Categorías
De ruta

Las Médulas

Categorías
Trading

Si tu aprendizaje en trading lo realizas en Demo, estás perdiendo tu tiempo


«Lo primero que hay que hacer es parar de operar en real y hacerlo en demo. NO HAY QUE OPERAR EN REAL hasta que en demo se tiene una constancia y nos beneficios estables.»

No voy a decir quién ha escrito la cita de arriba, más que nada porque el problema no es ese (aunque cuando tienes una experiencia en los mercados sabes quién gana realmente dinero y quién no por cierto tipo de afirmaciones como la expuesta) sino porque lo he leído en diversas ocasiones y desde diferentes voces.

El que ha escrito tal comunicado está mandando directamente al «matadero» a los traders que lo pongan en práctica.

Lo normal es que todo trader que consiga hacer ganancias consistentes en simulado no lo haga en real.

Esto es porque el modo «DEMO» carece de la presión psicológica a la que te somete el «REAL».

En suma, operar en «demo» no te prepara ni lo más mínimo para el «real» (tendrá que empezar la preparación desde su inicio con la consiguiente pérdida de tiempo) porque lo que te hace acertar o fallar es tu reacción a los movimientos que genera el mercado.

Y no son lo mismo las reacciones que tienes cuando el dinero es de «coña» que cuando es el tuyo propio.

En este último aspecto aparece el sentimiento más perjudicial para el trader (ausente en demo): El MIEDO

  • Miedo a perder
  • Miedo a ganar

Por lo general, los traders principiantes utilizan la Demo:

  • Porque no pierden dinero si fallan.
  • Porque les han dicho, por activa y por pasiva, que si no ganan en Demo no ganarán en Real.

El caso es que, más tarde o más temprano, acuden al mercado y acaban perdiéndolo igualmente.

¿Cómo deberían actuar entonces?

  • Primero asimilar que por mucho que practiquen en Demo, una vez pasen a real perderán su dinero.
  • En vez de usar la Demo asignar una parte de capital para practicar en Real asumiendo que lo van a perder en el aprendizaje. Sería como hacer un curso pagándole al mejor de los maestros: el mercado.
  • Dando por hecho que la mayoría de los «proyectos de traders» no duran mucho en el mercado, su dinero se presupone, cabe darse cuenta que es totalmente imprescindible comenzar por la parte más importante del trading: la gestión del capital.
    Esto les permitirá avanzar en el aprendizaje sin perder el dinero a las primeras de cambio.
    Se pierden muchos buenos traders por empezar por la parte que no les corresponde: la operativa. Es evidente que un doctor no empieza operando a sus pacientes de un día para otro sino tras una preparación previa de muchos años.

Por lo tanto, las etapas de aprendizaje, por orden, son:

  • Gestión del capital.
  • Preparación Técnica: análisis macro o chartista.
  • Preparación psicológica, destinando para ello una pequeña parte del capital para operar en real protegido por la gestión adecuada.

Tras la superación de estas fases, el trader estará en condiciones de enfrentarse al mercado, pero lo dicho, sólo para enfrentarse. Para llegar a ser consistente aun le queda un largo camino por delante.

Pero lo cierto es que si ha seguido por orden las pautas referidas, habrá apuntalado de manera importante su futuro en la operativa de los mercados financieros.

Categorías
Trading

La gestión es el pilar de los pequeños y grandes capitales


El capital es la materia prima del trader.

El capital manda. La cantidad total influye a la hora de hacer las cosas bien.

¿A que viene esto?

A que muchos traders tratan de vivir del trading partiendo de un pequeño capital.

¿Se puede vivir del trading operando con poco capital?

¡NO!

Estoy cansado de ver traders tratando de sacar un sueldo mensual con una cantidad ínfima.

Es pura lógica. Si los bancos o hedge funds sólo son capaces de sacar x rendimiento con tantos millones que mueven….¿cómo vas a pretender vivir del trading con unos cuantos miles?…..

De aquí deriva otro problema:

El trader que opera con poco capital arriesga más porque quiere ganar más. Como consecuencia pierde todo y de manera muy rápida.

Esto es debido al apalancamiento. Opera con más lotes de los que el capital de su cuenta puede soportar.

Por lo tanto, la estrategia es igual tanto para el operador que tiene mucho capital como para el que tiene poco.

La única diferencia es que el primero ganará menos dinero porque el tamaño de su capital no lo permite.

Entonces, ¿donde está el quid de la cuestión?

En no romper la disciplina. En no querer ganas más de lo que puede.

Al principio serán operaciones que le reportarán 50 euros.

