Categorías
Trading

Refrescando la operativa

Siempre vamos a arriesgar el 0.5% por operación de la totalidad del dinero en cuenta. Si puede ser menos mejor.

Si la op0rtunidad la hemos visto en un Time Frame en el que no podemos entrar porque nuestro capital y nuestro porcentaje de riesgo no nos lo permiten tendremos que reducir el número de lotes hasta que sea factible, siempre que la distancia de stoploss sea suficiente para encontrarnos cómodos y que permita un respiro a la cotización, o ir bajando en temporalidad hasta que se pueda entrar.  Si no se puede abrir la operación esperamos por otra ocasión, guardamos la disciplina.

El número de lotes con los que abriremos la posición (apalancamiento) dependerá del capital y de la distancia que haya desde el punto de entrada al punto de stoploss. (A mayor distancia menos lotes y viceversa).

Tenemos en cuenta también que cuanto mayor sea el Time Frame en el que operemos más capital necesitaremos para no superar el riesgo establecido (0,5%).
Cuanto menor sea el Time Frame con mayor número de lotes podremos entrar.

Una vez tenemos aseguradas las posibles pérdidas con una buena gestión de nuestro capital, debemos de ser conscientes de que las ganancias vienen de dejar correr la posición y de añadir más lotes mientras sea factible.

El momento de la salida es el más crucial, sobre todo porque nunca sabremos cual será el mejor momento para hacerlo, sólo lo intuiremos con mayor o menor acierto.

Por tanto, el objetivo de ganancias sobra. Si buscas un objetivo estás cortando los beneficios. ¿Qué hacemos entonces? Debe ser el mercado quién nos cierre la posición.

La observación de figuras en diferentes Time Frames y la situación Macro nos pueden dar buenas indicaciones sobre el punto de cierre, pero el mercado es caótico y muchas veces la tendencia va más allá de lo que todos los operadores vaticinan.

O, sea, que nos quedamos en que debe ser el mercado el que mueva los hilos en lo que a cerrar la operación se refiere.

Por experiencia se que mover el stop, incluso a Break Even, cuando estamos en ganancias suele ser fatal ya que no son pocas las veces en que el precio retrocede hasta ese punto sacándonos del mercado.

Por consiguiente, siempre asumo la pérdida, nunca muevo el stop. NO lo muevo nunca hasta que las ganancias son importantes. En este caso lo voy subiendo pero dejando una amplia distancia para que un retroceso no me saque de la tendencia.

NO tengo una regla estándar para ello, la experiencia te lo va dando. Es mas, nunca es igual en ninguna operación. El trading no responde ante fórmulas matemáticas.

A medida que las ganancias siguen elevándose y estimo que es conveniente ir saliendo, no soy yo el que cierro la operación sino, como he dicho anteriormente, el mercado.
Esto lo consigo aproximando más y más, cada vez más cerca, progresivamente, el stoploss al precio actual. Se que siempre voy a perder algo de las ganancias pero es el precio que hay que pagar por optar a que estas sigan creciendo.

Categorías
Trading

Porcentaje de fiabilidad en el trading

No esperes salir victorioso en todas las operaciones que hagas. Conténtate si en cada una de las operaciones negativas que tienes cierras perdiendo muy poco.

El trading no trata de ver quién es capaz de tener más entradas positivas de manera consecutiva, sino del resultado que sale de la diferencia entre operaciones positivas y negativas.

Pocos traders lo entienden y siguen tratando de aumentar el porcentaje de fiabilidad de sus operaciones, cuando la mayoría de los traders consistentes arrojan porcentajes de fiabilidad incluso inferiores al 35%.

Se trata de perder poco cuando lo haces y de ganar mucho cuando estás en lo cierto.

Categorías
Trading

Disciplina hacia la consistencia

Cuando ves una oportunidad, tienes que verla sólo en términos de probabilidades, no sabes si vas a acertar con ella o no.

Es por ello que el riesgo debe de ser mínimo. Si salta el stop será fácil recuperarte de tus pérdidas. Si no lo haces así te alejas de la consistencia.

Hablando de consistencia, esta debe ser la palabra que defina tu aplicación de la disciplina.

Si por pensar que una oportunidad es muy clara saltas tu disciplina y arriesgas más de lo que debes puede que te salga bien una vez pero no por sistema, así que quedas sentenciado.

Categorías
Trading

Identificando un giro de la tendencia

Antes de un giro de mercado comienzan a salir una serie de noticias que favorecen o indican un posible cambio de dirección.

Sin embargo, la confianza del trader sigue con la vieja tendencia por la que la cotización del mercado en cuestión sufre diversos altibajos. Ya no descontará mucho más o ya no subirá mucho más, (depende de la dirección de la tendencia en vigor) pero el trader aun se mostrará reacio a entrar a favor de la nueva tendencia.

