Categorías
Trading

Entrar y olvidarse

Un gráfico está compuesto por diferentes Time Frames o espacios temporales, y, a su vez, en cada Time Frame pueden verse diferentes figuras típicas del chartismo:

  • Dobles pies
  • Dobles techos
  • Triángulos
  • Rectángulos
  • Cuñas
  • Hombro-cabeza-hombros
  • Etc, etc, etc

Está todo escrito en los libros y todo el mundo los conoce de sobra y sabe lo que indican cuando aparecen en el gráfico.

Sin embargo, no siempre se desarrollan como se espera, pueden aparecer deformados, parecidos pero no iguales, a veces fallan (es lógico, responden a probabilidades no a certezas), tienen menos fuerza si aparecen en marcos temporales más pequeños, en muchas ocasiones parece que se está formando x figura y luego resulta que no es así…

Vamos, que tratar de adivinar el devenir de las cotizaciones en un gráfico se queda en una labor sobrenatural para cualquier trader.

Es por eso que la estrategia que mejor me funciona es la de gestionar la operación y dejar que esta haga lo que le parezca (lo va a hacer igual de todas formas), así que partiendo de que el mercado tiene 2 vertientes…

  • En un lado estarán las pérdidas y en el otro las ganancias

…trato de limitar las pérdidas mediante la gestión e ilimito las ganancias no situando nunca un precio objetivo pues no se hasta donde va a llegar la cotización (la experiencia me dice donde debo cerrar por diversas señales que aparecen en el mercado sobre la marcha, pero nunca premeditadas).

Así que, una vez abierta la operación, me olvido. Si estaba equivocado tendré pérdidas (aunque estas serán mínimas).

Si estoy en lo correcto tendré ganancias ilimitadas pues no establezco ningún profit warning.

Y mientras sucede una cosa u otra me dedico a otras tareas pues operando de esta manera lo que más tienes, el bien más preciado por el trader, es mucho tiempo libre.

Categorías
Trading

Así me hice autodidacta

Desde siempre me ha gustado leer, a todas horas, mientras comía, en el baño, de madrugada bajo las mantas con una linterna para que mi madre no me viese.

Quizá fue por eso que desarrollé una miopía importante (hace 12 años que me operé y sigo como el primer día, cero dioptrías, y eso que mira que «chupo» ordenador y móvil…).

La lectura da grandes conocimientos al lector, sin embargo en el aprendizaje de la profesión de trader no fue todo lo satisfactoria que esperaba.

Hay cantidad de información por la red, en libros, etc. Lamentablemente, mucha de ella no es válida, te lleva por distintos caminos, vamos, leer acaba siendo más perjudicial que beneficioso.

El caso es no lo sabes hasta que lo pones en práctica y ves que la cosa no funciona.

Como he dicho al principio, me encanta leer. A veces veo titulares de artículos de trading que me gustaría echarles un vistazo, pero ya hace tiempo que he comprobado el perjuicio que en mí supone.

Cambian mi forma de pensar, varían de algún modo mis ideas y, siempre acaban por no aportarme nada, sólo pérdida de tiempo.

Cuando practicas, todas las soluciones que puedes esperar de un libro aparecen ante ti como por arte de magia.

Por tanto, en su tiempo decidí eliminar cualquier lectura que tuviese que ver con el trading, sobre todo porque para encontrar algo válido tenía que devorar muchas letras de manera que mi camino se volvía más sinuoso que lineal.

De ese modo me volví autodidacta.

A partir de cierto instante, todo fue investigación, para bien o para mal.

En otros campos, la lectura te lleva a la vanguardia del conocimiento del tema estudiado. Quizá es porque para otras profesiones hay un temario reconocido, una Universidad que lo explica.

En el trading no, nada está contrastado.

De hecho, cualquier trader a medida que va cogiendo experiencia en la operativa se va dando cuenta de quien entiende del tema, quien no, quien gana dinero de verdad…
Lo malo es cuando empiezas, que tienes que pagar la novatada.

«Aprende a operar como un profesional en unos días»

«Sácate un sueldo mensual con sólo unas horas de práctica»

….Bueno, que voy a contar que nadie sepa.

