Categorías
Trading

¿Dónde está tu rutina de trabajo?

Tanto si le dedicas la jornada completa al trading como si lo compartes con tu oficio habitual (en este caso aun tiene más razón de ser) una rutina aplicada con disciplina acaba logrando los resultados buscados tras un tiempo de aplicarla con consistencia.

Tienes que repartir el tiempo aproximado que dispones cada día (como si tienes que hacer un «horario» como el que tenías en el colegio) entre las tareas a realizar.

Nos vamos a centrar en el tiempo dedicado al trading.

Como se puede suponer, el trading no es sólo operar.

Hay que depurar la técnica, investigar, buscar oportunidades, leer, practicar, prepararse psicológicamente…

En fin, aunque el trader debe tender a simplificarlo todo al máximo, llega un momento en el que no puedes reducirlo más.

Yo, para esto tengo un truco.

Reglas de trading

Al principio lo dividía todo en secciones. Por ejemplo:

En una apuntaba todo lo referente a la parte psicológica. Lo que me funcionaba y lo que no tenía que hacer. Una serie de indicaciones que, por supuesto, leía todos los días en un acto de indicarle el camino correcto a la mente.

En otra sección apuntaba lo que técnicamente (en el gráfico) me funcionaba mejor.

NOTA: siempre prefiero apuntar lo positivo. Las indicaciones negativas sólo si son muy importantes. Quiero que el cerebro asimile sólo lo bueno. Potenciar los puntos fuertes. Pero bueno, cada trader debe saber lo que le funciona mejor.

En otro grupo los catalizadores: noticias macro que mejores señales ofrecen.

En otro, normas o conductas psicológicas.

Bueno, y así sucesivamente.

Entonces me encontraba con una serie de reglas clasificadas por apartados.

Tengo que decir que en el proceso de simplificar hay otro paso más, y es determinante.

Tener las reglas por secciones me llevaba a leer un día una, otro día otra. Me daba pereza. No era eso lo que buscaba. Debía simplificarlo más para que la rutina fuese más fácil y rápida de realizar.

Por lo tanto, el siguiente paso fue mezclar todas las reglas de todas las secciones en una sola.

Esta forma de actuar sí fue realmente efectiva. Todo en uno.

NO importa si están mezcladas entre si.

NO se trata de tener separadas las indicaciones que tenemos que hacer para cada tema.

Quiero decir que no se trata de acordarse de las 10 reglas de la gestión del dinero separadas de las 10 reglas psicológicas.

No, esto no es efectivo. Para que todo fluya como es debido debe tenerse en cuenta en conjunto y que funcione como un perfecto engranaje. No se trata de que las ruedas vayan por un lado, el volante por otro, la carrocería hacia atrás y los retrovisores hacia delante sino de que todo vaya «a piñón», todo junto hacia el mismo sentido.

Por consiguiente, cuando juntas todas las reglas de todas las secciones en una sola:

  • es más fácil leerlas
  • es más sencillo realizar la rutina
  • son más fáciles de automatizar por el cerebro
  • son más fáciles de modificar
  • son más fáciles de aplicar
  • son más fáciles de mezclar, de engranarlo todo en una sola pieza
  • la progresión es mucho más rápida, sólo tienes que añadir cuando hay que modificar para perfeccionar y sacar si algo no funciona como es debido.

Al final, de 100 reglas te vas a quedar con una docena.

Y esa docena será la base de tu sistema de trading.

Ahora, cada una de las reglas tiene el poder de todas las que has concentrado en ella para simplificarlas.

Estás buscando la esencia, los fundamentos y cuando los tienes suele suceder que con unas pocas reglas consigues los mismos resultados que con 100.

Como he dicho tienes los fundamentos de la profesión que quieres dominar. Todo lo demás sobra. Es la regla de Pareto: 80/20

Después sólo tienes que seguir operando y operando con las normas resultantes para perfeccionarlas aun más, para hacerlas excelentes.

¿A qué esperas entonces? Escribe todas tus reglas, léelas todos los días, modifica lo que tengas que modificar, y nunca, nunca las saltes cuando estés operando. (Es muy frecuente practicar de una manera y a la hora de la verdad actuar de otra por lo que los resultados nunca son buenos ya que no tienes una manera de actuar, no tienes un sistema estable. (Bueno, sí lo tienes pero cuando llega el momento te lo saltas a la torera. Tu parte psicológica tiene mucho que decir en ello. Cuando operas en real el mercado se encarga de hacerte zozobrar, de ahí la importancia de una buena preparación mental, por ejemplo, visualizando lo que debemos hacer).