La cotización comienza a subir lentamente y siguen saliendo noticias que advierten sobre ese posible giro de la tendencia hasta que el trader lo va creyendo cada vez más y el techo o suelo queda establecido.

Luego la cotización sigue acompañando y ya se habla de % de rentabilidad.

Por supuesto, cuanto más novato, más tarde se dará cuenta de que dicha tendencia ha girado y, por lo general, entrará justo antes de que finalice.

 

Categorías
Trading

Operando con la tendencia primaria

Cuando detectas una tendencia primaria, bien sea por análisis técnico o Macro tienes 2 opciones:

– Abrir la operación, añadir sobre beneficios a medida que la posición avanza a tu favor, no cerrar hasta que cambien las condiciones por las que la has abierto.

O bien..

– Tratar de maximizar los beneficios tratando de operar las tendencias secundarias y terciarias de ese movimiento primario.

Por experiencia, la mayor acumulación de capital se produce cuando, tras detectar la tendencia primaria, se abre una primera posición y se van añadiendo más a medida que esta avanza a nuestro favor.

El tiempo libre es máximo ya que la posición necesita de una vigilancia mínima al no tener que estar tan pendientes del intradía. Nos centramos más bien en la situación general del mercado que es la que genera las grandes tendencias.

Además, incrementar las ganancias necesita de tiempo ya que su acumulación puede ser lenta.

Una buena operación no necesita ser manipulada en exceso para generar buenas ganancias. A más manipulación menor rentabilidad.

Por otro lado, cuando se quiere ya aprovechar de las tendencias secundarias y terciarias, todo será más azaroso, más laborioso, y con más necesidad de tiempo operativo. Vamos, se incrementa el esfuerzo en pos de menor rentabilidad.

Cuando te digan: «El dinero está en la paciencia» tómalo como un hecho.

Categorías
Trading

Estrategia de trader

El trader consistente pasa la mayor parte de su tiempo observando al mercado y no operando.

Sabe que su mejor estrategia se basa en esperar el momento adecuado.

Mientras tanto, acecha con todas sus «armas» dispuestas para asestar el golpe.

Nada le turba e influye en sus decisiones, ni a la hora de abrir la operación ni a la hora de salir.

Tiene sus ideas claras y nada ni nadie le hace cambiar de parecer cuando su decisión está tomada.

Por tanto, todo su trabajo se basa en vigilar al mercado esperando un fallo por su parte que le ponga la ocasión en bandeja.

Sabe que la oportunidad, tarde o temprano siempre aparece, nunca tiene prisa, y es ahí donde pone toda la carne en el asador.

Ese es su mayor trabajo. Vigilar y vigilar al mercado en busca de debilidades. Está mas tiempo buscando que operando. Una vez el «pez» ha picado el anzuelo viene la parte mas fácil y la que más tiempo libre le da.

Se olvida de la presa, pues la tiene ya en sus manos, y deja que el tiempo y la paciencia incrementen los beneficios a su favor.

Categorías
Trading

Haciendo crecer el saldo de una cuenta de trading

Independientemente del porcentaje de aciertos queda bastante demostrado que la consistencia, o lo que es lo mismo, la curva creciente de resultados de una cuenta pasa casi exclusivamente por dejar correr las ganancias.

Y digo casi exclusivamente, porque si no se ha hecho bien la estrategia para asegurar las inevitables pérdidas, no habrá prácticamente nada que hacer.

Pero centrándonos en las ganancias, el trader, una vez su operación cotiza en positivo se encuentra con el dilema sobre cual será el mejor momento para cerrarla.

Tenemos figuras de vuelta en el análisis técnico, soportes, resistencias, cruces de medias móviles, diferentes Time Frames, indicadores, datos, noticias….Vamos, la biblia en verso.

Aun así, nada es seguro, nada es certero, pero para nadie, no para ti sólo.

Por tanto, tratar de situar un objetivo es únicamente con el propósito de acertar un punto donde si lo alcanza concretaremos beneficios cerrando la posición.

Pero claro, puede que el precio vaya más allá, lo cual significa que dejaremos de ganar una cantidad de euros muy necesaria para la estabilidad de la cuenta.

O sea, nos encontramos una y otra vez poniendo un objetivo a nuestras ganancias. Y si no lo ponemos nos lo ponen: «Tal mercado va a subir hasta tal punto, etc.» A veces puede que aciertes, a veces puede que no. Pero no puedes jugar a este juego y salir victorioso con estas ideas tan primitivas.

El precio objetivo es algo que va unido a la apertura de una operación, desde siempre.

