Categorías
Trading

Stoploss alejado

Si hay algo indiscutible a la hora de operar es, sin duda, situar un stoploss alejado al abrir la operación.

¿Por qué?

Es muy difícil no, lo siguiente, acertar justo con el punto de entrada sin que la cotización no retroceda apenas.

Si situamos el stop muy próximo nos expulsarán de inmediato, se cerrará la operación.

El mercado es un «ser vivo» que engloba a todos los traders que en él operamos.

Tenemos nuestra visión individual, nuestra propia interpretación, y en base a ello abrimos y cerramos operaciones.

Esto mueve la cotización arriba y abajo y se establecen tendencias de diversa duración dependiendo de la cantidad de traders que apoyen el movimiento.

Es eso de que en el mercado existan «bulls» (toros), los que en determinado momento apoyan un movimiento alcista y «bears» (osos), que son los traders que apoyan un movimiento bajista.

Cuando ambas fuerzas son iguales, chocan y se forman los soportes y las resistencias. Se establece una lucha que siempre acaba decantándose hacia uno de los lados.

Resulta muy curioso e interesante contemplar como, observando el mismo gráfico, los traders lo interpretan de diferente manera.

Por lo tanto, el stoploss alejado nos protege de los retrocesos de la cotización o barridos antes de alejarse por donde teníamos pensado, zafándonos de muchas operaciones negativas.

NOTA: nunca confundir perder poco con poner un stop muy cercano al precio de entrada.
Es cierto que cada pérdida registrada será muy pequeña pero el % de operaciones negativas será tan grande que sumándole sus correspondientes comisiones acabará por darle un importante bocado a la cuenta.

¿Cómo se sitúa el stoploss?

a) Hay un % máximo de riesgo por operación (en mi caso nunca supera el 0,3% de mi capital total) que marca la máxima distancia que debe de haber entre el precio de entrada y el stop.

Ese máximo porcentaje es para una primera entrada. Pero cuidado, hay que tener en cuenta que no hay nada standard que funcione igual en todas las ocasiones.

Así que el mercado nos ofrecerá unas veces mejores precios de entrada que otras.

Esto es que gracias a esos niveles psicológicos llamados soportes y resistencias podremos aproximar el stoploss en mayor o menor medida dependiendo de la volatilidad que haya en el mercado en ese instante.

No hay que ser avariciosos en ese sentido ya que a veces nos pueden las ganas de ganar más dinero y aproximamos el stop al punto de entrada para poder abrir la operación con más lotes.

Esto debe evaluarlo el trader con consideración ya que las probabilidades de ser barrido aumentan a medida que se aproxima el stop al punto de entrada.

Mi regla siempre es: sacrificar lotes por distancia.

Pero esto ya es cosa de cada cual y de la pericia que tenga a la hora de operar.

b) La culminación de un retroceso de una tendencia es uno de los mejores sitios para situar un stoploss. O sea, tras una resistencia, si vamos a operar a la baja, o tras un soporte, si vamos a operar al alza.

(máximos más bajos) (mínimos más altos)

Categorías
Trading

¿Opciones binarias?, mejor apuesta a las carreras de caballos

Es un producto que se ha puesto últimamente de moda pero, aunque es un método de inversión más, nada tiene que ver con el trading.

Simplemente haces una apuesta a que tal o cual activo, por ejemplo el EURUSD, está por encima o por debajo de tal o cual cotización (dependiendo si apuestas al alza o a la baja) cuando acaba el tiempo que tu eliges (1´,30´…)

Si aciertas cuando acabe el tiempo ganas y sino pierdes todo lo apostado.

Vamos, que engancha y hasta es divertido, pero para eso ya tienes las quinielas y te sale mucho más barato pasar el rato, claro que las binarias son muchísimo más adictivas porque puedes apostar a cada momento y el resultado es casi inmediato (depende del tiempo que elijas para la expiración de la opción).

Consejo: si quieres perder tu dinero rápidamente esta es es una de las mejores maneras que podrás encontrar.

Vicioso: un rato largo

Divertido y adictivo: mucho más que eso.

Pero bueno, es el antitrading.

