Categorías
Trading

El vital proceso evolutivo

Los que han seguido mi evolución como trader a través de los artículos del blog habrán experimentado ciertos cambios propios de dicha evolución.

Es lógico en un proceso de ensayo/error donde vas desechando lo menos productivo para quedarte con lo esencial.

Si echo la vista atrás, hasta mis comienzos, es increíble ver como las ideas van cambiando gradualmente, y visto desde la actualidad, incluso radicamente.

Normas o reglas que antes veías esenciales, ahora ves que no conducían a nada, que formaban parte únicamente del proceso.

He llevado muchos varapalos en los mercados, sobre todo en la bolsa (acciones al contado) y en mis inicios en divisas.

Pero esos golpes no han sido en vano, sino que han servido para enfocar toda mi operativa en una obsesión por eliminar todo riesgo de mis operaciones.

A estas altura, todos sabrán que la gestión del dinero es el pilar de mi sistema. Aun hoy sigo incidiendo en ello.

La máxima de Nicolas Darvas: «más vale dejar de ganar que perder», quedó en algún momento de mi desarrollo gravado a fuego en mi mente.
Se hacia más presente cada vez que tenía alguna pérdida.

Se que puedo ganar mucho más dinero si aumento el porcentaje de riesgo que asumo por operación (actualmente en el 0,5%).
Se que puedo ganar más dinero si aumento el número de lotes con los que opero.

Pero también se, lo he vivido en mis carnes, que una sola operación que salga mal puede dar al traste con todo lo ganado, con toda mi cuenta.
Ya me sucedió una vez, y no quiero que me suceda nuevamente.

De ahí que haya eliminado de mi operativa todo aquello que en el pasado sólo me ha causado dolor.

Las acciones al contado no las quiero ver ni en pintura. La bolsa sólo la opero mediante sus índices respectivos. Estoy cansado de poner dinero en las ampliaciones, que se diluya el valor, estar esperando años a que se recupere, quiebras, malas gestiones….en fin, las mil y una fechorías.

El intradía: si bien me ha dado muchas alegrías y gracias a la dedicación diaria he progresado más rápido, he caído en la cuenta y gracias a ese proceso de ensayo/error continuo que querer ganar dinero más rápido no equivale a hacer más operaciones.

He ganado dinero consistente en el intradía pero a base de mucho esfuerzo, de estar muy vigilante horas y horas, pero la relación esfuerzo/beneficio deja mucho que desear enfrentándolo con la operativa a medio/largo plazo.

Nada que ver: mínimo esfuerzo/máximo beneficio

Claro que he tenido también que evolucionar en el aspecto mental. Me encanta operar en el intradía porque sientes la emoción al momento (estoy hablando de real y no de simulado) por lo que he tenido que pasar a modo «lento» «aburrido» para poder operar en el medio plazo.

La gestión del dinero y del riesgo ha tenido un efecto claramente positivo en mi estrategia. Cuando en el pasado no era capaz de irme a la cama sin tener todas las operaciones cerradas (y si lo hacia no dormía y consultaba las cotizaciones de madrugada) ahora puedo mantener una operación abierta durante semanas sin observarla siguiera durante días.

No tengo miedo a perder, se lo que voy a perder de antemano. Se que si salta el stop, voy a perder poquísimo respecto al saldo total. Se que si gano, no voy a ganar tanto como si operase con un riesgo mayor pero de esta manera soy consistente y la curva de mi cuenta es totalmente ascendente. Y esto es lo único que vale.

Además, el efecto tiempo junto con la reinversión de beneficios permiten que cada vez pueda operar cada vez con más lotes y, a su vez, manteniendo el mismo riesgo (vamos, la situación ideal).

Siento la misma templanza operando con una cuenta de 5.000 € que de 500.000. He tenido tantas pérdidas en el pasado que le he perdido el respeto al dinero y esto ha supuesto un verdadero e importantísimo punto de inflexión.

Mientras antes sudaba, me dolía la barriga, me ponía de malhumor ante los retrocesos de la operación o ante un cierre en negativo, ahora ni me inmuto, frialdad total.

