Categorías
Trading

Al trading se le vence desde el corazón

Me preguntan que… «Cuando voy a coger las vacaciones».

Para mí, las vacaciones son todo el año. Precisamente cuando las cojo es cuando comienza mi trabajo, al igual que los fines de semana.

Es mi suplicio que el mercado esté cerrado.

Cuidado que me encanta coger el coche y, con la familia, tirar hasta donde las ruedas nos lleven. Lo que típicamente se le llama «ir de ruta».

En mis tiempos mozos comencé saliendo de fiesta los viernes, sábados y domingos. Después la cosa quedó en sábados y domingos. Finalmente en sábados. Tras llegar los sábados a las tantas de la mañana ya reenganchaba de ruta con los amiguetes.

Luego, en aquel tiempo, apareció mi pasión por la bolsa (ahora Forex) por lo que el único día que salía (el sábado) estaba deseando llegar a casa para «enchufarme y empaparme» de Metastock, medias móviles, fórmulas, etc.

Por lo tanto deje de salir también los sábados, me gustaba más la bolsa, ella era «mi novia».

Sólo mantenía la «de ruta» los domingos por la mañana temprano, cosa que aun mantengo hoy junto con la pasión por los mercados.
Claro que ahora, al dedicarme a ello a tiempo completo, no necesito trasnochar como antaño.

Por lo tanto, dejé la fiesta por mi inclinación bursátil.

Total no ligaba…

De hecho, a la chica que es ahora mi mujer la conocí en el trabajo que antes desempeñaba.
Rodeado de tantas chicas todo el día alguna tenía que caer. Lo siento por ella… 🙂

Por consiguiente, (y esto es un tanto privado sólo que ya nos conocemos un poco así que…) cuando os enteréis que a mi mujer le llevo 20 añitos de nada que sepáis que lo nuestro siempre fue por amor y no porque hubiese dinero de por medio. (Ya íbamos a tener nuestra primera hija cuando se enteró que andaba metido casi de lleno en el trading) 🙂 hay, hay, hay…

Por lo tanto, mi pasión por los mercados roza la obsesión, y, como he dicho, de aquellos jóvenes tiempos sólo mantengo dicha pasión e «ir de ruta».

Pero no mucho tiempo, los fines de semana de más de 2 días (hablo de los puentes) se me hacen eternos.

¿Qué porque dejé mi amor de siempre (la bolsa) por el Forex? En otros artículos anteriores lo he explicado sobradamente. Soy fiel a más no poder pero el Forex me cautivó con sus encantos, tengo que reconocerlo, y no pude resistirme a ellos.

Muchos pros a favor y pocos contras. Haciendo una lista de ellos y comparándola con otra sobre la bolsa, no había ni hay color.

El Forex es un poco mi salvación, 24 horas abierto salvo los fines de semana.

Que llegue el Domingo por la noche y estar deseando que empiece la semana es algo que no lo paga nada.

Pienso que todo el mundo debería, en algún momento de su vida, intentar montar un negocio entorno a aquello que es su pasión, sea dentro del mundo del trading o no.

Esa pasión es absolutamente necesaria para llegar a lograr un objetivo. Sin pasión no hay las suficientes fuerzas para levantarse de cada tropiezo y continuar, por eso se dice que logras tus mayores conquistas en aquello que de verdad te gusta, y aun encima, lo harás sin notar que estás trabajando porque disfrutas con ello.

Volviendo al trading, este es un oficio extremadamente duro, psicológicamente hablando, que necesita de esa pasión para perseverar en un camino lleno de piedras que te hacen doblar la rodilla una y otra vez.

Y por eso digo que:

«Al trading sólo se le vence desde el corazón»

Categorías
Trading

¿Por qué no debes buscar un objetivo de ganancias fijo?

Básicamente no se debe buscar un objetivo:

  1. Porque no sabes si lo va a alcanzar.
  2. Porque no sabes si lo va a superar.
  3. Porque el mercado está cambiando a cada instante.