Respecto a la visualización voy a hacer un inciso relatando brevemente mis 2 ejemplos preferidos al respecto:

  1. Secuestraron a una persona cuyo hobby era el golf. Era amateur. En sus días de cautiverio para no aburrirse visualizaba el campo donde solía jugar y practicaba mentalmente, con los ojos cerrados, desde el primer hoyo al último.
    Cuando fue liberado y volvió a jugar, la tarjeta que firmó fue la mejor de su vida.
  2. Seleccionaron a 20 personas que nunca habían jugado al baloncesto y las dividieron, al azar, en 2 grupos de 10.
    El primer grupo entrenaba x horas en el pabellón tiros libres a canasta.
    El segundo grupo entrenaba con los ojos cerrados en un sillón el tiro libre a canasta, pero mentalmente.
    Cuando llegó la hora de probar el acierto de ambos conjuntos, asombrosamente tuvieron similar porcentaje de acierto.

Y es que está probado el gran poder de la visualización. Resulta que el cerebro no sabe si lo estás haciendo realmente o lo estás imaginando, de ahí que sea tan válido un entrenamiento como el otro.

Y volviendo al principio, el trader debe saber cuanto tiempo le puede dedicar al trading diariamente, y como he dicho antes, como en el colegio, hacer un horario con una rutina para cada tarea.

Si tienes 5 horas diarias, pues, por ejemplo:

  • 1 hora para observar el mercado
  • 2 para operar
  • 1 para leer
  • 1 para investigar

Cada uno debe saber lo que necesita, lo que debe potenciar, y el tiempo que tiene para ello.

Al final, como siempre, sólo habrá resultados si hay consistencia. Si se realiza la rutina durante 1 mes y luego paramos, no nos habrá servido para nada.

Es frecuente en la gente que no consigue sus objetivos, parar al no tener buenos resultados inmediatos.

Lo que cuenta es la repetición, hacer lo mismo durante el mayor número de horas posibles perfeccionando cada vez más la técnica.

Piensa también que, una buena rutina es la suma de todas las pequeñas partes que la componen.

Categorías
Trading

¿Tienes posibilidades de triunfar en el trading?

 

Realizando el siguiente test tendrás una idea de tu probable futuro en el mundo del trading

 

Es importante que seas sincero contigo mismo para obtener un resultado fiable.

1. ¿Por qué te gusta el trading?

a) Porque puedes ganar mucho dinero operando en los mercados

b) Porque puedo sacar un dinero extra para mis gastos

c) Porque me apasiona aunque aun no gane dinero consistentemente

2. Si echan una buena película, tu serie favorita o un partido justo cuando se espera que vaya a salir una noticia muy importante para el futuro de los mercados.

a) ya me enteraré cuando acabe el programa

b) me entero mientras veo el programa

c) sólo estoy pendiente de la noticia

3. Se acerca el fin de semana

a) Menos mal, cuento las horas para que llegue

b) Hay que descansar un poco después de tanto operar

c) Que fastidio, dos días con los mercados cerrados

4. ¿Qué es el trading para ti?

a) Un hobby a complementar con mi oficio habitual

b) Una manera de sacar un sueldo extra

c) Un verdadero oficio al que dedicarse a jornada completa el resto de mi vida

5. ¿Cuánto tiempo dedicas al trading?

a) Un par de horas al finalizar mi jornada de trabajo o el fin de semana

b) Media jornada

c) Jornada completa

6. ¿Qué producto te gusta más para tu dinero?

a) Renta fija, fondos y depósitos

b) Acciones

c) Forex

7. ¿Cómo sueles ser tu formación?

a) Opero en simulado

b) Leo libros, asisto a cursos y de vez en cuando hago alguna operación en real

c) Practico todo lo que puedo sólo en real

8. ¿Cuál es tu estrategia de trading?

a) «Disparo a todo lo que se mueve»

b) Opero con un sistema automático de trading

c) Soy trader discrecional y sólo entro cuando la ocasión es evidente

9. ¿Cómo te proteges de las pérdidas?

a) Nunca pongo un stop, espero a que la cotización se de la vuelta y regrese al punto de entrada.

b) Pongo un stop en casi todas mis operaciones y a veces lo muevo.

c) Pongo un stop en todas y cada una de mis operaciones y nunca lo muevo.

10) ¿Calculas el tamaño de tu posición?

a) ¿Qué es eso?

b) Con cuantos más lotes o contratos entre, más dinero ganaré

c) Adapto el número de lotes con los que abro la posición a la cantidad total de dinero que tengo en la cuenta

11. ¿Dejas correr los beneficios?

a) Cuando gano un poco cierro.

b) Aguanto hasta el primer retroceso, no vaya a ser que acabe perdiendo.

c) Aguanto los retrocesos como parte del movimiento del mercado.