Si ves tanta publicidad al respecto por parte de los brokers es porque se están haciendo de oro con este producto.

Esta es mi más sincera opinión. No vas a vivir de los mercados operando con opciones binarias.

Categorías
Trading

Se avaricioso cuando tengas razón

La cotización siempre tiene un recorrido de mayor o menor duración, bien hacia arriba, bien hacia abajo, salvando los lógicos retrocesos que no alteran la tendencia.

Los traders perdedores suelen ver con desesperación como la cotización sigue avanzando a su favor una vez han cerrado la operación porque estimaban que ya estaban ganando demasiado.

En el trading, cuando tienes razón, tienes que ser avaricioso.

«Juegan a arrancarle un poco de dinero al mercado en cada ocasión que creen que pueden».

No se dan cuenta que ganan más abriendo y aguantando (además de eliminar muchas de las comisiones procedentes de la sobreoperación).

La impaciencia les pierde.

Impaciencia por entrar, impaciencia por salir.

Se han salido de una operación a la cual estaban enganchados y el sólo mantenerla abierta en el tiempo les habría generado grandes beneficios, muchísimos más de los conseguidos.

Haciendo trading tienes que tener mucha fortaleza mental para sobreponerte a esos golpes mentales con los que el propio trader se autolesiona.

Por lo tanto:

NO a tratar de conseguir beneficios rápidos y cortos en el tiempo.

SI a tratar de agarrarse a la tendencia principal y dejar correr para observar como crecen las ganancias sin esfuerzo.

 SI a la paciencia para entrar.

SI a la paciencia para salir.

SI a tratar de hacer que el capital total crezca para ganar lo mismo con menos recorrido asumiendo un mismo riesgo por operación.

Categorías
Trading

El que mucho abarca poco aprieta

El conocimiento del mercado en el cual el trader va a operar es fundamental. Todo lo contrario supondrá lo mismo que hacerlo a ciegas.

Cada mercado, e incluso, cada activo dentro del propio mercado, se podría decir que está dotado de «vida propia».

No todos se mueven con similar volatilidad.

No todas las noticias o datos los hacen reaccionar de la igual manera.

Existen varios mercados, no me voy a referir a todos, pero sí a los más conocidos en los que la probabilidad de generar grandes sumas de dinero es mayor.

Aunque lo que si me gustaría dejar claro es que mayor número de mercados operados no significan mayores ganancias o mejores oportunidades.

Generalmente, la rentabilidad suele ser mayor operando en un solo mercado, que se conoce a la perfección, que operando en varios que sólo se conocen a medias.

En este caso: “Menos es más”

El horario del cual dispone el especulador para operar tendrá también mucho que decir en lo referente al número de mercados que este debe abarcar.

Para un trader que solo dispone de 2 horas al día, como se puede comprender, un sólo mercado sería más que suficiente. Es más, o incluso un solo activo de ese mercado.

Con esto quiero decir que si el traer opera en Forex, quizá deba ceñirse únicamente, por poner un ejemplo, al par EURUSD, y especializarse lo más que pueda respecto a las variables que suelen incidir en su precio, los dibujos más frecuentes de su cotización en el gráfico, etc, etc.

Si hay algo bueno y realmente interesante para el trader a la hora de distribuir su tiempo son las diversas temporalidades de los gráficos: los llamados Time Frames.

Este puede adaptar su tiempo disponible al Time Frame adecuado de manera que si sólo tiene tiempo para observar los mercados, o si solo se quiere observarlos, el fin de semana el gráfico diario o semanal se prestará adecuadamente para ello.

Si lo hace así cuidado con tener en cuenta otras temporalidades ya que, irremisiblemente, si se encuentra con la operación en ganancias, cualquier observación de un Time Frame menor al que ha propiciado la apertura de la operación puede ser que incite al trader a cerrarla antes de lo que tenía pensado.

Y si está en pérdidas, observar un Time Frame mayor podría hacer que las dejara correr aun más, generalmente por confiar en un nivel de soporte o resistencia relativamente más importante por estar en un espacio temporal mayor.

Volviendo al tiempo disponible para operar, si se dispone de toda la jornada quizá prefiera la operativa intradía por lo que tendrá que hacerlo en los Time Frames, generalmente, de 1, 5, 10, 15 ó 30 minutos.