Lo que sí debes hacer es limitar tus pérdidas pero siempre ilimitando las ganancias.
La única manera de que la cuenta crezca es ese.

Si no dejas correr los beneficios cuando estás en lo cierto no podrás hacer frente a las pérdidas acumuladas en las operaciones negativas.

Nunca sabes tampoco cuando debes mover el stoploss a Break Even o hacer Trailing Stop.

La razón es obvia. Si lo vas moviendo muy próximo a la cotización cuando entras en ganancias, debido a los movimientos en zig zag del mercado, este acabará saltando antes de lo que pensabas por lo que muchas veces no podrás aprovecharte de todo el movimiento a tu favor.

Ante esta idea, puede que te surja una cuestión:

¿Cuando es el momento adecuado para mover el stop a mi favor?

Lamentándolo mucho, esta característica sólo se aprende a base de horas de vuelo y aun así no podrá ser establecida de manera concreta.

¿Por qué?

Comprende que no puedes poner una cantidad fija de pips para mover tu stop porque:

  • 100 pips no es la misma cantidad de dinero en el EURUSD que en el Oro, por ejemplo.
  • El mercado cambia de parecer a cada instante.

Por lo tanto, si eres un trader discrecional tienes una ventaja: podrás variar la estrategia de tu operación según el mercado vaya también variando.

Lo que vale es la interpretación que hagas de lo que puede hacer el mercado. Nunca lo vas a poder prever pero sí intuir.

O sea que, no puedes poner una cantidad fija de pips para decidir mover un stop porque la situación será diferente en cada operación.

Si estás «jugando» con un número de pips standar, pongamos de 150, y resulta que cuando «anda» por los 125 pips hay un cambio de rumbo del mercado por alguna situación no prevista, ¿qué haces?.

¿Sigues esperando a que alcance el objetivo para decidirte a mover el stop?

Recuerda, todo es volátil y debes entenderlo como tal.
Por eso insisto en que ningún sistema automático de trading podrá hacer crecer tu cuenta consistentemente y para siempre porque es un método absolutamente primitivo que no sabe interpretar el mercado ni reaccionar a sus «caprichos». Es como un cuerpo sin alma.

Por consiguiente:

«Una operación nunca se debe cerrar mientras no cambien los motivos por los que ha sido abierta»

Categorías
Trading

Cómo influye el instinto del miedo a la hora de lograr ganancias consistentes

Por experiencia se que el «MIEDO» es el principal instinto responsable de que un trader no llegue a conseguir la consistencia.

Las pérdidas suelen ser muy dolorosas . Ni siquiera tienen que ser muy elevadas para que lo sean.

Donde mejor se puede ver o percibir que el miedo está presente en la operativa de un trader es en su porcentaje de acierto. Y aunque parezca increíble, mayor % de acierto indica mayor miedo.

Casi todos los traders tienen como único objetivo acertar el mayor número de veces posible. Lo malo es que un porcentaje de acierto elevado no significa nada, sobre todo porque la inmensa mayoría de las operaciones acertadas suele arrojar sólo un pequeño saldo positivo.

Como consecuencia, «gana muchas batallas pero acaba perdiendo la guerra».

Todos tenemos un umbral del dolor y este debería ser el mínimo posible para poder soportar las inevitables pérdidas, para no tener la obligación de tratar de ganar el mayor número de veces.

Lo que cuenta es siempre el resultado final, la diferencia entre ganancias y pérdidas.

Si un trader abre una posición arriesgando un porcentaje demasiado elevado va a sufrir dolor cuando se consuma la pérdida.Y debido a que el miedo es un instinto primario en el hombre, el cuerpo/mente aprende de ello.

Por ejemplo:   si tocas un objeto y recibes una descarga eléctrica, sufres dolor. Debido a ese dolor generas un miedo. Es ese miedo el que te «protege» para que no lo vuelvas a hacer.