12. ¿Cómo reaccionas ante las pérdidas y las ganancias?

a) Si pierdo le pego dos patadas al ordenador y un chillido al primero que se me acerque. Si gano me siento feliz, el mejor trader del mundo y beso hasta el suelo.

b) Si pierdo me siento mal conmigo mismo y me creo incapaz de seguir. Si gano, mi autoestima se eleva considerablemente

c) Ya se lo que voy a perder antes de abrir la operación por lo que lo acepto como parte de la operativa y no me inmuto. Si gano, me siento a gusto pero no afloro mis sentimientos ni me confío.

13. A la hora de abrir una operación

a) Confío en la opinión de un experto

b) Según lo que me recomiende el periódico color salmón

c) Sólo entro con mi criterio y no lo vario ante las opiniones de los demás

 

RESULTADO:

Suma 1 punto para cada letra y comprueba el resultado según la que haya salido por mayoría.

Mayoría de respuestas con la letra A

Definitivamente, lo tuyo no será vivir del trading. No tienes la capacidad de sacrificio ni la fuerza mental que se requiere y tu idea sobre lo que representa operar en los mercados financieros está equivocada de cabo a rabo.

No te gusta el trading en absoluto, lo has intentado porque has oído que se podía ganar mucho dinero pero no lo respetas como oficio ni lo consideras un trabajo de verdad.

Si no te alejas pronto perderás todo tu dinero. Te será mejor ir al casino, por lo menos te divertirás un poco más y no acabarás hablando mal del trading porque tú te hayas arruinado en el intento.

Encontrarás otros hobbies mucho más baratos.

Mayoría de respuestas con la letra B

Te gusta el trading, te atrae operar en los mercados pero aun no confías plenamente en ti como para dar el paso definitivo.

Te formas en tu tiempo libre y te gustaría algún día vivir de ello pero la seguridad que te da tu trabajo habitual te lo impide.

No tienes una estrategia clara y tu sistema de gestión del dinero aun está ausente. Te sigues guiando por las opiniones de los demás.

Tu formación mental aun está muy verde y sueles operar en simulado.

Te llena, pero no lo suficiente como para darlo todo.

Mayoría de respuestas con la letra C

Tienes verdadero espíritu de trader, confías plenamente en ti e intuyes que algún día, tras mucho sacrifico, vas a ganar dinero de manera consistente.

Nada te hace echarte atrás, has hecho de tu pasión tu trabajo, tu filosofía de vida y vives sólo para ello. Te aburres cuando los mercados están cerrados.

Tratas siempre de superar cada obstáculo que se te presenta sin venirte abajo. Te preparas mentalmente cada día, tienes una rutina que cumples con disciplina, una estrategia, unas reglas y la gestión del dinero es el pilar de tu sistema de trading.

Sin duda, tienes madera de trader.

Categorías
Trading

Elaborando un plan de trading

Imagínate que acabas de empezar en el trading o bien te remontas a tus comienzos.

Lo más normal es que operes sin stops y que dejes correr las pérdidas para por lo menos cerrar en donde no ganes ni pierdas. No pides más.

Encima operas con múltiples señales. Tu no sabes que cada posible señal de entrada está sujeta a un porcentaje de acierto, pero es así, de manera que si operas con 2 estrategias, una que arroja un porcentaje del 70% de acierto y la otra un 30% resulta que hallando la media se queda en el 50% de acierto.

Ya no digo si operas con 5, 6 ó más.

Cada pequeño beneficio te parece suficiente y lo cierras. Tienes muchas operaciones consecutivas en positivo. Ese es tu objetivo, acertar el mayor número de veces.
Si el precio llega a tu objetivo o retrocede un poco, cierras.

Y cuando te parece que has perdido lo suficiente te parece que la cotización no va a bajar ya más y abres otra posición, promediando, de manera que si sigue avanzando en tu contra pierdes el doble.

Arriesgas bastante % de capital por operación por lo que en 4 operaciones puede que estés fuera de juego.

Si el producto permite apalancamiento como los Futuros y los CFDs te apalancas más de lo que debes. Sólo tienes en mente lo que puedes ganar si te apalancas, no piensas en lo que puedes perder.

Operas en muchos mercados a la vez y sin conocerlos.

Tu historial presenta muchas operaciones positivas con pequeñas ganancias y pocas negativas pero con grandes pérdidas.

