eliminando la mayor parte de las cosas que tienen que hacer en su cotidianidad podrán dedicarse de pleno a lo que es su pasión.

Porque sólo siendo libres podrán trabajar todos los días en un trabajo que les encanta hacer.

Porque sólo así serán felices y no se sentirán nunca frustrados con su vida ,les vaya bien o no.

Sólo diciendo NO a muchas cosas y, sobre todo, a los demás, conseguirás la plenitud.

¿Te atreves?

Por si la respuesta es un NO.

¿Qué ganas?

¿Qué pierdes?

¿Eres un quedabien?, Pues que vida más triste tratar de agradar a los demás en vez de a ti mismo y a los que más quieres….

Categorías
Trading

Si quieres ganar dinero en el trading…sigue las reglas

  • Poner un stoploss cada vez que abres una operación.
  • No moverlo si la cotización avanza hacia él.
  • No arriesgar más de x porcentaje del total de la cuenta.
  • Utilizar figuras chartistas y no seguir datos macro.
  • No leer comentarios de otros analistas.
  • ……………..
  • …………….
  • …………….

Si has escrito unas reglas que componen tu sistema de trading y no las sigues cuando operas, ¿para que las escribes?.

¡Si escribes una reglas síguelas sino no las escribas!

Si has leído los puntos que he redactado anteriormente, a los que seguramente podrás haber añadido bastantes más, te habrás dado cuenta que si no ganas dinero en el trading no es porque tus reglas no funcionen sino porque no tienes la suficiente disciplina, fuerza mental… o como le quieras llamar, para seguirlas.

Así que no busques indicadores extraordinarios, medias móviles infalibles, optimización de sistemas, patrones y figuras chartistas…investiga primero cómo debes hacer, cómo te debes preparar para no saltar tu disciplina sino estarás avocado al fracaso aunque tengas ante ti las reglas del sistema del mejor trader del mundo.

Si, es algo realmente duro, muy duro. Cualquiera que haya operado bajo unas reglas sabrá de lo que estoy hablando. Y se dará cuenta que no ganará dinero rompiéndolas.

Es como el fumador que sabiendo que fumar perjudica su salud, sigue haciéndolo.

Por tanto estoy en la condición de decir que:

Las reglas para ejercitar un buen trading son sencillas, lo realmente duro (y lo que marca la diferencia entre ganar y perder) es seguirlas.

Hay que darse cuenta de una cosa:

Las reglas deben seguirse por una razón muy sencilla. Para saber lo qué es lo que funciona bien y qué es lo que tienes que modificar.

Si tienes las reglas pero no te riges por ellas mientras operas, si las modificas con la operación abierta, no avanzarás en absoluto.

Tienes que hacerlo tras cerrar la operación o una serie de ellas.

Al principio tienes muchas reglas, pero según vas operando comprobarás que unas funcionan mejor que otras. Son con las que te tienes que quedar. Siempre teniendo en cuenta que nunca encontrarás el Santo Grial pero que tampoco hace falta.

Esas reglas iniciales se convertirán en sólo unas pocas y estas pocas las irás perfeccionando aun más con el tiempo.

No hay nada peor que hacer borrón y cuenta nueva. Es mejor desarrollar en el tiempo las que tienes que empezar cada x período con otras nuevas.

Y así, poco a poco, te irás haciendo con un sistema robusto.

Y luego vendrá lo peor, desarrollar la capacidad mental para seguirlo sin variar sus reglas en el transcurso de la operación. Sin duda lo más complicado.

Pero lo dicho, las reglas te ayudan a saber (siempre que las apliques) si son buenas o tienes que modificarlas. Si no lo haces así y operas al libre albedrío nunca tendrás una base, operarás por sentimientos, un día de una manera y otro de otra y estarás dando tumbos hasta que lo dejes o pierdas todo tu dinero.

Y sobre todo, paciencia.

«Un trabajo de 10 días tiene la fuerza de un trabajo de 10 días. Un trabajo de 1.000 días tiene la fuerza de un trabajo de 1.000 días.»

Categorías
Trading

El banquero y el pescador, ¿donde está el límite?

Un banquero de inversión americano estaba en el muelle de un pequeño pueblo costero mexicano cuando un pequeño bote con un solo pescador atracó. Dentro del bote había varios atunes aleta amarilla. El americano elogio al mexicano por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo le había tomado pescarlos.

El mexicano respondió: “Sólo un poco de tiempo.”

Luego, el americano le preguntó ¿por qué no te quedas más tiempo para sacar más pescado?

El mexicano le dijo que él tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.

El americano luego preguntó, “pero, ¿qué haces con el resto de tu tiempo?”

El pescador mexicano dijo, “duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, tomo una siesta con mi señora, María, y paseo por el pueblo cada noche, donde tomo vino y toco la guitarra con mis amigos. Tengo una vida completa y ocupada.”

El americano le replicó. “Tengo una MBA en Harvard y te puedo ayudar”, dijo.” Deberías pasar más tiempo pescando, y con las ganancias comprar un bote más grande. Con los ingresos del bote más grande, podrías comprar varios botes y eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario, lo podrías vender directamente a un procesador, y eventualmente abrir tu propia procesadora. Puedes controlar la producción, el procesamiento y la distribución”, continuó. “Por supuesto que necesitas salir de este pequeño pueblo e ir a la ciudad de México, luego a Los Ángeles y finalmente a Nueva York, donde situaras tu empresa en expansión”.

El pescador mexicano preguntó: “Pero, ¿cuánto tiempo tarda todo eso?”

A lo que el americano respondió, “Oh, de 15 a 20 años más o menos.”

“¿Y luego?” preguntó el mexicano.

El americano se rió y dijo: “Esa es la mejor parte. Cuando llegue el momento, deberás anunciar una oferta pública de venta y vender las acciones de tu empresa al público para llegar a ser muy rico. ¡Podrías hacer millones!”

“Millones, ¿y luego qué?”

Responde el americano, “entonces podrías retirarte. Moverte a un pueblecito en la costa donde puedas dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, echar la siesta con tu mujer y dar un paseo hasta el pueblo por las noches, para beber vino y tocar la guitarra con tus amigos”.

Fuente: marcianosmx

Reflexión:

  1. ¿Donde está el límite?. Más riqueza pide más riqueza. La libertad financiera la establece uno mismo. Hay personas a las cuales les basta 1.500 € mensuales para ser independientes, económicamente hablando, y hay quien no tiene suficiente con 10.000.
  2. Todos los días postergamos algo para hacer en el retiro, cuando no sabemos si llegaremos (vive el presente), si tendremos fuerzas (vejez, enfermedad ) o si ya no esperarán para compartir su tiempo con nosotros (hijos, amigos, pareja…)

Tenemos que ser conscientes, desde ya, que la cuenta atrás comienza en el momento de nacer.

In Time