Aplicado al trading, cuando tienes una pérdida sufres dolor, si tienes dolor se activa el miedo. La próxima vez te costará más abrir una operación. Cuanto mayor es la pérdida o más numerosas las operaciones negativas, mayor es el dolor que sufres y, por consiguiente, mayor será el miedo a la hora de abrir la próxima operación.

Ante este caso, el trader suele quedarse, al igual que ante el objeto que le produce un calambre, con el dedo paralizado. Le cuesta mucho abrir una nueva posición. Y si lo hace, sufre mucho durante el tiempo que la mantiene abierta. Sufre tanto que cuando esta está en positivo y los beneficios retroceden un poco, cierra enseguida no vaya a ser que entre en rojo de nuevo y tenga que pasar por una nueva tortura.

Hay que entender, por lo tanto, al miedo como un instinto de protección.

Gracias a él los seres vivos van evolucionando.

O sea que el miedo es un «producto» propio de la evolución necesario para que la especie perdure, logrando que el individuo se aparte de los peligros que puedan perjudicarle en un acto de supervivencia.

Por supuesto que unos tienen el umbral más alto que otros, por eso hay también diferentes perfiles de riesgo.

Lo que está claro es que si no contásemos con el miedo probablemente estaríamos extinguidos.

Por tanto, este es un instinto inseparable del ser vivo, sin embargo es el ENEMIGO a batir por el trader.

Pero hemos dicho que ese instinto no se puede desconectar. Desconectar no, pero minimizarlo sí.

¿Qué sucedería, volviendo al caso del objeto que daba descargas eléctricas, si estas fuesen casi imperceptibles?. Es fácil de contestar, ¿no?. Que lo tocaríamos una y otra vez sin problema alguno. El instinto del miedo no llegaría ni a activarse. Por lo tanto, en vez de repulsión generaríamos CONFIANZA.

Aplicado al trading, ¿cómo lograríamos el mismo efecto? Reduciendo la pérdida por operación al mínimo posible. Sólo así no activaríamos el instinto del miedo, generaríamos confianza y no tendríamos mayor problema en abrir una operación.

Y lo que es más importante, no sufriríamos dolor cada vez que perdiésemos, evitando la retroalimentación. Asumiríamos la pérdida sin más.

Me suelen preguntar por qué los traders consistentes operamos arriesgando un % por operación minúsculo.

Ahora ya sabes la respuesta.

Una vez que eres capaz de arriesgar el 1% del capital total por operación habrás dado un paso de gigante, pero no es suficiente.

Notarás que la curva de tu cuenta se volverá ascendente cuando puedas arriesgar el 0.5% y descendiendo.

Y digo «puedas» porque arriesgar tan poco necesita de gran capital. Para que te hagas una idea, con 10.000 euros no se debería abrir con más de 2 minilotes.

Por lo tanto, el capital total es decisivo porque si no partes de una cierta cifra no podrás gestionar adecuadamente la operación para así tratar de evitar activar el instinto del miedo.

Y esto es para todos. Todo el mundo nacemos con este instinto incorporado.

Así como muchos traders no entienden porque arriesgo tan poco, yo tampoco entiendo porque ellos arriesgan tanto. Bueno, sí creo saberlo. Cuanto más te arriesgas o te apalancas mayor sensación de ganancia.

Pero sólo es teoría, en la práctica operar con un apalancamiento mayor de lo que la cuenta puede soportar significa margin call seguro, a la vuelta de la esquina.

No es difícil ver traders operando con 2 lotes para una cuenta de 10.000 euros. Estoy hablando de «lotes» y no de «minilotes». 2 lotes =20 minilotes.

Por consiguiente, la fórmula de la consistencia está clara:

«A mayor capital con mayor número de lotes podrás operar, y lo que es más transcendental aun, con menos riesgo».