No tienes disciplina porque parece, aun encima, que nada funciona. Seguro que a veces has identificado una técnica que te ha dado buenos resultados (suele suceder en los comienzos cuando no sabes nada. No se sabe por qué pero según ahondas más en el tema todo se acaba torciendo) pero la has acabado abandonando porque no acertaba en el 100% de las ocasiones.

Operas en varios Time Frames a la vez.

Bueno, con esto ya tenemos suficiente para elaborar un plan de trading, unas reglas base.

  • Poner y respetar un stop en todas y cada una de las operaciones.
  • Emplear una única señal o estrategia para entrar. Si tienes una que te da un 70% de acierto y la otra el 30% pues opera únicamente con la primera aunque tengas que esperar más por la señal de entrada.
  • Deja correr las ganancias de la misma manera que dejas correr las pérdidas.
  • Corta las pérdidas de la misma manera que cortas las ganancias.
  • No pongas un objetivo para tus ganancias. No lo haces para tus pérdidas.
  • No cierres en un retroceso de los beneficios, tampoco cierras cuando tus pérdidas rebotan.
  • Cuando te parezca que ganas mucho no cierres, añade otra posición. Con las pérdidas no cerrabas cuando te parecía que perdías mucho sino que abrías más.
  • Arriesga muy poco capital por operación. Si puedes arriesgar el 0.3% del capital no arriesgues el 0.5%. Recuerda, se trata de que las pérdidas sean pequeñas.
  • Calcula con cuantas acciones, lotes o contratos puedes abrir la operación según la cantidad de dinero total tienes en cuenta. Si abres con 2 lotes teniendo 5.000 € pronto sabrás lo que es un margin call.
  • Opera en un sólo mercado, el que conozcas más, el que mejor se te de. Tienes tiempo a añadir más aunque no es necesario. Más mercados no significa más ganancias, puede que todo lo contrario.
  • Trata de que tu historial vaya reflejando cada vez más un mayor número de operaciones negativas con pequeñas pérdidas y menor número de operaciones positivas pero con grandes ganancias.
    Antes tus operaciones perdedoras duraban mucho tiempo abiertas y las ganadoras poco. Trata de conseguir justo lo contrario.
  • No andar saltando de un Time Frame en otro. Acostumbrarse a uno y operar siempre en base a lo que nos muestre. (El Time Frame elegido dependerá de la cantidad total de dinero que tengamos en la cuenta).
  • Disciplina para seguir las reglas, para desarrollarlas hasta la excelencia y no abandonarlas porque no funcionen en un par de ocasiones.

UN CONSEJO: lo más importante para llegar algún día a ganar dinero consistente en el trading es elaborar unas reglas que provengan de nuestra propia experiencia. Sólo así conseguiremos tejer unas normas personalizadas.

Recuerda que el sistema de trading que mejor te funcionará será aquel que hayas desarrollado para ti acorde con tus preferencias y manera de operar.

Es fácil sacar ahora la conclusión de que un único sistema de trading, por muy ganador que sea, no funcionará para todos y cada uno de los traders sino más bien sólo para el que lo ha creado.

Categorías
Trading

Las ganancias comienzan en ese punto donde dejas de intentar predecir lo que va a hacer el mercado

Hay que darse de cuenta del poder que el trader tiene entre manos cuando pasa la barrera de la etapa en la que comprende que tratar de predecir al mercado deja de tener sentido a la hora de lograr ser rentable.

El trader tiene que tener en mente esta frase tan determinante:

Aunque entres al azar, en algún momento estarás en el lado correcto

El poder que guarda esta frase es inmenso y da alas a pensar que es la gestión del dinero la que ofrece la consistencia al trader.

Partiendo de la base…

  • de que pierdes sólo un 0.5%, o menos, del capital total por operación.
  • de que sabes que puedes tener una serie de pérdidas sin que tu capital total se resienta mientras logras situarte en el lado correcto del mercado.
  • de que el stop alejado aumenta las probabilidades de que te enganches a la tendencia.
  • de que dejas correr las ganancias cuando estás en lo correcto.

….¿qué más puedo decir?

Categorías
Trading

Calcula el retroceso más frecuente del mercado en el que operas

Es difícil saber donde poner un stoploss ya que es arbitrario y depende absolutamente de la pericia del trader, no hay ninguna técnica fiable al 100%.

Pero sabes que cada mercado tiene vida propia:

  • Uno se mueve lentamente
  • Otro de manera brusca
  • Otro dibuja una suave línea ascendente o descendente en el gráfico
  • Otro traza un zigzag pronunciado
  • ….