El Time Frame supuestamente usado por los profesionales suele ser el de 4 horas.

Luego cada mercado tiene su horario operativo. Los hay que abarcan de lunes a viernes durante 24 horas al día, como puede ser el de divisas y los que solo abren unas horas diariamente, como es el de acciones.

Por lo tanto, y nuevamente, el trader tiene mucho donde elegir en base a sus preferencias, posibilidades y tiempo disponible.

Puede operar, generalmente, en cualquiera de los siguientes mercados:

a. Acciones al contado
b. Divisas
c. Materias primas

a) Acciones al contado. Pueden ser en la propia bolsa del pais donde reside el trader o en acciones internacionales.
Las comisiones variaran unas respecto de las otras.
Se suelen operar al contado y al alza salvo que se haga a través de CFDs o Futuros, los cuales permiten la operativa en ambos lados del mercado y con apalancamiento.

b) Forex. Es el mercado más grande y líquido del mundo. En el se operan las divisas de los diversos paises.
Suelen ser altamente predictivas, sobre todo en el largo plazo debido a las intervenciones que sobre ellas efectúan los Bancos Centrales de cada zona o país.

c) Materias primas. Son un perfecto complemento para muchos especuladores y, de hecho, hay muchos que solo operan en este mercado.

Finalmente quisiera dejar claro unos conceptos que están sujetos a error, sobre todo por parte de los traders nóveles.

Estos suelen confundir los mercados con los productos para operarlos, de manera que consideran que los futuros o los cfds son mercados propiamente.

Entonces: las acciones, las divisas y las materias primas, con todos los diversos activos que las componen, son los mercados a operar; y los futuros y cfds son los productos a través de los cuales se pueden operar.

Es básico comprender esto y no me canso de escuchar tal error de bulto.

Categorías
Trading

¿Debes aprovechar la racha ganadora o cerrar en el objetivo de ganancias?

«¿Dónde salir de la posición en ganancias tratando de obtener el máximo rendimiento?».

Casi nada, o …. casi todo 🙂

Desde el momento en que entendemos que no podemos saber lo que va a ocurrir en el futuro esta incógnita pertenece al reino de las tinieblas.

Muchas veces cierras y te arrepientes de haberlo hecho pues la cotización sigue avanzando…

Otras veces no cierras y te arrepientes de no haberlo hecho ya que por esperar disminuyen los beneficios…

Pero lo que he constatado hasta la actualidad ha sido lo siguiente:

  • Si pones un objetivo a las ganancias resulta muy difícil mantener la cuenta consistente a largo plazo. Las operaciones negativas acabarán por limar poco a poco las ganancias obtenidas. Esto casi seguro al 100%.
  • Si aumentas el objetivo para «coger» las operaciones que arrojan más beneficios, el resto acabará en rojo puesto que se darán la vuelta antes de llegar al objetivo predispuesto ya que dichas operaciones son las menos frecuentes.
  • Respecto a la entrada, es mucho más beneficioso «gastar los cartuchos» tratando de engancharse a una tendencia primaria que abrir operaciones con el único objetivo de un beneficio fijo.
  • Volviendo a donde cerrar la operación, la mejor opción (sin lugar a dudas) es dejar que el mercado te expulse en vez de salir tu. Esto se logra haciendo trailing-stop, más holgado al principio para dejar respirar a la cotización y que un simple retroceso no te expulse dejándote fuera de juego, y más próximo a medida que las ganancias son ya más importantes.Como puedes entender, no hay reglas fijas. Ya depende de tu «visión de juego»
    A ti que llevas tanto tiempo operando te será fácil comprenderlo.

Y cuando hay movimientos tan bruscos, como a los que te refieres, por lo general no compensa andar entrando y saliendo tantas veces (para eliminar comisiones). Casi siempre sale mejor entrar y mantener y jugar con el trailing-stop.

Respecto a lo que comentas de haber podido hacer otras 4 operaciones y encima ganadoras, más de lo mismo. Unas veces te saldrá bien y otras no. Pero lo cierto es que cuando estás en racha, si eres trader discrecional, estás en racha. O como dice mi madre: «Hai que barrer cando fai vento».(Hay que barrer cuando el viento ayuda).