Quizá sea este uno de los artículos más importantes que he escrito. Si se entendiese y posteriormente aplicase de manera adecuada, ese 95% de traders perdedores no serían tan elevado.

De nuevo puede verse que la rama más importante del trading está en la gestión del dinero y riesgo.

Sólo bajando el umbral del dolor (riesgo), para que no se active el instinto del miedo, serás capaz de dejar correr los beneficios hasta el «infinito».

LA PUNTILLA FINAL: imagínate el poder que tendrías entre las manos si pudieses abrir una operación con 5 lotes arriesgando sólo un 0.2% (ya no voy al 0.1%) del capital total y con un stop lo suficientemente alejado.

Sí, no está al alcance de muchos, se necesitaría mucho capital en la cuenta, pero sería «bestial», harías «saltar a la banca», aunque no sólo con 5 lotes, por supuesto… (No quiero ya ni hablar de cuando Soros hizo quebrar al Banco de Inglaterra ordenando la venta de 10.000 millones de libras).

¿Te das cuenta que la gestión del dinero lo es todo?  Podrías incluso entrar al azar y ser consistente. Comprende que en algún momento vas a estar posicionado en el lado correcto.

Al final, la entrada, la parte del trading más practicada por el trader, resulta que pasa a ser la más irrelevante.

Categorías
Trading

La negativa influencia mental ante las pérdidas

 

Los traders perdedores se caracterízan por cosechar muchas pequeñas operaciones positivas (que generalmente le suponen sólo unos pocos euros de ganancia) y pocas perdedoras pero muy cuantiosas que le arrebatan todas esas ganancias cosechadas con gran esfuerzo y de paso sufren un bocado en la cuenta original.

Por tanto, ¿por qué entra en juego la psique?

Aunque pierdas muy poco, cada vez que lo haces, tener un historial de muchas operaciones negativas (incluso seguidas), por pequeñas que estas sean, queman mucho al EGO.
No es nada fácil de soportar, incluso pensarás más de una vez que esta no es la estrategia correcta.

Pero debes entender que es así.

Si los traders perdedores tienen muchas operaciones consecutivas con pequeñas ganancias tú debes comprender que tienes que tener un historial exactamente igual sólo que difiere que el número de operaciones negativas será el que predomine.

Por otro lado, el riesgo juega un papel muy importante ya que cuanto menor sea el porcentaje que arriesgas menos tentaciones tendrás de romper la disciplina o de venirte abajo y volver a estados operativos negativos de antaño.

Pero, llegados a este punto, ¿Cual es la verdadera palanca que hará que recuperes todas esas pequeñas pérdidas y que tu cuenta quede con saldo positivo y pueda ir creciendo poco a poco?

Dejar correr los beneficios.

Si cuando estás posicionado en una operación que se mueve a tu favor cortas las ganancias, volverás a estar neutral, tu cuenta volverá a decrecer…

Es otro de los puntos que sólo se arreglan desde el estado mental o psique del trader. Este debe comprender que tiene que dejar correr las ganancias tanto en cuantía y tanto en tiempo como cuando lo hacia en sus inicios al no situar el stoploss ante una pérdida. (Entender esto y reeducar la mente en este sentido es importantísimo).

Concluyendo. Los 3 puntos que inciden en la psicología de un trader y que sólo él mismo puede solventar son:

  1. EL MIEDO
  2. LA DISCIPLINA
  3. DEJAR CORRER LAS GANANCIAS
Categorías
Trading

La apertura de la operación no es lo más importante sino su gestión

Cuando abres una operación, por muy segura que parezca, sólo contarás con un porcentaje de acierto a tu favor.

Ese porcentaje podrá ser mayor o menor pero nunca estarás seguro al 100%.

Nunca sabrás lo que podrá suceder tras entrar en el mercado. Cuentas con una serie de probabilidades, con la intuición, con tu sistema de entrada, pero cualquier suceso inesperado puede dar al traste con tus supuestas probabilidades.