Es una pena, pero son muchos los que se alimentan de la carnaza nueva que llega al mercado cada día.

Pero bueno, son lecciones que tienes que asimilar.

Es por eso que ir por libre te ayuda mucho, es como aprender en la calle, pero sabes que el dinero que vas a perder es el que te va a cobrar el mercado por ese aprendizaje.

Sabes que son los cursos más caros, pero los mejores, los que quedan grabados a fuego en tu mente, los que te marcan.

Es así como el dolor que te causan las pérdidas te ayudan a pasar de una etapa a otra. Es así, operando, como vas haciendo camino.

Un camino largo que te hace pensar muchas veces en pedir ayuda, en caer de nuevo en la lectura en busca de soluciones que no vas a encontrar. Pero de nuevo, una y otra vez la frase golpea en tu cabeza:

«Busca la solución en tu mente y no en la de los demás»

Categorías
Trading

Protegerse ante las pérdidas: la estructura defensiva de un sistema de trading

Sin dudarlo ni un instante, la estructura para evitar las pérdidas es la parte más importante de un sistema de trading.

Dicen que sin riesgo puede no haber premio, pero lo seguro es que sin sistema defensivo la derrota está asegurada.

Capital: lo primero es saber con que capital disponemos para operar. Capital con el que no vamos a contar durante un tiempo, que no debe provenir de ningún préstamo, ni de la familia, ni guardado para alguna necesidad… (si no se está tranquilo mientras se opera las pérdidas vendrán sin remedio).

En los mercados, lo que hoy es blanco mañana es negro, y «apostar» un capital que vamos a necesitar por estar seguros del movimiento futuro del mercado suele mostrar desagradables sorpresas.

Si necesitamos generar dinero con urgencia, los mercados no son el mejor lugar por su aspecto puramente psicológico, capaz de machacar al más fuerte mentalmente hablando.

Nunca se debe arriesgar más del 0,5% del capital total por operación. Cualquier cantidad mayor pondrá en serio peligro las probabilidades de recuperarnos ante la suma de pérdidas.

A muchos traders les parece muy poco arriesgar el 2% por operación pero con que sufran una serie continua de 5 operaciones negativas, (cosa muy factible, incluso muchas más operaciones negativas seguidas con pérdidas sería algo frecuente) nos encontramos con una pérdida de capital del 10%, algo realmente duro de recuperar.

Además, según el capital en la cuenta es mayor, dicho porcentaje de riesgo a la hora de abrir una posición deberá ir disminuyendo.

Entrada: la mayoría de los traders o de los que se acercan en algún momento a los mercados lo hacen por ver una posibilidad de ganar dinero rápido (para eso se ha inventado la operativa intradía).

Sólo se debe abrir una operación, repito, sólo se debe abrir una operación cuando las esperanzas de ganancia muestren un alto porcentaje de probabilidades a nuestro favor.

Si no es así, la mejor manera de protegernos es no entrar.

Es nuestra ventaja sobre el mercado.

Es cierto que las mejores oportunidades no surgen cada día, y es ahí donde la templanza del trader para esperar las mejores piezas es una baza a su favor.

El dinero se hace en la paciencia.

Stoploss: nunca se debe abrir una operación sin haber situado un stop, en todas y cada una de ellas. Con una sola en que no lo hagamos puede ser nuestra perdición. UNA SOLA, RECUERDA.

Y ya no hablo ni de moverlo. Las pérdidas hay que asumirlas. Cuesta mucho y es muy doloroso pero es más doloroso quedarse sin todo el dinero de la cuenta y no poder operar más.

Por eso insisto en arriesgar muy poco porcentaje de capital por operación. Esto es porque cuando aciertas con la operación y la dejas correr dichas pérdidas son bastante sencillas de recuperar y puedes pasar al positivo en el global, con la satisfacción personal que ello produce.

Mercados: el trader debe operar en aquellos mercados con los cuales se sienta identificado, con aquellos que mejor conozca.
Saber qué es lo que suele mover a un mercado, cuando lo hace, por qué, es un tanto a favor del trader.

El conocimiento da el poder y te hace independiente de los comentarios de los demás.