Cuidado, no me gusta perder, como a todo el mundo supongo, pero soporto las pérdidas como parte del «juego». Es vital entenderlo ya que al principio únicamente tratas de ganar en todas las operaciones que haces. Tratas de conseguir el máximo de operaciones cerradas en verde, no importa la cantidad, hasta que te das cuenta que lo que realmente sí importa es la diferencia entre ganancias y pérdidas.

Bueno, lo dicho, en este proceso de años, lo más relevante ha sido:

  • el cambio de operativa, de intradía a plazos más largos,
  • el cambio en los mercados operados, de acciones al contado a índices, divisas y materias primas,
  • y el cambio de mentalidad.

El proceso evolutivo, sin embargo, no acaba. Los cambios ahora son más distantes en el tiempo que cuando eres aprendiz, pero siempre hay que estar aprendiendo, nunca hay que bajar la guardia.

«El mercado no duerme pero tú si»

Categorías
Trading

La ventaja del trader independiente frente al institucional

El trading es una profesión con la etiqueta de estresante.

Sin embargo, para ganar dinero, para tener alguna oportunidad de ganarlo, se necesita todo lo contrario: templanza.

No sirven las prisas en el trading. Entiendo perfectamente a los traders que trabajan para alguna firma. Aquí mandan los resultados.

Si no ofreces resultados, adiós muy buenas.

Por lo tanto, el trader casi entra por entrar. Trata de ver una ocasión donde no la hay. Desde «arriba» le apremian. Entonces se precipita y todo sale mal. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Esta es la ventaja del trader independiente: no tiene que rendir cuentas a nadie.

Es más, el trader institucional suele arriesgar un porcentaje demasiado alto para tratar de ganar dinero más rápido. Nuevamente ocurre lo contrario, las pérdidas se acumulan, trata de deshacer su error, aumenta la apuesta, y la quiebra está más cerca.

La presión llega desde todos los lados, estás operando con dinero en real (con cantidad muy grandes).

La mentalización, por tanto, debe ser extrema. Desde «arriba», como he dicho, te piden resultados, más si haces caso y te apresuras ya sabes cual será el rendimiento. Por consiguiente, este no es el camino.

El camino es hacer caso omiso, oídos sordos, no variar la forma de operar, quitarse esas hormigas del estómago y hacer trading como cuando lo haces tu sólo, como cuando no le tienes que presentar tus cuentas a nadie.

Si lo haces así, los resultados satisfactorios los dará el tiempo.

El peligro viene de exigirse más de lo que el mercado te puede dar en cada momento.
Piensa que los mejores gestores del mundo sacan una rentabilidad anual entorno al 20%.

Piensa que durante todo un año hay magníficas ocasiones para conseguir dicha rentabilidad, por tanto, las prisas las dejas de lado a la hora de operar. Tu autoestima te lo agradecerá.

Categorías
Trading

Buscando la fuente de noticias perfecta

Mi principal fuente, la que es pura, la que no me engaña, la que no me bombardea con rumores, la que me proporciona la tranquilidad que necesito, es, por supuesto, el gráfico.

Aun así, el trader no debe ser tan tonto como para subestimar los mensajes de los diferentes Bancos Centrales. Hoy por hoy, dan las pistas más claras al especulador.

La guerra de divisas, las subidas y bajadas de tipos de interés, la inflación, los QEs, son realmente señales con un porcentaje de fiabilidad muy alto como para dejarlas pasar desapercibidas.

Luego, esa intuición que te da la experiencia, el saber aprovecharse de las incertidumbres, de las noticias que se cotizan antes de concretarse, sazonan un trabajo bien hecho.

En cuanto a las fuentes de noticias, ¿qué voy a decir?. NO hay, ni es fácil que haya, una fuente que le de al trader toda la información de calidad que necesita para su operativa.

El motivo es claro. NO todos los traders operamos en un mismo mercado por lo que no puede haber fuentes que se refieran, por ejemplo, sólo al EURUSD, o al BBVA, o al petróleo… sino que todo va mezclado en un batiburrillo que corresponde al trader desgranar.