Por tanto, hay que tener claro cómo se suele mover ese mercado en el cual se opera y tratar de adaptarse a él.

El tema de los stops es algo a tener muy en cuenta.

No se trata de librarse de todos los retrocesos (que por otro lado es imposible) pero no subir el stop a más de Break Even (personalmente casi siempre asumo la pérdida en vez de mover el stop) por mucho que estés ganando, te permitirá continuar dentro de la tendencia sin ser expulsado continuamente.

Y, después, cuando ya piensas en cerrar la operación sí es cuando se debe mover y aproximar a la cotización en curso. Nunca se debe cerrar en un supuesto objetivo pues, ¿quién sabe lo que podrá hacer el precio?…

Por tanto, lo dejamos respirar «sacrificando» una parte de las ganancias para darle una oportunidad a la cotización a que siga avanzando a nuestro favor.

Cerrar en «objetivo» es cortar los beneficios.

2 de los mayores errores de un trader:

  1. Cortar ganancias y dejar correr las pérdidas.
  2. Seguir a la masa. No tener criterio propio. Creer que los demás saben más que nosotros mismos.

Y volviendo al tema del artículo… para los que hacen trailing stop sí es muy importante calcular previamente, y según el Time Frame en el que se opere, los retrocesos para el activo o mercado en el que vaya a operar.

Por ejemplo:

Si estás operando el EURUSD, en el gráfico diario, y compruebas que si de las 100 veces que ha retrocedido, dicho retroceso no ha sido mayor de 30 puntos en 90 de las 100 ocasiones, sabes que tienes que situar el stop por debajo de esos 30 puntos.

De esta manera estarás cubierto para el 90% de los retrocesos.

Categorías
Trading

Si no renuncias a parte de tus ganancias nunca maximizarás tus beneficios

Para conseguir grandes ganancias el trader debe estar dispuesto a que la posición en beneficios retroceda bastante en algunas ocasiones.

Es un verdadero hándicap porque es realmente difícil observar como las ganancias disminuyen y aguantar las ganas de cerrar, que a su vez se incrementan potencialmente a medida que se acercan a esa línea que separa lo rojo de lo verde.

Este es el verdadero motivo del por qué la mayoría de los traders que no ganan dinero consistentemente. No son capaces de incrementar el dinero de su cuenta porque no son capaces de soportar el retroceso de las ganancias por lo que cierran la posición demasiado pronto para evitar caer en negativo y lo único que consiguen es una serie de operaciones positivas pero con muy pocas ganancias en cada una de ellas.

Sin embargo, el dinero viene de perder muy poco de cada vez (por debajo del 1%) y de dejar correr las ganancias.

El trader no está acostumbrado a ver como su cuenta, para ser rentable, tiene que reflejar muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas y pocas positivas con grandes ganancias.

Se trata de ganar mucho cuando estamos en lo cierto y no de tener el mayor número de operaciones positivas.

Si se minimizan las pérdidas a menos del 1% se puede ganar dinero incluso con una tasa de acierto del 20% (20 operaciones positivas por cada 80 negativas, ahí es nada).

Y aun así, de esas 20 operaciones quizá sólo 5 den el rendimiento esperado.

El problema reside en querer ganar dinero rápido por lo que el trader acaba arriesgando más de ese 1% y entra con más lotes o contratos de los debidos.

Y es aquí entonces donde se cumple la máxima: «Dinero atrae dinero».

Para general un capital que te permita vivir del trading tienes que tener un capital importante.

Cuidado: estoy diciendo que para vivir del trading tienes que tener un cierto capital (ya que sólo arriesgas el 1% (personalmente el 0,5%) y esta cantidad no te deja abrir una posición con muchos lotes) y no que no se pueda lograr amasar una gran cantidad de dinero partiendo de muy poco, sólo que tendrás que reinvertir los beneficios hasta que la acumulación de capital te permita extraer esa cantidad mensual que necesitas.

Y a lo que iba al principio del artículo…tienes que estar dispuesto a que la posición retroceda bastante, en muchas ocasiones, si quieres optar a las grandes ganancias.

Machaca muchísimo generar tantas operaciones negativas aunque estás sean minúsculas. No todos los traders están dispuestos a soportarlo, pero es que no queda otra.

La predicción no es el camino sino la gestión.

El éxito está en como gestionas la operación.

Y hacer trailing-stop tampoco es el camino porque si acercas demasiado el stop, el retroceso (estamos hablando de que a veces es bastante amplio antes de recuperarse fuertemente) podría sacarte del mercado y perderte el rebote.