Categorías
Trading

Perlas de trading

Uno de los motivos de convertirse en un trader que opere sólo al alza (bull) o sólo a la baja (bear) se debe a que siempre encontrarás razones que apoyen ambos lados del mercado.

 

Los traders que mayores ganancias tienen son aquellos que tienen una visión general del mercado y no sucumben al cortoplacismo.

 

Desconfía cuando las noticias sean buenas y el mercado no acompañe.

 

Los mercados, por lo general, suelen ser bastante tranquilos, los que nos ponemos nerviosos somos nosotros.

 

Un retroceso no es un giro de la tendencia, es una ocasión para entrar a mejor precio.

 

En un mercado históricamente alcista como Wall Street es fácil acumular dinero en cada recorte del mismo siempre que operes a largo plazo.

 

Cada mercado tiene una «personalidad» diferente. Es muy importante tenerlo en cuenta y estudiarlo antes de operar.

 

Los gráficos deberían carecer de su parte izquierda para no dejarnos influir por los soportes y resistencias.

 

Siempre abro posiciones cuando veo oportunidad. Si estoy en lo cierto el stop cierra las equivocadas y dejo correr las correctas.

 

El % arriesgado en cada operación, respecto al capital total, es crucial. Siempre por debajo del 0,5%.

 

Entrar en contra a lo esperado suele ser una de las estrategias psicológicas de trading más efectivas.

 

Cuando falla la formación de una figura suele desencadenarse una buena ocasión a la contra.

 

Según las fuentes que consultes lo verás todo desde una perspectiva diferente.

 

La paciencia que tendrás que tener a la hora de esperar el desarrollo de un movimiento depende del Time Frame en el que operes.

 

Los análisis deben ser consecuentes con el período en el cual operas. Si operas en Time Frames semanales, análisis semanales.

 

El porcentaje de acierto de un trader dependerá de su pericia (trader discreccional) y no de su sistema automático. (Los sistemas automáticos no tienen capacidad de reacción ni son capaces de manejar tantas variables como la mente humana).

Categorías
Trading

La importancia del historial de operaciones

Aun recuerdo el día en que, con sorpresa, descubrí que mi cuenta era neutral en el tiempo con sesgo positivo.

Ya no presentaba una curva negativa como solía hacer.

Ya no tenía esas grandes pérdidas que me daban tanto dolor de estómago ni veía escaparse el dinero a raudales.

Es de suma importancia llevar un registro del historial de operaciones pues es frecuente descubrir que pensamos que hacemos cosas cuando dicho historial nos dice lo contrario.

¿Con qué porcentaje de acierto conseguí hacer mi cuenta neutral?

Nada menos que con el 22%

Con el 22% de acierto mantenía mi cuenta en neutral y en positivo. No con grandes ganancias pero ya no veía el desesperante rojo.

En concreto el historial arrojaba 129 operaciones realizadas:

  • 100 negativas
  • 29 positivas

O sea, por decirlo de otra manera: 78% de fallo

Ya tenía un punto muy importante de salida.

Ya tenía una base sobre la que avanzar.

No era un trader consistente pero ya no era un trader perdedor. Algo era algo, y muy importante, porque apuntalar las pérdidas es algo fundamental para dar el siguiente paso.

Tenía 29 operaciones positivas, pero de calidad, las que me dieron grandes ganancias sólo fueron 10, en especial 4 de ellas.

  • Esto probaba mi teoría de que los buenos beneficios, los que eliminan las operaciones negativas y te dejan con saldo positivo vienen de muy pocas operaciones. El resto, las negativas, tienes que mantenerlas a raya tratando de perder muy poco (y cuando digo muy poco es realmente poco).
  • También probaba otra de mis sospechas: si no dejas correr las ganancias no eres capaz de hacer crecer la cuenta aunque te vuelvas loco.
  • Que poner un objetivo de beneficios es cortar los mismos. Si cortas esas 10 operaciones (en el ejemplo puesto) al llegar a un objetivo, nunca conseguirás grandes ganancias y entonces tendrás que «hilar muy pero que muy fino» para presentar un saldo positivo.
  • Que funciona mucho mejor hacer trailing-stop alejado del precio de cotización que poner un objetivo. ¿Por qué?
    – Pues porque si pones un objetivo de beneficios no ganarás más aunque la cotización siga avanzando.
    – Si haces trailing-stop siempre tienes una posibilidad a tu favor de que la cotización siga adelante, además de que una vez ganancias nunca pérdidas. (Esta práctica elimina muchas operaciones negativas)