Estas ganancias hay que reinvertirlas. El objetivo no es arriesgar más sino aumentar gradualmente el capital.

Y poco a poco, si no rompe dicha disciplina, sino se desespera, las cosas irán dando su fruto y el capital traerá más capital a su cuenta.

Es ahí cuando comenzará a ver la luz.

Categorías
Trading

Síndrome del becario


Película: Se jubila, se cree Dios, tiene todo el tiempo del mundo, dinero no le falta. Sin embargo, acaba volviendo ante la llamada del Sistema. Este es, de modo muy efímero, un brevísimo resumen de la película «El becario».

Caso real: Se le aprueba minusvalía mínima a los 40 años, pensión para el resto de su vida cercana a los 1.500 euros, todo el tiempo libre del mundo para hacer lo que quiera. Viaja, no madruga, está en el bar el tiempo que quiere… recibe la llamada del sistema y se reincorpora al mundo laboral en una profesión distinta  a la que desempeñaba.

Seguramente encontraréis más ejemplos parecidos…

¿A que viene esto? Los que me seguís desde hace tiempo o los que habéis leído «El libro blanco del trading» sabéis que en su momento tuve que elegir entre «peluquería» o «electricidad».

Al final me decanté por la primera por mayor afinidad con mi hermana que era propietaria de una peluquería. No era mi vocación pero si una salida para los tiempos que corrían de aquella.

De la peluquería derivé a la enseñanza privada en una Academia de Peluquería. Los mejores años de mi vida, sin duda alguna, y donde conocí a la madre de mis hijos, la que hoy en día es felizmente, mi mujer.

Ella, como sabéis, fue la que me hizo dar el paso en favor del trading. Cuanto se lo agradezco.

De operar intradía me convertí en especulador a largo plazo. El motivo de esa transición: los resultados cantaban.

El pilar de mi sistema, la gestión del dinero.

Resumiendo: contemplo los mercados cotejando ambiente y gráficos – estoy mucho tiempo fuera del mercado buscando la ocasión ideal para mí – abro la operación en un sólo mercado – no diversifico – me olvido pues la gestión me protege – asumo la pérdida si fallo – dejo correr si estoy en lo cierto.

¿Cuánto tiempo dejo correr?. Nunca el mismo. No establezco objetivos, no veo el futuro por lo que no puedo hacerlo, por tanto, mientras la operación está abierta procuro observar todo aquello que pueda variar las razones por las cuales he entrado en el mercado.

Pueden pasar meses hasta que la cierro.

Mientras tanto, mi mujer está en casa conmigo, hago running, he pensado volver al golf, las niñas en el cole… El cole limita mucho a la hora de viajar. Nos gusta ir de ruta todos juntos.

Mucho tiempo libre.

Lo que nunca he contado es que soy funcionario de educación, oposición aprobada mientras trabajaba en la Academia de Peluquería.

Me han llamado una vez y lo he rechazado…pero… me estoy pensando seriamente volver al ruedo. ¿Sindrome del becario?. No lo se.

Por supuesto que sin nunca abandonar el trading. Faltaría más. Esto lo primero. En educación también tienes mucho tiempo libre, sobre todo en la parte técnica de FP (que es a la que yo pertenezco)…sería fácilmente compaginable.

Ya lo he dicho en alguna ocasión en los artículos: «El trading es muy celoso, requiere todo su tiempo para él, en el período de aprendizaje».

En el período de aprendizaje, después te ofrece toda la libertad del mundo. Una operación es como plantar un árbol y dejarlo crecer.

En fin, ahora puede que esté pensando en rellenar todo ese hueco que el trading me deja. Cosas de la vida.

Categorías
Trading

¿Cómo aprendemos?. La pirámide de Glasser


Observando la pirámide de Glasser, y tomando como referencia esas supuestas 10.000 horas de aprendizaje, por las cuales muchos traders preguntáis y fijáis como línea entre ser consistente o no, decir que depende de muchos factores, entre ellos el tiempo dedicado.

A mayor cantidad de horas mayor experiencia.

Pirámide de aprendizaxe William Glasser

Pues bien, el gráfico expuesto puede dar una pista, a cada cual, en referencia de hacia donde y en que campo educativo debe emplearse más a fondo para conseguir mejores y más rápidos resultados en el aprendizaje de cualquier materia, en nuestro caso del trading.

Categorías
Trading

Vocación de trader


El trader pasa por muchas y necesarias fases durante su aprendizaje y, como sucede en la Naturaleza, sólo acaban llegando unos pocos. Es la selección natural, en este caso, del Mercado.

Por diversas causas, no todos valen para el trading como no todos valen para ser doctores.