Sin embargo el trader no se da cuenta que las condiciones del mercado cambian a cada instante, de ahí que el objetivo, si se pone, no deba ser nunca fijo. Igual crees que el euro va a bajar a 1,10 frente al dólar y ajustas ahí el objetivo, pero es que cuando esté llegando a dicho nivel puede que confluyan una serie de factores que hagan posible que este baje más. O puede que ni siquiera alcance ese 1,10 establecido como objetivo.

Entonces señores, ¿de qué depende un objetivo?, ¿de qué la relación sea 3 a 1? ¿Cómo sabes que va a llegar a 3 a 1? ¿y si antes de llegar a 3 a 1 tienes que cerrar primero 10 operaciones negativas por lo que ya no te compensa esa relación?.

¿Qué quiero decir con esto? Pues simplemente que el trader debería centrarse menos en fijar un objetivo y centrarse más en dejar correr las ganancias.

Pero claro, ¿Qué supone dejar correr las ganancias?

Pues ni más ni menos que una serie de reglas que el trader ni está preparado ni está dispuesto a llevarlas a cabo.

Y estas reglas son:

– Asumir que dejar correr las ganancias hasta el «infinito» supone que estas se den la vuelta en algún punto y acaben haciendo saltar el stop.

– Sumar un gran número de operaciones negativas por esta circunstancia, que viene de no haber agarrado bien la tendencia.

– Ser capaz de aguantar las ansias de cerrar la operación ante un retroceso de los beneficios.

– Comprender que los soportes y las resistencias, en cualquier Time Frame, aunque a veces funcionan como niveles donde la cotización retrocede o se para, no siempre sucede así, sobre todo cuando la tendencia primaria acompaña.

– Comprender que para agarrar dicha tendencia primaria puede que sea necesario intentarlo varias veces asumiendo algunas operaciones negativas.

– Comprender que mover el stop o ir subiéndolo progresivamente a medida que las ganancias avanzan, si se pone muy próximo, puede suponer un cierre de posiciones no deseado.

– Que cuando lleva una importante suma de dinero ganado en una operación puede que no sea el momento de cerrarla sino de añadir «más leña al fuego», más lotes.

– Que para cosechar grandes ganancias tendrá que tener una grandísima paciencia puesto que la duración de la operación se puede extender mucho en el tiempo. (Normalmente los historiales de los traders perdedores reflejan operaciones con pérdidas que en relación con las operaciones positivas han durado, alarmantemente, muchísimo más que estas últimas.)

Pues bien, una serie de reglas todas ellas mucho más psicológicas que técnicas, de ahí lo difícil de mantener una cuenta con su curva ascendente.

Sin embargo, erre que erre, el trader insiste en buscar por medio de indicadores, soportes, resistencias, etc…un punto fijo que sirva de salida para todas sus operaciones, sin aceptar que lo único que está consiguiendo es quebrar su cuenta una y otra vez. Y lo más extraño, que sigue haciendo lo mismo como si fuera este un estereotipo a realizar, y más tarde, aun encima, a afirmar que en el trading no se puede ganar dinero. Y sólo porque él no ha sido capaz de hacerlo.

La falta de autoestima es una característica casi universal en la mayoría de los traders perdedores. Tienen miedo a perder, y es por eso que no ganan.

Categorías
Trading

Evita caer en las trampas que el mercado te tiende a cada rato

El mercado tiende al trader una trampa tras otra para arrebatarle el dinero.

Una de ellas sucede cuando está en una posición en ganancias.

Cuando está en beneficios, el deseo mayor de un trader es que la cotización fluya a su favor lo más rápido posible para cerrar cuanto antes una operación en positivo y ver reflejado en la cuenta el aumento del saldo.

Partimos de que la mejor manera de hacer crecer dicha cuenta es dejando correr la posición en nuestro favor. Pero no siempre va todo lo rápido que deseamos. Los precios no avanzan en línea recta sino que se paran, retroceden, vuelven a avanzar, se vuelven a parar…

Es una situación de desgaste a la que el mercado nos somete y pone a prueba. Todo ello para que cerremos la posición cuanto antes y no le arrebatemos más dinero.

El peor escenario es cuando la cotización entra en lateralidad y el saldo va y viene sin tomar una dirección concreta. Esto mina la moral del trader, lo cansa, sobre todo porque le gusta que suceda todo inmediatamente, por lo que acaba cerrando por aburrimiento y se alegra de que la operación haya, por lo menos, acabado en positivo.

Siente un gran alivio en la mente y se ha sacado una buena presión de encima.

Para los que tratan de aguantar, a duras penas esa lateralidad, un pequeño retroceso dará la puntilla final, y cerrará la operación lamentándose de no haberla cerrado antes.

A las ganancias hay que darles su tiempo para que se incrementen. Yo suelo dejar que la operación fluya, la observo lo mínimo. Se que si caigo en el ir y venir del precio caeré en la trampa del mercado, me hará pensar, cansará mi mente y acabaré accediendo a sus órdenes.