Lo que yo hago es asumir la pérdida, como mucho subo el stoploss a Break Even. Se que si estoy en lo correcto la cotización no vendrá a por mi stop, y si lo hace sólo perderé el 0,5% o incluso menos.

Me dolerá porque seguramente si hubiese cerrado antes habría salido con ganancias pero rompería mi disciplina de dejar correr y entraría en la perjudicial de andar intentando predicir todos los movimientos menores de la cotización.

Cuando el trader se da cuenta que predecir el mercado es imposible supera una de las etapas más determinantes.

Nadie puede predecir el mercado, ni los más profesionales, sólo hay que mirar la hemeroteca de los diarios económicos.
Es por tanto, o debería serlo, darse cuenta que la predicción no es el camino sino que lo es el mitigar las pérdidas en espera de ese movimiento que nos dará la mayor parte del rendimiento.

Y  a la hora de salir otro tanto, nunca se debe marcar un objetivo de antemano:

_ si llega hasta aquí cierro.

¿Cómo sabes que la cotización se va a parar ahí?

¿Y si te parece suficiente lo ganado para compensar pérdidas y salir con saldo positivo y luego resulta que no lo es?

¿Cuántas veces, los analistas, han dado por muerto un mercado que se ha revalorizado después muchísimo más?

Por consiguiente, hay que dejar respirar el precio a la hora de cerrar, a la hora de llegar a ese supuesto objetivo que hemos fijado para darle por lo menos una oportunidad de que continúe y siga generando beneficios.

Categorías
Trading

10 aspectos importantes a considerar en la lectura de un gráfico

Cuando operas en un gráfico tienes que darte cuenta de una serie de aspectos relevantes:

  1. La figura, soporte o resistencia tendrán distinta relevancia dependiendo del espacio temporal en que se haya observado.
  2. A mayor Time Frame mayor importancia tendrá el movimiento resultante y viceversa.
  3. Una tendencia primaria se origina en el menor de los Time Frames, sin embargo, tratar de acertar con el movimiento es ciertamente complicado.
  4. La señal de entrada será más tardía cuanto mayor sea el espacio temporal observado.
  5. Cuanto mayor sea el espacio temporal en el que se opera más tiempo se tomará el movimiento en completarse.
  6. A menor espacio temporal mayor porcentaje de error.
  7. Cuando una tendencia primaria alcista está vigente, todas las señales a la baja fallan y viceversa, salvo cuando hay giro de mercado que sólo ocurre una vez.
  8. Se puede operar a la contra buscando ese giro de mercado, bien a favor de la tendencia establecida, o ambas.
  9. Por lo general, operar a la contra da el mayor porcentaje de operaciones fallidas pero si aciertas con ello cogerás el movimiento casi desde su inicio.
  10. Operar a la contra es más perjudicial a medida que el Time Frame en el que operas se va haciendo menor.

 

Y  RECUERDA: Por mucho porcentaje elevado que tengas de acierto en los gráficos si no arriesgas muy poco en cada una de las operaciones que haces, si no pones un stoploss y si no averiguas el tamaño correcto de la posición, no te servirá de mucho.

Categorías
Trading

Adapta la operativa a tu estilo y tempo

El trading, aun siendo un duro oficio, tiene una gran particularidad a su favor: es muy flexible, se adapta al «tempo» disponible de cada trader.

Resumamos la primera parte. Es muy duro porque:

  • No hay disponible un temario válido como lo puede haber para cualquier otra profesión. Hay muchos libros diferentes sobre el mismo tema y miles de técnicas y estrategias.
  • Además, una misma estrategia no funciona igual para todos los traders. Esto es porque cada trader tiene un perfil mental diferente.
  • Aunque sigas al pie de la letra el sistema de un trader ganador no serás capaz de sacarle el mismo provecho que el creador del mismo. Esto es porque lo ha adaptado a su forma de ser, a sus puntos fuertes y débiles.
    Por consiguiente, llegará un punto en que lo tengas que adaptar a ti mismo, a tu forma de operar.
    O sea, así como no hay 2 personas iguales, no existirán 2 sistemas de trading iguales.
    Y es por esto que especuladores famosos han publicado sus sistemas y miles de traders que los han leído y desmenuzado no han sido capaces de emularlos.
    Por tanto, no tengas miedo a explicar tu manera de operar, nadie será capaz de ejecutarla de manera similar a la tuya.
    Si se pueden explicar los parámetros a seguir, pero como he dicho, luego el camino se hace personal e intransferible.
    Y vuelvo a insistir como lo he hecho en otros artículos anteriores: no ganarás dinero leyendo ni asistiendo a cursos (esto sólo es el principio y para eliminar una parte de esa densa niebla que cubre la travesía del trader) sino operando en real por ti mismo, tomando pérdidas y aprendiendo de ellas.
    Como se suele decir: «Las mejores lecciones te las dará el mercado. Son las más caras pero, sin duda, las mejores».
  • Es práctica en un 90%,  teoría en un 10%.
  • Es un trabajo solitario.
  • No sabes lo que vas a ganar cada mes (aunque esto me supongo que como cualquier autónomo).
  • Al no haber temario contrastado, no vale toda la información que existe al respecto. Mucha de ella es pura leyenda. Tienes que buscar la esencia entre un montón de paja.
  • Cada trader debe encontrar su camino, personalizar las reglas.