También descubrí otra cosa muy interesante:

Aunque el límite de pérdida por operación lo establezco en 0.5% del capital total sólo cerré o me salto el stop en dicho límite en 3 operaciones de las 100 negativas.

El resto me saltó entre 0.25% y 0.3% (concretamente 36 operaciones) y las restantes 64 operaciones negativas en 0.2% o incluso menos. De hecho, 29 operaciones acabaron cerrándose en Break Even o muy cerca.

Esto quiere decir que inconscientemente subí el stop a B.E en bastantes operaciones (más de las que creía porque mi intención era mantenerlo debido a que en muchas ocasiones la cotización se da la vuelta para cazar tu stop y seguir adelante), lo cual quiere decir que llegaron a estar en algún momento en beneficios interesantes antes de darse la vuelta.

Conclusión:

Superar el siguiente obstáculo, reducir el % de operaciones negativas, pasaba por:

  • poner el stoploss alejado, al abrir una operación.
  • subir a Break Even (no inmediatamente pero sí tras unas ganancias prudentes). Una vez ganancias nunca pérdidas.
  • Hacer trailing stop (mantenerlo alejado) para dejar correr las ganancias. (Que sea el mercado quien te expulse)
  • Mantener las pérdidas pequeñas (el 0.3% del capital total por operación) adaptando el Time Frame al capital disponible.

Tras estas reglas concretadas faltaba por pulir unos «pequeños» detalles, como eran:

  • ¿Operar a discreción o con una única señal de entrada?
  • ¿Operar en un sólo lado del mercado?
  • ¿Seguir los datos macro y noticias económicas?, ¿sólo gráficos? ¿ambos a la vez?

Pero esto ya era harina de otro costal.

Sin embargo estaba desmenuzando mi sistema de trading gracias a lo que los historiales me iban diciendo y gracias al seguimiento de una de mis frases favoritas:

«Divide y vencerás»

Categorías
Trading

Características de un trader ganador

  • Sabe que  los beneficios  vienen sólo de unas cuantas operaciones puntuales.
  • No actúa por impulsos.
  • No tiene prisa por entrar.
  • Sabe que su mejor baza es estar fuera del mercado cuando no hay ninguna oportunidad interesante.
  • Las ganancias vienen de dejarlas correr aun a riesgo de que salte el stoploss.
  • Su historial refleja un porcentaje elevado de operaciones negativas con pequeñas pérdidas y un porcentaje reducido de operaciones positivas con grandes ganancias.
  • No cierra ante un retroceso de los beneficios sino que aguanta e incluso, en ocasiones, añade más posiciones.
  • Se muestra impasible tanto ante las pérdidas como ante las ganancias.
  • No tiene miedo a perder.
  • Sabe lo que puede perder antes de abrir la operación.
  • Pone los stops alejados.
  • Calcula el tamaño adecuado de la posición para el capital que posee.
  • Duerme tranquilo aunque deje la operación abierta de noche varios días o semanas.
  • Opera en real.
  • Arriesga un % muy pequeño por operación.
  • Sabe que manteniendo las pérdidas a raya será más fácil recuperarse de ellas.
  • El trading es su pasión.
  • El trading es su filosofía de vida, no lo comparte casi con nada.
  • Aunque le gusta ganar, las pérdidas no le desaniman.
  • Utiliza un sistema de trading discrecional.
  • Investiga por si mismo, ensayo/error.
  • Nadie varía su decisión tomada.
  • Permanece enfocado sin distracción.
  • Confía absolutamente en sí mismo.
  • Comprende que nadie puede saber lo que va a hacer el mercado.
  • Se centra en la práctica en vez de en la teoría.
  • Opera sólo en los mercados que conoce.
  • No opera en Time Frames demasiado pequeños.
Categorías
Trading

Características de un trader perdedor

  • Deja correr las pérdidas con la esperanza de estas que recuperen. En muchas ocasiones así sucede pero cuando no lo hace su capital se reduce drásticamente e incluso quiebra su cuenta.