El objetivo del sistema defensivo de un sistema de trading es eliminar toda posibilidad de pérdida posible o por lo menos minimizarla, y, sobre todo, erradicar al máximo posible el miedo a operar.

La reducción de capital es el principal motivo de los desequilibrios psicológicos de la mente del trader y el principal causante de que las cuentas se queden a cero.

Por tanto, podemos decir que lo primero de todo es la gestión del capital. Esto es porque elimina casi al completo las malas actuaciones de nuestro lado psicológico, y, por último, la estrategia de entrada.

Cuando tu sistema de defensa no tiene resquicios no te importará perder, sabes que tarde o temprano darás con la ocasión que buscas.

Pero claro, aquí no se acaba todo. Asegurar la parte defensiva es eliminar de un plumazo, dejar de preocuparse de la gestión del dinero, de la psicología de mercado y de las entradas.

Pero esta es la parte fácil, a la que todos los traders podemos aspirar, la parte difícil, la que da la consistencia a la que sólo unos pocos pueden optar surge a la hora de dejar correr las ganancias.

Esta es la piedra angular, es donde está el quiz de la cuestión.

Por tanto, lo primero es la defensa y luego el ataque.

Resumiendo, el buen trading, un buen sistema se compone de:

  1. Psicología
  2. Gestión del dinero
  3. Entrada
  4. Acumulación de beneficios
Categorías
Trading

No se debe entrar a la contra del mercado salvo si este ha avanzado tanto que el margen de seguridad así lo exige

He visto en Internet una encuesta donde se le preguntaba a los inversores sobre si el mejor momento para entrar en el mercado era cuando este está subiendo o cuando está bajando.

Me ha sorprendido la gran cantidad de gente que ha respondido: cuando está bajando.

Si entramos en el mercado cuando este baja y la tendencia primaria está establecida, adiós dinero de la cuenta.

La mejor manera de entrar en el mercado es en una tendencia alcista cuando sufre un retroceso, cosa totalmente diferente a entrar cuando el mercado está bajando.

O entrar corto en un mercado bajista tras un rebote al alza.

Pero si entras cuando está bajando y, como he dicho, la tendencia general es bajista, puede que estés varios años esperando a que la cotización regrese al punto donde has entrado, o si operas en derivados que te cargues la cuenta en horas.

Categorías
Trading

Figuras «de libro» en el análisis técnico

Normalmente, cuando se encuentra establecida una tendencia primaria alcista, lo normal es que todas las señales a la baja fallen, excepto la última (en algún lado tiene que girar el mercado) pero es que mientras estás esperando ese giro de mercado has perdido una gran oportunidad para seguirlo.

Sucede lo mismo a la baja, todas las señales alcistas fallan.

Este procedimiento va en aumento cuanto menor es el espacio temporal del gráfico en el que vayamos a trabajar.

Estamos acostumbrados, por los numerosos libros de análisis técnico presentes en el mercado a identificar una figura u otra, pero la verdadera identificación viene de la observación de mercado por el trader durante sesiones y sesiones, de forma que acumula una experiencia que le permite al ojo observar las verdaderas ocasiones que le darán el rendimiento esperado.

Quiero decir con esto que las figuras explicadas en los libros son certeras (con su porcentaje de probabilidad) pero sólo son la punta del iceberg, un iceberg que como he querido expresar, sólo se descifra con cientos de horas de observación de los gráficos.

Es tras esa acumulación de horas donde un doble pie alcista puede ser identificado de 20 maneras diferentes.
La versión explicada en el libro, es esa, como se suele decir: figura de libro,  pero hay muchísimo más tras esas figuras de libro y en los gráficos no siempre se expresan con la perfección que se nos detallan.

Lo mismo para todas las figuras chartistas.

Categorías
Trading

La gestión, base del éxito del trader, pues controla tu psique

El especulador debe tener entre ceja y ceja la frase:

«Más vale dejar de ganar que perder»

Dicha afirmación sí es una certeza.

Cuando proteges tu capital a toda costa, no dejando resquicio alguno a que una mala decisión pueda acabar con gran parte de tu capital operativo, las ganancias están más cercanas.

Es aquí cuando entra en juego la psicología del trader.