Quiero con esto decir que puedes leer 500 titulares de noticias y desecharlas sin haberte servido ninguna para nada, salvo para perder el tiempo.

Los servidores de noticias, las fuentes, no pueden permitirse el lujo de especializarse en todos y cada uno de los activos cotizados. Nunca vamos a encontrar, por tanto, esa fuente ideal porque no es viable.

Aquí es donde entra la maestría del especulador, primero seleccionando aquellas que se refieren únicamente a temas económicos, y aun mejor, exclusivamente a los mercados en los que él opera, para después tratar de interpretarlas.

Las hay en español, en ingles… pero todas acaban diciendo más o menos lo mismo.
En lo único que puede diferir es en quién es capaz de dar la noticia de primero. Pero esto no nos afecta en lo más mínimo. Lo que cuenta es la esencia de lo que se nos quiere contar.

Por consiguiente, un trader intradia buscará fuentes que le desgranen el mercado «al minuto».

Y el trader a más plazo le llegará consultar las noticias a fin de día o de semana.

La sobreinformación no es buena aliada para el trader. Este debe obtener la parte pura de lo que se nos informa, a grandes rasgos. Sólo basta con eso, así de sencillo.

Al trader le gusta indagar más y más, cree que el dinero está en lo difícil, en lo menudo, todo el mundo lo cree, pero realmente con leer los titulares debe estar , prácticamente, casi todo dicho y todo comprendido para el operador experimentado.

Categorías
Trading

La locura del intradía frente a las ganancias del largo plazo

  • Tengo que reconocer que, hoy por hoy, es relativamente fácil ganar dinero en los mercados financieros.

Todo se remite, escuetamente, a:

  • Esperar con paciencia la oportunidad. Es necesario verlo claro.
    Los flujos de dinero van continuamente de un mercado a otro y no es nada complicado de prever. Por supuesto que no estoy hablando de la operativa intradia sino de las verdaderas tendencias que suelen durar semanas, incluso meses.
  • La entrada. Una vez haces una correcta gestión del dinero de tu cuenta, las pérdidas ya no son objeto de preocupación.
    Cuando la ocasión es evidente puedes fallar varias veces, varias operaciones, intentando engancharte a la tendencia, pero son tan pequeñas esas pérdidas que una vez enganchados, rápidamente son neutralizadas.
  • Dejar correr. Luego todo se reduce a que la cotización avance a favor.
    Ni siquiera merece la pena mover el stop-loss, todo más a Break Even. (Las tendencias duran mucho hasta estar maduras para cerrar y buscar otra oportunidad en otro mercado u operar en sentido contrario a como lo veníamos haciendo si intuimos un giro del mercado en cuestión).

Muchos traders se empeñan en tratar de hacer dinero en plazos cortos intentando recoger todos los movimientos que dibuja, arriba y abajo, la cotización en el gráfico, sin embargo, en el largo plazo la tendencia se hace lineal.

El trader necesita acción y piensa o quiere pensar (la avaricia conduce a ello) que como más dinero se hace es aprovechando las tendencias de los Time Frames más diminutos.

El trader confunde, stress, agitación, no perderse ni un sólo dato, acabar la sesión cansado…con ganar más dinero, sin embargo la acción de ganar dinero en los mercados financieros no funciona como en el resto de los negocios sino que el operador más paciente, más inactivo suele ser el que se lleva «el gato al agua».

Categorías
Trading

Ajustando la operativa a tu tiempo disponible

Hay muchos tipos de traders y cada cual destina, muchas veces por obligación, x tiempo a los mercados.

Quiero decir que los hay que tienen disponibilidad todo el día para operar, los hay que sólo un par de horas y otros que un rato a la noche cuando llegan de trabajar.

Tengo que decir que hasta que el trader obtiene la suficiente experiencia que le lleve a ganar dinero consistentemente, tiene que dedicarse a ello a tiempo completo. (Muchas veces notará que al día le faltan horas).

Es una progresión de mayor a menor. Cada vez vas necesitando menos horas.

