Categorías
De ruta

Ávila

Categorías
Trading

Observa tu historial y busca el ideal


Es importantísimo observar el historial de operaciones cada x tiempo.

Nos dice mucho de nuestra forma de operar. Nos dice donde fallamos, qué tenemos que corregir.

Y, sobre todo, nos indica hasta donde tenemos que dejar correr los beneficios para que nuestra cuenta dibuje una curva ascendente.

Es de todos sabido que el trader es capaz de aguantar las pérdidas «durante siglos» si hace falta con el ánimo de recuperarlas pero por alguna extraña razón, yo la llamo miedo a ganar, aguanta muy poco con la operación abierta si está en positivo.

Pues el historial marcará el mínimo necesario para aguantarla si queremos hacer creciente nuestra cuenta.

Es decir: Si arriesgas en cada operación el 0,5% y tienes una media de cinco operaciones negativas por cada una positiva entonces la multiplicación me da, 0,5% X 5 = 2,5%

2,5% de ganancias que tienes que obtener en la operación positiva para neutralizar las 5 negativas.

A partir de ahí toca dejar correr todo lo que se pueda para incrementar el capital, siempre teniendo en cuenta que no todas las operaciones positivas alcanzarán ese 2,5% de ganancias.

Y, por supuesto, teniendo mucho más en cuenta que la mayoría de los traders arriesgan mucho más que ese 0,5% expuesto por operación por lo que la capacidad de recuperación se dificulta, y mucho, según aumenta el porcentaje arriesgado.

Así que imaginemos el % que tiene que sacar un trader en una ganancia si arriesga el 2% en cada operación y suele tener una positiva (como Dios manda) por cada 7 negativas.

Una burrada.

Yo arriesgo el 0,3% por operación y aun me parece mucho.

¿De donde saco entonces las ganancias al arriesgar tan poco?

Lógicamente de dejar correr los beneficios y promediando a favor añadiendo nuevas posiciones a la inicial. También tengo que reconocer al respecto que últimamente abro con el máximo de posiciones posibles desde el principio y añado más sólo cuando las ganancias son significantes y no me importa arriesgar x capital de las mismas.

Y todo ello en el desarrollo de tendencias primarias, que tengo que reconocer, han sido las generadas por los bancos centrales las que mayores ganancias me han generado.

¿Quizá porque son más predecibles?

No lo se.

Pero la mejor manera, hablo para traders con poco capital, de hacer crecer una cuenta es lo dicho: arriesgar muy poco por operación, dejar correr, añadir nuevas posiciones (muy poco a poco), captar la atmósfera general del mercado sin caer en cortoplacismos, armarse de mucha paciencia para que se desarrolle el movimiento sin caer en la tentación de materializar las ganancias cuanto antes y hacer crecer la cuenta para llegar al estado ideal en la que arriesgando tan sólo un 0,3% del capital total por operación puedes cada vez operar con más lotes y generar mayores ganancias arriesgando lo mismo, o sea, lo mínimo.

Este es el ideal del trader.

Categorías
De ruta

Fragas do Eume, Monasterio de Caaveiro

Categorías
De ruta

Benidorm

Categorías
De ruta

Valencia

Categorías
Trading

Operar intradía no es tu negocio


Hablamos día tras día de la inutilidad de predecir los mercados. Sin embargo, hay cantidades ingentes de traders en todo el mundo operando intradía.

Hacer day-trading o scalping conlleva estar continuamente tratando de predecir el mercado, y no sólo la entrada sino nada menos que la salida, y aun encima tratar de acertar en todas las operaciones.

Ya no quiero ni hablar de los que hacen esto sin un sistema de gestión del capital.

«La Bolsa ya no es negocio para nadie, ni para los que intermedian ni para los que invertimos. Los corretajes o ingresos por intermediación cayeron a plomo hace años. Los agentes se devoraron entre sí.