Cuando la operación sale tal y como habías previsto te lamentas principalmente:

  • de no haber entrado antes
  • de no haber abierto la posición con más lotes

Esto cuando has abierto favorablemente.

Pero sí has perdido la ocasión por las sombras o dudas que ofrece la inversión te lamentarás aun más pues no habrás ganado absolutamente nada.

Es ahí cuando el trader debe ser fuerte mentalmente, darse cuenta de lo dicho anteriormente (que los mercados se basan únicamente en probabilidades) y que la próxima vez saldrá mejor si tomamos las medidas adecuadas de gestión del dinero.

Porque cuando se pasa por alto la gestión sucede que las pérdidas nos impiden (por culpa del miedo a fallar de nuevo) entrar en las operaciones que de verdad nos darían beneficios.

Por tanto:

  • cuando pones un stoploss en todas tus operaciones
  • cuando te apalancas teniendo en cuenta el total de tu capital operativo
  • cuando arriesgas un 0,5% por operación de tu capital total…

…., en resumen, cuando tomas las debidas precauciones sucede que ya no tienes miedo a perder porque lo haces es en una cuantía muy pequeña. Y si no tienes miedo a perder, las pequeñas pérdidas que tendrás no harán mella en tu mente.

Ya no te importarán dichas pérdidas porque sabes que cuando estés en lo cierto las recuperarás fácilmente.

Y lo más importante, la parte decisiva del trading, la que llevará tu cuenta a la consistencia, cuando no tienes miedo a perder estás en total disposición para abordar esa fase decisiva en la que dejar correr los beneficios harán que el capital de tu cuenta se eleve definitivamente.

Sin duda la fase más difícil y la que diferencia a un trader cuya cuenta se mantiene en lateral con el trader cuya cuenta es claramente alcista.

Categorías
Trading

Las ganancias están en la disciplina del operador, en ningún otro sitio

En las inversiones, en el trading, todo depende del plazo en el que vayas a operar.

Sin dudarlo ni un segundo, mis mayores rentabilidades vienen de comprar y esperar.

Hay que desarrollar una gran disciplina para ello, sobre todo en un mundo intercomunicado donde la plataforma de cualquier bróker te ofrece la posibilidad de abrir y cerrar una operación en cuestión de segundos.

El bróker trata de hacer su negocio captando el mayor número de comisiones, y la operativa intradía se lo ofrece. Nada malo en ello.

Como dice W.Buffet, tenemos una baza a favor sobre el mercado: Decirle NO.

Nadie nos obliga a operar, nadie nos obliga a abrir una operación tras otra. Bueno, sí, nuestras ansias de ganar dinero rápido.

Es archisabido que el buen o mal trading sólo está en la mente del operador, en su fortaleza, en su disciplina.

Desde el momento en que sucumbe a los deseos o trampas del mercado, está perdido.

 

Categorías
Trading

Corrección del mercado, puede…¿pero en qué plazo?

El trader siempre debe tener en cuenta para qué espacio temporal o Time Frame tiene previsto operar.

La definición «corrección» para un mercado es muy simplista, en cambio si establecemos un horizonte temporal la cosa ya cambia bastante.

Veamos:

Los gráficos están compuestos por todos los Time Frames que le queramos poner aunque los más usados son:

1´, 5´, 10´, 15´, 30´, 1 hora, 4 horas, 1 día, 1 semana, 1 mes

Por tanto, cuando nos hablan de corrección, ¿ a que plazo se están refiriendo? Nunca lo dicen, sólo indican que «va a haber una corrección».

La mente (el Ego) sufre 3 veces más cuando experimenta una pérdida que la satisfacción que obtiene por conseguir una ganancia.

3 a 1, nada menos. Aun así, fíjense que cuando el trader tiene una ganancia mínima, cierra la operación por miedo a perderla. Con acabar en positivo, sea la cantidad que sea, el Ego se encuentra satisfecho y el trader con la autoestima subida.

Este es el por qué de los titulares bajistas cuando los mercados suben un poco.

Todos los humanos, producto de nuestra evolución, presentamos aversión al riesgo, miedo a lo desconocido, miedo para protegernos ante un daño, por tanto, es ese miedo (el peor enemigo para el operador de los mercados) el que nos dice que cerremos no vaya a ser que perdamos lo poco que estamos ganando.