Y llega un momento en el que, cuando tienes tu sistema de trading perfectamente definido, si trabajas a jornada completa operando no sabes casi ni que hacer. Te sobran horas, pues sólo hay que observar al mercado en busca de la ocasión propicia… y esta no aparece a cada hora.

Las buenas ocasiones, las que dan dinero de verdad, tardan su tiempo en gestarse.

Por tanto, una vez el trader tiene el sistema creado y la práctica necesaria, será él el que determine el tiempo diario que le va a dedicar a la operativa.

  • Sabrá que si opera intradía, tendrá que estar casi todo el día pegado a la pantalla.
  • Si opera en gráficos diarios, con echarle una visual al fin de día será suficiente.
  • Si opera en gráficos semanales, con analizar el mercado el fin de semana bastará.

Hay que entender estos 2 aspectos fundamentales:

  1. Para obtener la experiencia necesaria hay que dedicarle al trading toda la jornada a tiempo completo durante varios años.
  2. Una vez está definido y asimilado el sistema de trading, el tiempo que el trader esté ocupado dependerá de sí mismo. (Por lo que decía anteriormente: si operas intradía tendrás que estar más pendiente que si operas semanalmente).

Pero mucho cuidado, el trading no es un oficio standard en el que consigues más dinero cuanto más tiempo tengas la tienda abierta.

En el trading NO. El que estés operando intradía, 8 horas frente a la pantalla, no te garantiza que ganes más dinero que aquel que opera a medio/largo plazo en períodos semanales.

Es más, el trader intradía, el que le dedica más horas suele ser el más perjudicado en este sentido. Las comisiones, la sobreoperación, los perjuicios psicológicos…se encargan de que la mayoría de las cuentas intradiarias permanezcan en color rojo.

A menor temporalidad menor probabilidad de beneficio.

Por lo tanto, lo que yo recomiendo por experiencia propia, es dedicarle al principio todo el tiempo posible al aprendizaje (como una mismísima carrera universitaria con su Master) y después operar en plazos largos, sin estar pendiente del mercado a cada minuto.
Cuanto más «alejado» estés de él menos errores y, en consecuencia, más beneficios.
Como se suele decir, será más sencillo ver el bosque tras los árboles.

Por consiguiente, una vez definido el sistema, el trader determinará el tiempo a dedicarle pudiendo incluso compatibilizarlo con mucho éxito con otro trabajo o actividad complementaria si procede.

Categorías
Trading

En busca del catalizador perfecto

Cuando logras dar con ese «catalizador» que es capaz de mover cualquier mercado en una única dirección y a largo plazo has encontrado la oportunidad que espera todo trader.

Estoy hablando de largo plazo,

estoy hablando de tendencia primaria generalizada.

Cuando dicho catalizador es efectivo, el trabajo del trader se limita a:

  • Abrir la operación
  • Dejar que se desarrolle el movimiento
  • Añadir lotes sobre beneficios

Claro que el operador debe entender, como es lógico, que tales movimientos, tales noticias o catalizadores precursores de las grandes tendencias no salen todos los días.

  • Generalmente proceden de los discursos de los bancos centrales.
  • NO hay prisa por entrar pues el movimiento se generará a largo plazo.
  • Da igual donde se entre (siempre que el stoploss sea holgado) pues la cotización siempre acabará por sobrepasar nuestro punto de entrada.
  • El gasto en comisiones es mínimo.
  • A diferencia de los movimientos intradía, se pueden añadir más posiciones sobre la inicial. (En intradía también se puede pero el resultado suele ser nefasto).
  • La sensación de libertad es máxima. Todo se reduce a esperar a que el movimiento se desarrolle.
Categorías
Trading

El trader consistente

No todos los días hay la misma acción en los mercados. Únicamente pequeños movimientos intradia que puede aprovechar el especulador para una ganancia rápida.

Sin embargo, no es lo que recomiendo.

Tratar de coger los «buenos» movimientos intradiarios suele reflejarse en el historial como un mayor número de operaciones fallidas que certeras. (Comisiones aparte).

El caso es que hay que estar muy pendiente de la pantalla para «cazar» ese movimiento que en realidad nos va a dar esa ganancia.