Solución: situar un stoploss en todas y cada una de las operaciones abiertas, sin excepción alguna. Prohibido moverlo cuando la cotización se aproxime a él. La primera pérdida es la mejor. Cuando asuma la primera pérdida será más fácil recuperar el capital de partida y hacer que el saldo de la cuenta pase a positivo.

  • Cuando las pérdidas pasan de un punto en concreto, se abandona y ya no le importa incluso perderlo todo. Aguanta abierto el tiempo que haga falta.

Solución: si utiliza el stoploss no tendrá que pasar por el sufrimiento que supone observar con total impotencia como las pérdidas se incrementan cada vez más, no cometerá mayores errores y la operación negativa se cerrará antes de manera que podrá seguir operando en vez de tener que permanecer fuera del mercado por no poseer más capital para hacerlo.

    • Cualquier pequeño beneficio le parece un gran logro.

Solución: intente dejar que sus operaciones ganadoras se expandan cada vez más hasta coger confianza, aunque exista el riesgo de que los beneficios se den la vuelta y salte el stop. Si así lo hace no volverá a quejarse de aquellas ganancias que no pudo conseguir por cerrar la operación por miedo a perder las que tenía hasta ese momento. En la mayoría de las ocasiones en las que el trader cierra su operación positiva esta sigue avanzando a su favor.

    • Intenta obtener el máximo porcentaje de operaciones positivas, sea cual sea el beneficio.

Solución: no trate de tener el mayor número de operaciones positivas frente a las negativas sino de que el saldo entre positivas y negativas sea favorable.

    • Cierra la posición ante cualquier retroceso de las ganancias.

Solución: el miedo a perder lo acumulado hace que el trader cierre ante un retroceso mínimo de la cotización por lo que sus ganancias por operación serán siempre ínfimas e insuficientes para inclinar la balanza a su favor. Quizá sea este el error más difícil de corregir ya que afecta al instinto más ancestral y perjudicial para el trader: el miedo. Y este está en su mente.

No puede “desenchufarlo”cada vez que opera aunque llegará un punto en el que le pierda el respeto al dinero, sentirá desapego por él y será a partir de ahí cuando el miedo perderá su efecto y hará sus mejores operaciones.

El trailing-stop no valdrá porque le sacará de la tendencia en medio de esta.Tendrá que acostumbrarse a soportar retrocesos de los beneficios de incluso el 50% o incluso más antes de ver como la cotización vuelve a avanzar a su favor y duplica las ganancias.

    • Muchas veces la posición sigue avanzando a su favor una vez ha cerrado la operación.

Solución: es simplemente por cerrar antes de tiempo o por haber establecido un objetivo de antemano antes de abrir la operación.

Nunca sabrá hasta donde la tendencia podrá avanzar por lo que no bebe cerrar la operación hasta que cambien las circunstancias por las cuales las ha abierto.

No debe tener miedo a los retrocesos de la tendencia, la cotización se mueve en zig-zag.

Si por algún retroceso acabase saltando el stop no es esa la operación que estaba esperando. Sabe que va a perder poco por lo que estará en disposición, tanto de forma monetaria como mentalmente, para buscar una nueva oportunidad y aprovecharla.