Mi reputación era excelente. Algunos de mis amigos me envidiaban. En el ascensor, incluso me reverenciaban los más necios. Traje impoluto. Ni un kilo de grasa. Bien afeitado. Bien hidratado. Más de doce horas al día de trabajo. Muy bien pagado ¿Éxitos en las operaciones con mis clientes? Los mercados, ya sabes, son muy difíciles de entender, muy difíciles de aventurar. Es decir, resultados humildes cuando la Bolsa sube mucho y muy malos, cuando la Bolsa baja…»

Extraido de La carta de la bolsa

Bueno, más claro agua. Las agencias del bolsa, los brokers, los bancos, viven de las comisiones de los clientes que operan.

El intradia no es tu negocio, es el suyo, pero no operando, y eso que cuentan con la mejor información… y cuando las grandes entidades no se aventuran a operar…

Por lo tanto, el único camino posible es identificar una tendencia a largo, de esas que mantienen la dirección meses, incluso años, abrir posiciones a su favor, añadir nuevas posiciones según aumentan los beneficios y dejarlos correr.

Lo bueno de operar en una tendencia primaria: que te puedes incorporar a ella en cualquier momento. No necesitas averiguar el momento exacto de entrada ni de salida. El dinero se hace en el medio de la tendencia, no en los extremos.

Recordemos al especulador Jesse Livermore:

«Los hombres que se encuentran en la situación adecuada y que a la vez sean capaces de sentarse sin hacer nada, son muy escasos. Creo que es una de las cosas más difíciles de aprender. Pero un operador solo puede hacer dinero si es plenamente consciente de esto. 

La razón es que un hombre puede ver las cosas claras y directas y a pesar de ello tener dudas y volverse impaciente cuando el mercado tarda en hacer lo que él piensa que debe hacer. Esa es la razón por la que muchos hombres de Wall Street, que no son en absoluto tontos ni siquiera en tercer grado, siguen perdiendo dinero. 

No los derrota el mercado. Se derrotan ellos mismos porque a pesar de que tienen inteligencia no se saben sentar. El viejo pavo tenía mucha razón cuando hacía lo que hacía. No sólo tenía el coraje de sus convicciones, sino paciencia e inteligencia para sentarse.

Dejar de lado la oscilación principal y tratar de saltar hacia dentro y hacia fuera, me resultó fatal. Nadie puede registrar todas las fluctuaciones.

Una de las cosas más provechosas que uno puede aprender, es dejar de intentar alcanzar el último octavo, o el primero. Estas dos son las dos octavas más caras del mundo. Les han costado a los operadores de acciones suficientes millones como para construir una autopista a través del continente.

Extraido de Inbestia

Lo único que exige operar a medio/largo plazo es, a la hora de entrar, situar un stop-loss lo suficientemente alejado. Esto es porque aunque la tendencia primaria se pueda mantener intacta durante años hay retrocesos en la misma.

También mucha precaución, por lo dicho anteriormente, con subir el Break Even de manera inmediata y con utilizar el Trailing-Stop muy próximo.

Ambas costumbres pueden expulsar al trader antes de lo conveniente.

Categorías
De ruta

Rastro de Madrid

Categorías
Trading

Mi filosofía de trading


Los que nos acercamos a operar en los mercados, no nos engañemos, lo hacemos para obtener dinero de él. Luego unos lo podemos hacer por pura vocación y otros únicamente por el mero hecho de conseguir el bien material.

El trading requiere tanto esfuerzo mental y dineral que si no eres vocacional, el mercado pronto te va a eliminar.

Podría estar hablando o, más bien, escribiendo durante horas al respecto.

Verás, tu posible ganancia viene definida por la cantidad de capital inicial que tienes en la cuenta. Sí, a mayor capital mayor ganancia.

Pero mucho cuidado con la interpretación de esto último.

Tener más dinero no te garantiza que vayas a ganar de antemano. Estate seguro que si no eres capaz de generar dinero con poco capital va a suceder lo mismo con mucho.

Lo que sí te permite operar con un gran capital es minimizar el riesgo mientras maximizas el número de lotes o contratos con los que operas.

¿Tu sabes lo que es arriesgar sólo el 0,5% del capital total por operación, o incluso menos, y poder operar con un importante número de lotes?.

Pero para hacer esto hace falta una gran cantidad de dinero en la cuenta.