El problema es que siendo totalmente factible, es casi imposible ya que no sabemos a ciencia cierta como se va a desarrollar en el futuro inmediato el movimiento de la cotización.

Esto deriva en que entramos casi al azar ya que la operativa intradia se suele mover a golpe de datos. (Aun no tengo constancia de ningún trader que gane dinero de manera consistente operando los datos o noticias intradiarios).

Por tanto, debido a que los movimientos del mercado son más erráticos a medida que bajamos en temporalidad o Time Frame diríamos que el trader intradia opera prácticamente al azar, presentando el saldo de su cuenta la misma secuencia.

Tiene, por tanto, más operaciones negativas que positivas.

Aun encima, opera por objetivos.

_ ¡Cuando vea una operación que tenga una relación 3 a 1 entro!

¿Quién sabe en el momento de abrir una operación que dicha operación va a entregar 3 veces beneficios por 1 de pérdidas?.

Aun más, ahora se opera desde la plataforma, a golpe de click… desde el móvil incluso.

No hay muchos traders que aguanten mucho rato frente a la pantalla sin abrir una operación. El trader quiere acción y si no entra en el mercado se aburre.

Por tanto, opera por aburrimiento.

Esto vuelve a mostrar en el historial un mayor número de operaciones negativas que positivas.

El dinero es del que espera la oportunidad adecuada el tiempo que haga falta, horas, días… y luego la deja correr (previa gestión del dinero) hasta que cambian las condiciones por las cuales se ha abierto.

¿Qué quiere decir esto?

  • El trader consistente no cede ante el aburrimiento.
  • El trader consistente observa atentamente a los mercados desde el otro lado de la pantalla.
  • El trader consistente no cede ante los «murmullos» del mercado.
  • El trader consistente es frío, calculador, y su rostro presenta el mismo semblante tanto en las pérdidas como en las ganancias.
  • El trader consistente tiene el don de la paciencia tanto para esperar la oportunidad adecuada como para dejar que esta se desarrolle (el tiempo que haga falta) la operación en curso (para bien o para mal).
  • El trader consistente sólo se fía de su estrategia.
  • El trader consistente hace caso omiso a los consejos de los demás.
  • El trader consistente se hace a si mismo.
  • El trader consistente hace del trading su filosofía de vida.
  • El trader consistente defiende su oficio a capa y espada.
  • El trader consistente parece sereno pero está continuamente alerta.
  • El trader consistente tiene una capacidad de reacción innata.
  • El trader consistente es humilde por naturaleza.
  • El trader consistente no se enfada ante los errores, aprende de ellos.
  • El trader consistente nunca se rinde.
  • El trader consistente no opera por venganza, asume su equivocación.
  • El trader consistente rebosa de optimismo.
  • El trader consistente es independiente en todos los sentidos.
  • El trader consistente es perseverante.
  • ……
Categorías
Trading

Gestionar, abrir, postergar

Fuera del significado que puedan tener las diferentes señales que proceden del análisis técnico pienso que una entrada, ante cualquier oportunidad bien fundada, debe respetarse bajo la seguridad de la gestión del dinero.

Esto es que: el límite lo marca la pérdida.

Esto es: entrar y esperar.

Está única acción tiene sus beneficios. Entre ellos:

  • No cierras la posición, que puede seguir avanzando a tu favor por encima de las figuras que puedan desarrollarse en los diversos espacios temporales, sobre todo los de muy baja temporalidad.
    (Debido al carácter fractal de los Time Frames que componen el gráfico de cualquier mercado aparecerán continuamente figuras de vuelta o traspaso de soportes o resistencias que no incidirán especialmente en el desarrollo normal de la tendencia y que caer en su influjo llevará a errores de estrategia como abrir o cerrar cuando no se debe). 
  • Libertad temporal casi absoluta, pues entrar y dejar o entrar y esperar supone dejar la operación a su libre albedrío.
    (Las pérdidas están limitadas pero no los beneficios)

Dicho esto, el trader tiene por tanto que centrarse casi exclusivamente en esa operación que se va a mover durante bastante tiempo a su favor, sin caer en cortoplacismos ni en nerviosismos que le puedan hacer precipitarse en sus decisiones, una vez ya abierta la operación.