Este aprendizaje es larguísimo, y verdaderamente psicológico.

El camino comienza de manera simple, se vuelve desesperadamente complejo y, ya en su final, se torna simple nuevamente.

Se lleva muchos años de tu vida, te ocupa muchas horas, te hace elegir entre otras actividades, no puedes compartirlo con otro oficio.

Es sólo cuando llegas a la Meta cuando realmente te sientes libre. Libre, y no hablo de libertad financiera sino de libertad temporal. Todo se reducirá a contemplar la situación general del mercado mediante titulares y economía macro, gráficos semanales y gestión de la operación.

Vamos, con observar los gráficos una o dos veces por semana será más que suficiente, y con leer las noticias a fin de día también.

Es aquí, en esta visicitud, cuando sí podrás compartir el trading con lo que desees, incluso con otro oficio paralelo, pero nunca antes.

El dinero, como el árbol, crece en la paciencia, mientras tu duermes. Esta debe ser tu filosofía.

Categorías
Trading

Psicología e interpretación de los movimientos de los mercados


Quizá el párrafo siguiente (de Carlos Montero) haga ver a muchos traders las cosas de otra manera, en la materia de determinar un mejor punto de entrada o salida de un mercado o a la hora de buscar motivos para abrir o cerrar posiciones.

«El mercado no puede caer hasta cero. Los mercados caen porque los vendedores presionan a la baja los precios. Si empiezan a acercarse a cero, podremos comprar toda la Bolsa española por lo que tenemos en el bolsillo. Mucho antes de que eso ocurra otros compradores intervendrán y la caída encontrará resistencia. Las acciones no siguen cayendo sin vendedores adicionales que decidan vender. Es por eso por lo que las acciones no se mueven en línea recta. Y por eso lo mejor es saber que los mercados son volátiles por naturaleza y hay que mantener la calma».

Es la ley de la Oferta y la Demanda, que funciona en todos los mercados.

El párrafo viene a describir el carácter meramente psicológico de los mercados propiciado por las ideas de todos los operadores que participamos en ellos con nuestras operaciones, con nuestras decisiones, con nuestras interpretaciones.

Nos valemos del análisis macro, del análisis técnico, del análisis fundamental para determinar fríamente el mejor punto de entrada o de salida, pero hay algo mucho más importante que todo esto: el sentimiento de los especuladores.

Un mercado no se mueve porque un sólo trader haga una operación pero si lo hace cuando coinciden en el movimiento un número determinado de traders. Esta actuación sobre el mercado genera las tendencias primarias, secundarias y terciarias.

No todos los operadores percibimos lo mismo.

Ante un mismo suceso, figura, patrón técnico o noticia siempre habrá traders a favor y en contra. Traders que se posicionarán «largos» y traders que se posicionarán «cortos».

Pero lo realmente importante que viene a decir el párrafo citado es que conviene tener en cuenta el sentimiento general del especulador.

¿Hasta donde estarán dispuestos a vender un activo?.

¿Hasta donde estarán dispuestos a comprarlo?

Los soportes y las resistencias son importantes puntos psicológicos que reflejan en el gráfico ese sentimiento y ciertos límites en los precios.

Hay un punto donde los especuladores ya no presionan al precio hacia arriba o hacia abajo. Son los puntos de inflexión y donde hay más probabilidades de que el mercado se de la vuelta.

Acertar con el giro de una tendencia primaria se vuelve cada vez más un acto de ponerse en el lugar de los demás, de intentar saber como piensan para anteponerse con éxito al próximo movimiento de las cotizaciones.

Cuando no hay vendedores, el mercado sube.

Cuando no hay compradores, el mercado baja.

Todo está en el aire, todo puede suceder, la consistencia, si nos alejamos de los fríos gráficos y de los calientes datos o noticias, está en el término medio. Y ese término medio está en ser más listos que los demás, en cotejar el ambiente psicológico del mercado, hasta donde pueden estar dispuestos a llegar con las compras o con las ventas.

Por lo tanto, antes de lanzarse a comprar o vender conviene hacerse una pregunta de lo más cotidiana:

¿Qúe precio estás dispuesto a pagar por un artículo en concreto? ¿Está caro? ¿Será mejor esperar a las rebajas para comprarlo o a que suba más para venderlo (en el caso de ir «corto»)?.

O situándolo en un plan general: ¿Hasta donde puede resultar cara la cotización actual para los especuladores? ¿Hasta donde estarán dispuestos a comprar? ¿Por qué razón?, ¿En que punto ya no venderán más?

Etc, etc, etc…

NO ES COMO LO VES, ES COMO LO ENTIENDES