Este es el principal motivo de que el 95% de los traders o de los inversores presenten operaciones positivas de muy poco recorrido y operaciones negativas de largo recorrido.

El buen trader se caracteriza por ser frio y calculador, no se deja llevar por su otra parte del cerebro: la caliente, la que salta por nada, la inestable.

Y, por cierto, cuando no se tiene la sangre fría necesaria para aguantar ciertos titulares en diarios de renombre o comentarios por parte de gente influyente en los mercados, acabas siguiendo a la manada, acabas modificando tu operación y el resultado sólo lleva a una parte: pérdidas.

Cada operador debe ser fiel a su visión del mercado, digan lo que digan los demás. Si falla, falló, si acierta, mejor para él. El objetivo de seguir la opinión personal es la de aprender, la de adquirir una experiencia.

Si basas tus decisiones de compra y de venta en las opiniones de los demás, maldita la experiencia que vas a reunir.

Por tanto, y volviendo al principio, ¿en qué espacio temporal ,en qué plazo va a verse la susodicha corrección?

Correcciones las hay todos los días:

  • Observando un gráfico de 5 minutos no tardarás en ver una corrección, sin embargo si pasas al de 4 horas seguramente veas que la tendencia sigue intacta, sigue alcista.
  • Si estás observando el mercado en el gráfico semanal, por ejemplo, sólo tienes que bajar al de 30´para ver una serie de correcciones, y ,cada cual, de diferente calado.

Por consiguiente, mucho cuidado con seguir las previsiones de los demás, sólo vale la propia de cada uno, salga bien o salga mal y basándonos siempre en el espacio temporal en el que estamos dispuestos a operar. La acumulación de experiencia hará que los resultados acaben llegando.

Ya se sabe:

  • sólo se gana aprendiendo a perder
  • sólo las pérdidas te indican el camino a las ganancias

Estoy hablando de gente influyente, de periódicos de mucha tirada, de analistas que sólo se dedican a eso, a analizar el mercado a jornada completa, y, aun así fallan. Aquí nadie sabe nada, cada uno cuenta lo que percibe, yo también lo hago y también fallo.
¿Por qué sino el puntal de mi sistema de trading es la gestión del dinero y del riesgo?. Pues básicamente para cubrirme de mis errores.

El objetivo de la gestión del dinero es cortar de raíz aquellas operaciones que presentan pérdidas para dejar correr aquellas que presentan signo positivo.

Yo también fallo en mis pronósticos, todos fallamos, pero si seguimos los consejos de los demás porque están en una gran firma de inversión mundial o escriben en el periódico de mayor tirada…mal vamos.

Categorías
Trading

Características a tener en cuenta en una plataforma de trading

La plataforma es el vínculo que une a los mercados con el trader, y por ello, buena parte de su éxito radica en la misma:

  • Primeramente debe ser gratis, ya bastante nos cobran por comisiones.
  • Gratis no quiere decir falta de calidad sino todo lo contrario.
  • La calidad de un bróker viene representada por la profesionalidad de la plataforma que ofrece.
  • Mala plataforma suele ser sinónimo de bróker en busca, únicamente, de negocio propio y no para el operador particular.
  • Debe ofrecer el mayor número de mercados posible: materias primas, divisas, bolsas principalmente…
  • Spread asumible. El trader desechará para operar aquellos mercados en el que el spread sea excesivo.
  • Gráficos potentes, claros y fáciles de manejar por encima de cualquier otra característica (es algo que la mayoría de los bróker de mala calidad suelen infravalorar). Esta circunstancia debería ser motivo de abandono inmediato del bróker en cuestión.
  • Diferentes tipos de velas: clandesticks, Heikin Ashi principalmente.
  • Facilidad a la hora de trazar líneas.
  • Que el histórico de cotizaciones abarque el mayor plazo posible.
  • Flujo de noticias y datos en el idioma del país en el que el trader opera.
  • Debe facilitar la operativa del trader, facilitando información básica como spread y valor de 1 pip por x lotes.
  • Que acepte abrir una operación desde microlotes a lotes.
  • Posibilidad de operar o modificar una operación en el gráfico (sobre todo en lo referente a stoploss).
  • Facilidad y prontitud a la hora de comunicarse con el bróker.
  • Historial de operaciones y estadísticas

Lo dicho, el bróker debe facilitar una plataforma muy potente y, a la vez, gratuita, al cliente. Bastante duro es ganar dinero en los mercados sin tener que pelearse continuamente con la susodicha.