Con esto queda claro que la pérdida queda asumida nada más entrar (con lo cual desaparece, en cierta medida, el miedo a dejar una operación abierta) y todo se limitará a acertar con esa operación que ya no vuelve a por el stoploss.
(Dentro de esto, el trader pasará por el difícil trago de ver como en el transcurso de una operación sus beneficios menguan o se reducen a cero.
Desde luego, tiene que comprender que esa no era la operación que estaba esperando o buscando).

Categorías
Trading

Obtener experiencia en los mercados cuesta dinero

Las entradas del trader únicamente se basan en las probabilidades, nunca en las certezas.

Hay muchas ocasiones para hacer buenas operaciones cada día, sin embargo las que mas beneficios suelen ofrecer son las que se centran en las tendencias primarias a medio y largo plazo.

Los bancos centrales tienen mucho que decir al respecto.

Aun así, observando al mercado, ciertas señales elevarán las probabilidades a nuestro favor.

Sin embargo, muchas de ellas deben ser pasadas por alto pues ofrecen poco recorrido y acaban resultando fallidas.

Sólo la experiencia le dará al trader la maestría necesaria para distinguir unas de otras aunque seguramente perderá mucho dinero antes de alcanzarla. Es el precio que paga al mercado por sus lecciones.

Hablamos muchas veces de fuerza mental para evitar caer en la tentación de abrir una operación tras otra continuamente. Más el trader no debe preocuparse por adquirir dicha fuerza mental.
Sólo con operar en real y sufrir las pérdidas que ocasionan nuestras malas decisiones, el cerebro irá aprendiendo de los errores, con el tiempo a desechará las buenas de las malas y conseguirá tener la paciencia necesaria para esperar a esa oportunidad válida.

Como siempre, la experiencia supera a la teoría.

Es aquí donde entra la gestión del dinero.
Con una gestión del dinero adecuada el trader no tendrá miedo a las pérdidas. Podrá aprender de ellas sin agotar su capital.

De esta manera estará en disposición de entrar en aquellas oportunidades que vea dignas de ganancia sin preocuparse por los fallos (ya no necesita salir en positivo en todas las operaciones que hace) y sí por dejar correr los beneficios cuando a logrado dar con ella.

Categorías
Trading

Este es el proceso de aprendizaje para un trader

  • Conocimiento del medio por medio de libros, revistas, manuales, cursos, etc…
    Antes de operar hay que saber donde nos estamos metiendo.
  • Conocimiento del funcionamiento de la plataforma en modo Demo.
    No podemos lanzarnos a operar en real sin conocer como funciona la plataforma elegida. Los fallos cuestan dinero.
    Estoy hablando de conocer el funcionamiento y no de operar en Demo. Esto último no te servirá absolutamente para nada. (Cuando operes en real lo entenderás).
  • Gestión del capital disponible para operar.
    Si no se «ataca» esta etapa de primera mano, el trader, tarde o temprano tendrá que volver a ella. NO se puede vivir del trading sin una adecuada gestión del dinero.
  • Abrir una cuenta en real
  • Operar sólo en real.
    Al operar en real recibiremos las mejores enseñanzas, nos conoceremos a nosotros mismos (la parte psicológica) y perfeccionaremos nuestro sistema de gestión adaptándolo a nuestra personalidad (esencial).
    El trader sólo tiene alguna probabilidad de alcanzar la consistencia cuando ha elaborado un sistema de trading adaptado a sus circunstancias. Nadie más será capaz de ganar dinero con él por mucho que lo divulgue. Lo ha personalizado.
  • Técnica.
    Si la gestión protege el capital de la cuenta y controla nuestra psique, la técnica nos permite precisar las entradas y las salidas, puesto que el trading vive de la experiencia. No hay fórmula secreta.
  • Una vez que tenemos definidas todas la reglas de nuestro sistema de trading, se olvidan (se automatizan) y el trader sólo se dedicará a observar a los mercados en busca de una oportunidad, por medio de los gráficos (análisis técnico) y de las noticias (análisis macro).