La situación se ha desvirtuado desde que los brokers se han centrado en captar los pequeños capitales logrando modificar la imagen correcta o, dicho de otra manera, han logrado hacer pensar de diferente forma a los participantes en el mercado menos acaudalados, la mayoría claro.

Como no disponen del suficiente capital para operar correctamente, se les ha puesto a su disposición microcuentas que pueden abrir desde 500€, y se les ha habilitado plataformas, la mayor parte de ellas gratuitas, para poder visualizar gráficos en Time Frames muy pequeños, sobre todo para que este tipo de trader efectúe el mayor número de operaciones posibles en el día.

Sabrás que los brokers viven de las comisiones…

Pues bien, la máxima aberración de ese producto se llama «scalping».

Y haciendo scalping eres carne de cañón.

Están actuando sobre ti dos fuerzas negativas:

  • Primeramente has caído en las redes de los brokers que disfrutan viendo a los traders haciendo scalping.
  • Y por otro has caído en las redes de un vendedor de humo que encima te suelta: «Que sigas mirando pantallas…indefinidamente» 🙂 No se si viste Poltergeist, pero ten cuidado con ello 🙂

Bueno, a lo que me quería referir al principio de este post, mi filosofía de trading.

Hacer scalping te va a ocupar la mayor parte de tu día a día. Todos hemos empezado operando en intradía y sabemos lo que esto significa, por mucho que te encante hacerlo.

NO es esta la vida que quieres, yo por lo menos. Sobre todo si tienes familia.

Entonces, de principio, te recomiendo que vayas subiendo el Time Frame en el cual operas hasta que, dependiendo del capital que tengas en tu cuenta, te sientas cómodo procurando no perder más del 0,5% de capital por operación.

Se que esto no te va a parecer suficiente porque arriesgar únicamente el 0,5% sólo te va a permitir abrir posiciones muy pequeñas y las ganancias irán en consonancia.

Pero lo más importante es hacer bien las cosas para luego continuar haciéndolas de la misma manera cuando tu capital sea más grande.

Y experimentar mucho por tu cuenta. Ensayo/error. No creas a nadie. Crea tu propio sistema de trading. No confíes tu dinero, aprende de tus errores, toma tus decisiones y se consecuente con ellas.

Hay muy poca lectura sobre el tema que sea aprovechable. Llegarás a un punto donde el camino esté sin hacer y no te quedará otra que «coger el machete y adentrarte en la selva».

Según vayas cogiendo experiencia te darás cuenta que harás más dinero abriendo una posición, protegiéndola con un stop gestionando tu pérdida máxima, y dejándola correr el tiempo que haga falta, que tratando inútilmente de arrancarle unos pocos euros al mercado durante cada día que esté abierto.

Cuando voy de viaje suelo dejar operaciones abiertas. Ahora duermo muy tranquilo, ya no sufro ese stress que tenía cuando operaba intradía que me llevaba a observar el transcurso de la operación incluso de madrugada.

Ahora se lo que voy a perder si la operación va mal. He asumido la pérdida de antemano por lo que sólo tengo que dejar que la cotización haga lo que buenamente quiera que por otro lado lo va a hacer igual.

Aun no tengo poder para mover el mercado y no veo el futuro así que, ¿qué más puedo hacer?, ¿qué más podemos hacer?

¿Entiendes ahora lo que es el trading para mí? LIBERTAD.

Un consejo muy grande que te doy: trata de eliminar todo aquello que pueda suponer posibles pérdidas.

Exactamente, no empieces lo casa por el tejado como todos hemos hecho en su tiempo (me incluyo). Empápate primero de todo aquello que lleve escrito «gestión del riesgo o capital», lo cual te permitirá no perder todo tu capital durante el período de aprendizaje. Luego ya sí podrás centrarte en las ganancias.

Categorías
Trading

In heaven


Si hay algo que realmente me ha ayudado a la hora de desarrollar mi operativa en los mercados ha sido mi marcado carácter solitario. Sólo por esto me pongo por delante de muchos traders.