En cuanto a la segunda parte: «se adapta al tempo de cada trader»…

…Una vez eres conocedor del oficio, has desarrollado una estrategia clara… Porque esta es otra. Tienes que desarrollar una serie de reglas muy estrictas, que no te debes saltar. Y muchas veces tendrás que decidir entre 2 que consideras muy válidas.
Quiero decir que llegarás a un punto en que el mismo trading te obligará a elegir en varias ocasiones entre «tu mujer» y «tu madre», simuladamente hablando.

Esta serie de reglas no debes cambiarlas cada 2 por 3. Sacarás más beneficio si insistes sobre una serie de premisas, las modificas y perfeccionas que si haces un cambio total empezando de cero una vez al mes.
Como he dicho anteriormente, se trata de adaptarlas a ti y no de adaptarte tu a ellas. Repito, no hay unas reglas estándar que valgan igualmente para todos.

Pues lo dicho. …Una vez «dominas» el oficio ya estás en disposición de adaptarlo a tu «tempo».
Si bien el trading necesita de jornada completa durante toda su instrucción, cuando ya eres un experto el tiempo necesario se reduce drásticamente.

Y es ahí donde sí puedes compaginarlo con lo que sea. Todo depende del plazo al que quieras operar. Por ejemplo:

  • Si quieres operar intradía, lógicamente, estarás casi toda la jornada conectado al ordenador salvo que consigas tu objetivo diario.
  • Si quieres tener casi todo el día libre, tendrás que operar en gráficos de 4 horas o diarios. Con un par de horas, más o menos, tendrás más que suficiente para analizar lo que haya que analizar.
  • Y si lo que quieres es compaginarlo con otro oficio bastará con visualizar el mercado y sus gráficos el fin de semana. Claro que tendrás que observar, en esta ocasión, los gráficos en su escala temporal semanal.

El caso es que la mayoría de los traders complementa, desde el principio, el trading con su oficio habitual.
Y si el trading necesita de una formación de 8 horas al día durante 5 años pues….resulta bastante complicado sacar tiempo para ambas cosas.

Comprendo que muchos traders necesiten sacar dinero mientras no viven del trading por eso esa necesaria compaginación con un trabajo pero hay que entender también, sobre todo para los más jóvenes, que hay mucha gente estudiando sin ganar un euro hasta los 30 años, o incluso más, entre Universidad, masters, cursos, etc…. pero no lo conciben de igual manera para el trading.

Piensan que este duro oficio es llegar y besar el santo. Luego vienen las quiebras y nos quejamos. Es como ponerme a mi a hacer cirugía en un hospital tras un mes de aprendizaje o tras un curso de 2 días.

Todo necesita su proceso de asimilación, y el trading no lo es menos.

Categorías
Trading

¿Práctica o teoría?

En el transcurso de mi aprendizaje una de las cosas más sorprendentes que encontré fue constatar como detalles operativos, tanto en análisis técnico como en estrategia y sobre todo en la gestión monetaria, que yo había descubierto a base de operar y operar eran descritos con casi total fidelidad en diversos libros de trading.

Esto supuso un gran avance para mi.

Ver aspectos del trading que yo había descubierto por mí mismo detallados en libros de otros traders me llevó a entender que:

  • otros habían llegado antes que yo
  • que hay un mismo camino para todos los traders

Y lo más importante:

– que no hace falta leer libros ni ir a cursos para adquirir la experiencia necesaria para operar correctamente en los mercados.

– que si bien, escogiendo el libro correcto puedes acortar mucho el aprendizaje o corroborar esos detalles que has descubierto por ti mismo, la inmensa cantidad de lectura que hay escrita sobre el «arte de operar en los mercados» hace que leerla para llegar a buen puerto te lleve muchísimo más tiempo que investigar por uno mismo.