Otras características:

  • Su historial tiene una gran cantidad de pequeñas operaciones positivas en las que gana poco y pocas negativas en las que pierde mucho.
  • Una operación negativa suele eliminar todo lo ganado en la suma de todas las positivas e incluso arañar parte de su capital total.
  • Cambia rápidamente de opinión respecto a la visión que tiene del mercado ante cualquier comentario de otra persona.
  • Opera en simulado.
  • Tiene el gráfico copado por multitud de medias móviles e indicadores.
  • No tiene una estrategia definida sino que la varía sobre la marcha mientras opera.
  • Añade más posiciones porque cree que la cotización se va a dar la vuelta a su favor en algún momento.
  • No utiliza el stoploss, y si lo hace no lo respeta, lo mueve.
  • No sabe el tamaño de la posición con la cual tiene que entrar en el mercado según su capital total.
  • Se apalanca demasiado.
  • Confía en la estrategia de otro trader en vez de elaborar y personalizar una propia.
  • Arriesga un porcentaje muy alto por operación.
  • Pierde continuamente la disciplina.
  • No tiene un plan.
  • Busca el sistema o la fórmula perfecta.
  • El trading es un hobby para él.
  • Se distrae, no se mantiene enfocado.
  • No piensa, no medita. Actúa por impulso.
  • Si gana está contento y alegre con todo el mundo, si pierde no hay quien le aguante.
  • Tiene miedo a hacer una nueva operación.
  • Pide prestado dinero a la familia, lo saca de donde puede, de los ahorros, o pide un crédito.
  • Tiene sensación de impotencia.
  • Puede tener sentimientos incluso suicidas.
  • Piensa que los mercados no son para él.
  • Pierde la autoestima.
  • Sigue las opiniones y opera según las señales del gurú de turno.
  • Piensa que los demás saben más que él.
  • Antepone la teoría a la práctica.
  • Utiliza sistemas automáticos.
  • El trading no es su pasión, está en esto sólo por dinero.
  • No es capaz de dormir de noche si ha dejado una operación abierta.
  • Trata de ganar en todas las operaciones que abre.
  • Pone los stoploss demasiado cercanos.
  • Opera en Time Frames muy pequeños.
  • Sobreopera, tiene prisa por estar dentro del mercado.
  • Cualquier oportunidad le parece válida.
  • Al abrir la operación, esta rápidamente se vuelve en su contra.
  • Actúa por venganza.
  • Utiliza una mala plataforma.
  • Piensa que se puede ganar dinero sin preparación previa.
Categorías
Trading

Clases de traders

No, no voy a describir los típicos tipos de traders que estás acostumbrado a releer en cualquier web o artículo dirigido al público financiero sino a los que se corresponden ciertamente con la auténtica realidad:

Los perdedores natos.

No tardan mucho en quedar sin su dinero.

Esta clase de traders se acerca a los mercados financieros sólo y exclusivamente porque han oído que se puede ganar mucho dinero operando en ellos.

Ni siquiera les gusta el trading y no creen que pueda ser tan difícil. Incluso lo ven como un hobby a compartir con su ocupación habitual para, por lo menos, tratar de sacar un sobresueldo y así poder irse de vacaciones o permitirse un capricho.

Son carne de cañón de los comerciales de los brokers y de su propia avaricia.

No siguen una estrategia clara, no gestionan la posición, y al ser frecuentemente productos apalancados la cuenta no lo soporta y no es cuestión de horas sino de minutos entrar en margin call.

No vuelven a aparecer por estos lares. Hablarán mal toda su vida de los mercados y dirán que todo es una estafa.

Los perdedores recurrentes.

Pero no todos se rinden a las primeras de cambio. Algunos quedan prendados de esa atmósfera frenética que rodea a la especulación y vuelven.

Vuelven a perder quiero decir.

No es broma.

Para tomarse el trading en serio tiene que arruinarse o casi-arruinarse incluso varias veces. No por obligación pero es lo que suele suceder.

Es solo así como, tras esos golpes psicológicos tan duros, se logra moldear la mente del futuro trader ganador.

Y aunque parezca mentira de esta clase de traders saldrán muchos de los mejores.

Los recopiladores.

Siempre están a la última en sistemas y técnicas pero nunca se sienten satisfechos, ni mucho menos listos para empezar a operar.

Siempre se están preparando para dar el gran salto a la operativa en real pero nunca lo hacen, salvo en pequeñas incursiones fallidas.

Su rutina diaria es buscar y buscar entre absolutamente toda la literatura existente sobre trading para que no se les escape ningún detalle.

No soportarían, de ninguna manera, que les pillase el toro cuando comenzasen a operar.