Pero calzarme las zapatillas, aislarme con mi música favorita, ponerme a correr y devorar kilómetros viendo el mundo pasar a mi alrededor me hace sentirme cercano a Dios.

¡Hay tantas cosas que el dinero no puede comprar! …y que están al alcance de todo el mundo…

Me encanta la soledad, sentirme libre, y correr me lleva a ello.

Es en ese momento cuando encuentro respuesta a muchas cuestiones.

Mi mujer anda 9 km. cada 2 días, he ido con ella, noto que andar quizá va mejor para el cuerpo, puede que te sientas mejor físicamente pero correr…amigo…correr cura el alma, la mente, todo lo que antes parecía un problema es ahora algo trivial.

Las endorfinas hacen su trabajo.

Tomas consciencia de ello cuando ves a los demás concentrados en sus trabajos, adelantando como locos, sonando las bocinas, dirigiéndose a un lado y a otro, notas que tienes el control, me compadezco de ellos, estás en otra dimensión, te das cuenta de lo que eres, de lo que son, que la meta es la misma para todos…en esta enferma sociedad.

Pero soy trader, y la salud mental es lo primero.

Categorías
Trading

Porcentaje de acierto: calidad mejor que cantidad


Hace mucho tiempo ya hable contigo sobre mi sistema y demás cosas interesantes del trading, en aquel entonces ya te seguía y pasados los años continuo teniéndote en mis enlaces como `favoritos´.

Aquella vez tambien me acuerdo que me preguntaste por como veia el formato de tu pag. web, cambiante dia si y otro tambien, al final entro en tu web para leerte a ti, que es lo que me interesa y en foros cuando quiero leer a desconocidos gurus.

Podría referir algún trader que hace una media un poco más elevada del 90% y que no genera ganancias suficientes como para ser consistente.
El porcentaje de acierto, con lo importante que pueda parecer, no es la panacea.
Lo que realmente importa es «coger» las operaciones que generan beneficios de verdad, esas pocas operaciones que incrementan el saldo de la cuenta de manera brutal sin apenas hacer nada, solo dejando correr, eso si, con la extrema presión que eso supone para nuestra mente y que no todos los traders son capaces de soportar.
Ahí sí es donde es importante el % de acierto.
Las tendencias primarias que duran meses, pues eso, duran meses. Sólo tienes la opción de engancharse a ese movimiento que está activo en ese momento y que va a continuar así durante un tiempo determinado.
Y puesto que duran meses es vital comprender que no se puede encontrar el inicio de una tendencia todos los días, pero es que tampoco hace falta porque con esa duración mensual puedes engancharte a ella en cualquier momento y dejarla correr.
Claro que no es tan fácil porque nunca sabes a ciencia cierta donde va a concluir, de ahí que te salgas cuando no debes (cuando hay un retroceso) y luego no seas capaz de entrar porque te parece que la tendencia ya se ha desarrollado demasiado, aunque luego, casi siempre compruebes que habrías tenido tiempo de sobra para entrar y haber ganado un buen beneficio.
Pero no se porque ni porque no el miedo nos paraliza, de ahí que el trader que gana dinero de verdad sea aquel que primero ha superado esa barrera ancestral del miedo que llevamos de serie y que tanto nos perjudica a la hora de operar en los mercados financieros.
De ahí esa derivación hacia el intradía donde todo sucede mucho más rápido. La adicción es brutal, es emocionante operar es estos plazos tan cortos, pero como una vez dije:
«Puedes ganarle a Tiger Wood un hoyo (ahora, tal como está el pobre igual dos) pero no toda una ronda de 18 hoyos»
Lo mismo en los mercados, son implacables, y a poco que bajas la guardia te pasan por encima con la apisonadora.
Así que no te preocupes de lo que hagan los demás, sobre todo porque no podrás hacer lo mismo. No copiar es el secreto. Cada uno debe seguir su propio camino.
El porcentaje de acierto sí es importante pero no de la manera que se cuenta o se refleja en las cuentas de algunos traders.
Porcentaje no es igual a consistencia. 
Premia la calidad sobre la cantidad, que te quede muy claro.