Y en la mayor parte de los casos, no escoger la lectura correcta te lleva por otros caminos erróneos y a dar bastantes pasos hacia atrás.

Otro descubrimiento:

aunque lo leas, aunque te lo cuenten y sea cierto no lo aceptarás igualmente hasta que tu mismo lo hayas experimentado. Necesitas palparlo para asimilarlo como correcto.

De ahí nuevamente la necesidad de incidir en la práctica por encima de cualquier lectura o curso.

«Un gramo de práctica vale más que una tonelada de teoría»

Es después, cuando has acumulado la experiencia necesaria, cuando te das cuenta de quién entiende y de quién no, de quién pretende engañarte y quien no…

Y es cuando te das cuenta también de otro elemento muy relevante:

«A partir de cierto punto tendrás que investigar por ti mismo porque cada vez te será más difícil encontrar algo nuevo y útil que te ayude a progresar como trader»

Categorías
Trading

La importancia de la temporalidad en la formación de figuras en el análisis técnico

A la hora de entrar, de abrir una posición, es harto difícil acertar, ya no hablo de la precisión, de entrar en el punto más exacto, sino de que la cotización comience a avanzar a nuestro favor lo más inmediatamente posible.

Así que dejando de lado el entrar en el mejor punto (timing de mercado) tenemos también que contar con que la cotización no ande «bailando» hacia adelante y hacia atrás hasta definir un rumbo.

En muchas ocasiones es una auténtica labor de desgaste. De hecho, muchos traders establecen un stop temporal. Esto es que cuando la cotización se pasa de x tiempo para avanzar se cierra la posición.

He probado esta técnica en algún momento pero cerrar por temporalidad no parece lo más adecuado. No ves el futuro como para suponer que no va a avanzar hacia el lado correcto.

Otra cosa es que no aguantes la presión.

Por tanto, sigo con la mejor idea de gestionar el stop, sobre todo alejado, para que no salte por esos vaivenes de la cotización y que esta se tome el tiempo que sea para decidir hacia donde se va a mover.
Si avanza según lo previsto, vienen las ganancias. Si no lo hace, te está protegiendo el stop.
Una vez sabes lo que vas a perder no tiene sentido variar la estrategia.

Tienes la retaguardia cubierta por lo que cerrar por temporalidad no tiene sentido.

Por tanto, me acojo más bien a la premisa del maestro Kostolany:

» 2 + 2 = 5 – 1 »

O sea, «todo sucede tal y como vaticinábamos sólo que un poco más tarde»

Y añado, también influye el espacio temporal (Time Frame) en el que vayas a operar.

Cada vela se confirma según el Time Frame operado. Si es una temporalidad de 5 minutos, la vela tardará 5 minutos en cerrarse. Si el Time Frame es diario, tardará 1 día.

Esto es importante tenerlo en cuenta porque todos sabemos que en el análisis técnico hay ciertas figuras, que muchos traders siguen, las cuales presentan un cierto porcentaje de acierto.

Sin embargo, y pongamos la figura de Hombro – Cabeza – Hombro como ejemplo, no es lo mismo el desarrollo de esta formación en un Time Frame de 5 minutos que en uno diario.

Si en el de 5´puede formarse y desarrollarse incluso en el mismo día, en el diario puede tardar incluso semanas. Y ya no digamos si descubrimos la figura en el espacio temporal  semanal o temporal.

Por tanto, a mayor temporalidad más tiempo va a tardar la figura en formarse y desarrollarse, y viceversa.

Concluyendo, si has abierto una posición en el Time Frame semanal tendrás que armarte de mucha paciencia, situar un stop a una distancia prudencial y aguantar las idas y venidas, los avances y retrocesos de las temporalidades menores hasta que la cotización tome la dirección esperada en el marco temporal elegido.

Si has elegido entrar en el Time Frame semanal, el hándicap mayor será respetar la estrategia porque los movimientos bruscos del intradía pueden hacer que cambies de opinión y que cierres la operación sin dejarla desarrollar como tenías pensado antes de abrirla.

Y cuanto más alta es la temporalidad más nervios de acero tendrás que tener ya que el tiempo va en tu contra porque te permite pensar y que afloren los miedos.

Las noticias, los datos, otras opiniones, la psicología de mercado hará que en más de una ocasión pongas en duda la viabilidad de tu operación.

Incluso es mejor que no observes el saldo de la operación ni otros espacios temporales menores ya que podrían influirte y acabar haciendo lo que no tenías pensado.

Cuando tomas una decisión tienes que ir a muerte con ella, para eso te has protegido con el stop.