Aun así, no han sido pocas las veces en las que tras estar varios días sin comprobarla, el abrir la plataforma y observar las ganancias ha logrado que la cierre inmediatamente. De ahí la validez de mi teoría de observar lo menos posible las operaciones abiertas para poder incrementar los beneficios y que el mercado no modifique nuestra psicología, siempre y cuando, hayamos hecho una correcta gestión de la operación previa, con su correspondiente stoploss y con el adecuado número de lotes como debe corresponder al total de nuestro capital.

Lo primero, tener la retaguardia bien cubierta. Después, las ganancias vienen solas.

Categorías
Trading

Sólo si confías en tí ganarás dinero en los mercados

Cuando sigues cualquier mercado vas a estar recibiendo mucha información al respecto. Bien mediante gráficos, mediante noticias, datos, opiniones…

Te pongas del lado que te pongas siempre vas a encontrar las suficientes indicaciones para tener razón tanto si te pones bajista como si te pones alcista.

El trading se mueve por probabilidades, y es por esto que se debe operar a favor de estas pero siempre teniendo en cuenta que también hay un porcentaje en tu contra, por pequeño que este sea.

Por lo tanto, es normal que trates de recabar toda la información posible para tratar de tomar una decisión acertada, pero no porque cualquier analista famoso o por que los comentarios de los periódicos te insinúen una dirección a tomar, tienes que hacerlo.

Todos los datos que vas absorbiendo te deben servir para forjar una idea propia, la cual debes seguir coincida o no con la opinión general.

Sólo así, atendiendo a las conclusiones que saca tu mente, irás forjando una experiencia cada vez más certera. Pero si lo tuyo es seguir al gurú de turno, ¿qué harás cuando, por cualquier razón, no puedas recurrir a él? ¿Fijarte en otro? El mejor gurú eres tu.

El problema de muchos traders es que no son capaces de tomar decisiones propias para no culpabilizarse de ello, o incluso por baja autoestima y pensar que los demás son mejores que nosotros mismos.

Cada uno de nosotros tenemos las mismas capacidades que los demás,  si perdemos en nuestras operaciones no es porque seamos burros o no valgamos para esto sino porque no hemos acumulado aun la experiencia necesaria, y esta se obtiene operando y operando en real, identificando los puntos débiles del mercado y aprendiendo de las pérdidas.

Ser consistente en el mercado requiere muchas horas de práctica, investigación y estudio. Y, por supuesto, una cantidad x de dinero que vamos a perder para aprender las lecciones que nos harán ganar.

Por tanto, que nadie se queje si pierde dinero en el mercado. Si lo hace es porque algo está haciendo mal, y eso es lo que debe descubrir y subsanar sin  refugiarse en los demás para hacer crecer su cuenta.

Categorías
Trading

Borrón y cuenta nueva

Muchas veces sentirás las ganas de efectuar el conocido «borrón y cuenta nueva» cuando las cosas no salen como deseas.

Esto puede hacerse una vez, dos veces, pero no por sistema. Este no es el camino.

Cuando tiras todo lo que tienes sobre la mesa para iniciarte de nuevo, estás empezando de cero por lo que a veces supone un paso atrás, has perdido el tiempo.

La cosa cambia cuando trabajas siempre sobre un mismo modelo.

Se trata de ir identificando lo que funciona y lo que no, DE LO QUE TIENES.

Se trata de ir eliminando lo que es poco productivo para centrarte en lo que mayores resultados te ofrece.

Recuerda: «Si puedes elegir, elige a una persona que sea capaz de saltar 8 metros y no a 8 que sean capaces de saltar 1 metro».

Cuando trabajas sobre un mismo modelo o sistema, lo vas puliendo, lo estás haciendo progresivamente mejor y, aun más importante, adaptándolo a ti y a lo que buscas. Está siendo modificado en la búsqueda de un objetivo personal.

Por tanto, hagas lo que hagas, en este caso la búsqueda de unas reglas de trading, no se trata de vaciar la mesa cada vez que no obtienes resultados sino de eliminar lo que no te funciona o lo que lo hace menos y quedarte con lo que si te da rendimiento.

Este es un paso. El siguiente es trabajar nuevamente sobre lo que te ha quedado sobre la mesa. Pasado el tiempo y tras haber trabajado sobre ello, volverás a tener material que desechar y material que conservar. Te estás especializando en una única cosa, por consiguiente, te estás haciendo experto en esa materia.

Y así se continúa progresivamente hasta que descubres los fundamentos, que suelen unas pocas reglas que al aplicarlas consiguen los mismos o mejores resultados que cuando aplicabas 100. Con esto ganas en productividad y en tiempo útil. Caminas hacia la excelencia.