Y debido a que continuamente están saliendo escritos y estudios sobre estrategias de trading nunca se sienten preparados por lo que llegarán a ser los mejores informados acerca del tema pero nunca sacarán nada limpio de lo que realmente importa: ganar dinero operando en los mercados.

Vamos, que acabarán sus días como eternos proyectos de trader.

Los sistemáticos.

Similar a la clase anterior solo que dentro del grupo de los traders es el más numeroso de todos exceptuando el primero, el de los perdedores natos.

Esta es una clase por lo cual ha pasado todo trader que se precie.

También salen de este grupo buenos traders cuando son capaces de escapar, de las garras, de la adicción que crea el buscar un sistema automático.

Se podría hablar largo y tendido sobre ello pero para no llenar este artículo de literatura inservible decir que desde los albores del trading no ha habido ni habrá sistema automático capaz de batir al mercado consistentemente.

Sólo añadir que los únicos “traders” sistemáticos que ganan dinero son aquellos que venden sus sistemas milagrosos a los incautos que se los quieren comprar.

¿Que persona, en su sano juicio querría vender por ningún precio un sistema de trading ganador?.

Esto se podría entender pero no a los que se los compran.

Y de forma similar al grupo de traders recopiladores, los que no logran ser capaces de abandonar esta etapa de backtestings y sobreoptimizaciones se pasan toda su vida ensimismados en su creencia de que existe un Santo Grial.

Los desviados.

Son claramente aquellos traders que no han sido capaces de ganar dinero de manera consistente en los mercados.

Se dedican a todo aquello que rodea a este oficio en muchos aspectos que no tienen nada que ver con la operativa pura y dura.

Estos son:

brokers, comerciales, cursilistas, vendedores de sistemas automáticos, vendedores de señales, etc

No confundir con los profesionales.

Lamentablemente el aprendiz sólo será capaz de distinguirlos al llegar a ciertas etapas tardías de su aprendizaje, cuando ya le han esquilmado buena parte de su dinero.

Los profesores.

Son excelentes a la hora de enseñar pero no son capaces de plasmar su sabiduría a la hora de operar por si mismos.

Transmiten a otros la capacidad de ganar dinero pero ellos no logran hacer lo mismo por más que lo intentan.

Aun no he descubierto el motivo de esta incongruencia pero este tipo de seres no solo se pueden ver en el trading sino que hay clarisimos casos en otros campos como por ejemplo en el deporte (magníficos entrenadores que nunca han ejercido la disciplina que representan).

Los profesionales.

Es la clase de trader más completa.Suelen ganar dinero en los mercados, y aun encima, sus enseñanzas son muy válidas para otros traders.

Saben ganar e instruir en la forma de hacerlo.

Los innatos.

Generan beneficios como nadie pero no saben como lo hacen ni tampoco son capaces de transmitir su conocimiento.

Tampoco les gusta compartir su experiencia ni se les da bien explicar su estrategia.

Por supuesto que están en el escalafón más alto de esta profesión de trader. Es el especulador por excelencia, puro y duro.

Frío como el hielo.

Mismo semblante para las ganancias que para las pérdidas.

Disciplinado al máximo.

Sólo se centra en operar.

El trading es su filosofía de vida, no existe nada más en su Universo.

Se ha hecho a si mismo.

Nunca se detiene a la hora de investigar, busca la maestría.

Tiene una estrategia muy bien definida la cual pule inagotablemente con un cuidado exquisito.

Siente pasión por el trading y su don es la perseverancia.

Actúa con la paciencia de un depredador a la hora de aguardar por su presa.

Su modo de actuar es discrecional, nunca sistemático.

Sólo confía en la opinión que el mismo tiene sobre el Mercado y opera en base a ella sin que nadie con sus predicciones sea capaz de hacérsela variar.

Es solitario por naturaleza.

Necesita silencio absoluto para pensar.

Genera dinero suficiente como para dejar de trabajar pero no lo hace porque disfruta de su oficio que es a la vez su hobby.

Odia los días en los que el Mercado está cerrado.

Su fuerza mental es suprema, labrada por los golpes que el mercado le ha dado.

Obtiene rentabilidades muy superiores a los del trader profesional.

Puede acabar gestionando un hedge fund y ganar mucho dinero para sus clientes.