Categorías
Trading

Los beneficios de no observar una posición abierta

Personalmente, en mi operativa, los beneficios de no observar la posición abierta a cada momento han sido determinantes.

Pero claro, para poder hacerlo de manera efectiva, hace falta una previa férrea gestión del dinero.

El mercado es absolutamente psicológico, y claro, cuando anda tu dinero de por medio la incidencia en la psique es instantánea, con sus correspondientes malas decisiones tomadas por el ritmo frenético al que nos somete el mercado.

Quiero con esto decir que cuando entras al trapo y te enfrentas a él, cara a cara, llevas todas las de perder.

Por tanto, sales ganando cuanto más le ignoras.

Seguro que eres de esos que cuando abres una operación no puedes apartar la vista de la pantalla. Cada movimiento provoca en ti una reacción, y esa reacción un sentimiento, y ese sentimiento una respuesta.

El problema viene cuando esas sensaciones que vives en el mercado las trasladas a tu vida cotidiana. O sea, estás alegre con todos los que te rodean cuando estás ganando, y no hay quién te dirija la palabra cuando estás perdiendo.

El mercado está jugando con tu mente, no puedes apartar el pensamiento de él y todo lo demás, todo lo que te hace apartarte de ese pensamiento te irrita. Necesitas estar pendiente todo el rato de la operación, sobre todo si se te acumulan la pérdidas.

Es aquí donde entra en juego la gestión del dinero, la gestión de la operación.

Lo más lógico, cuando estás ganando, es que si estás pendiente todo el rato de los avances y retrocesos de los beneficios es que ante cualquier repliegue de los mismos, más importante de lo normal, cierres la operación por miedo a acabar en pérdidas.

NO lo haces cuando estás perdiendo, sino que las dejas correr, pero con las ganancias no, cierras cuando los beneficios disminuyen un poco. (Esta forma de proceder se incrementa exponencialmente cuando operas en real, de ahí que el aprendiz de trader deba operar, desde sus inicios, en este «modo» sino quiere empezar de nuevo de cero cuando decida abandonar el modo simulado o Demo).

En Demo no preparas la parte determinante de la consistencia en el trading: la mente.

La satisfacción de haber cerrado en verde es tan grande como inútil, pues has cortado ganancias, no las has dejado correr.

Por tanto, cuando no observas una operación que está en beneficios (porque se supone que las pérdidas las vigila tu stoploss) surgen una serie de aspectos muy beneficiosos para tu operativa:

  • Desaparece el miedo ya que has abierto con un número de lotes adecuado a la cantidad de tu dinero total en la cuenta y has puesto un stop para las pérdidas donde estas nunca serán mayores del 0,5% del capital total. (Esto da mucha tranquilidad para lo siguiente).
  • NO te preocupas de lo que está haciendo la cotización por lo que de esta manera no estás inducido por el mercado. Este, al no estar observándolo no influye sobre ti, sobre tu mente, por lo cometes menos errores.
  • Cuando la posición avanza a tu favor las ganas de cerrar aumentan a medida que también lo hacen los beneficios. Si no estás observando desaparecerá esa presión, esa tensión, por lo que sin duda (probado y requeteprobado) dejarás correr más tiempo las ganancias que si estás pendiente de la operación.
  • No cerrarás por los retrocesos típicos del mercado. Sabes que no puedes aguantar que retrocedan los beneficios de una operación positiva por lo que si no la observas, lógicamente, no influirá en ti, y no cerrarás por lo que en muchas de las ocasiones te sorprenderás de las ganancias acumuladas que de ninguna manera tendrías si estuvieses echándole un ojo a cada instante a la operación.

Como bien dice Ben Graham: «A muchos inversores les hubiera supuesto un gran favor que sus acciones no cotizasen en absoluto» …para no caer en los cambios de humor del Señor Mercado.