Por consiguiente, y debido a que aun no se puede ver el futuro, la única forma de protegerte ante las desavenencias del mercado es gestionando adecuadamente tus operaciones.

Estamos de acuerdo en que la única manera de hacer crecer la cuenta es cortando las pérdidas de raíz y dejando correr las ganancias (punto más débil incluso de los traders profesionales), por lo tanto, si vemos una operación que semeja tan segura que no respetamos las reglas de la gestión y nos apalancamos por ello de más, corres un cierto riesgo de que sea una de tus últimas operaciones.

Puede que te salga bien en diferentes ocasiones pero, repito, basta con que te «coja» en una en la que te hayas apalancado más de lo debido para que vuelvas a estados de máxima desesperación.

O sea, que llegados a este punto es fácil concluir que la gestión va a ser esa herramienta que te ofrezca la consistencia, y no la entrada.

La entrada, lo dicho, tienes una esperanza de que se desarrolle como tú deseas pero no tienes la certeza por lo que desde este momento deja de ser irrelevante para hacer crecer las ganancias de tu cuenta.

Lo que si importa es que:

  • vas a estar en el lado correcto en algún momento, sí o sí. Esta es tu ventaja.
  • mientras no lo estás vas a tratar de perder muy poco poniendo un stop lo suficientemente alejado para cubrirte de la mayoría de los retrocesos del mercado.
  • y, lo más importante, cuando estás en lo cierto tienes que evitar cerrar pronto porque si no tu cuenta se mantendrá siempre en lateral.
  • mucho cuidado con el trailing-stop porque es una herramienta que suele cortar el avance de las ganancias.
  • mucho cuidado con el aburrimiento de estar esperando a que las ganancias crezcan, porque si estás en positivo se te hará muy largo el tiempo de espera para cerrar la operación y sentirte bien.
Categorías
Trading

¿Por qué los backtestings no funcionan?

Hasta ahí bien, empleando uno u otro encontrarás alguno que arroje un % positivo. El problema es que no sabes si en el futuro se va a seguir manteniendo esa fiabilidad.

Lo más probable es que no de ahí que muchos que crees que funcionan dejen de hacerlo al poco tiempo. Es más, cuantos más traders lo utilicen más rápido dejará de funcionar.

Esto es porque cada vez que cierras una operación en positivo tiene que haber alguien que la haya cerrado en negativo, o sea, que para que haya ganadores tiene que haber perdedores.

Sólo con haber entendido lo anterior debería bastar para comprender que hacer backtestings es tan inútil como buscar un sistema de trading automático.

Podrás ver en la web concursos para determinar cual es el trader que tiene el mejor sistema automático de trading, muchísimos seguidores de este tipo de operativa (es ciertamente adictivo), incluso «sitios» donde pretenden vender su sistema de trading ganador.

Se perfectamente en que fase se encuentran estos traders, en la primitiva. Se encuentran en una etapa a la que no localizan la salida de ahí que muchos abandonen y otros intenten vender un sistema que no funciona y que nunca va a funcionar sólo que de alguna manera tienen que rentabilizar tanto tiempo perdido.

Por tanto, se equivocan aquellos que tratan de buscar la consistencia a través de un sistema de trading automático.

¿Por qué se inventaron los sistemas automáticos?.

Los backtestings nacen desde el momento en que el trader entiende, de alguna manera, que debe desprenderse de sus instintos a la hora de hacer operaciones.

El miedo principalmente, la impaciencia, la avaricia…toda la rama psicológica que interviene en el trading provoca fallos devastadores en la cuenta del trader, de ahí la búsqueda de un sistema automático que no tenga sentimientos a la hora de operar.

Sin embargo, comprobará una y otra vez, desesperado, como los maravillosos resultados que el sistema le ofrece en simulado (casi siempre sobreoptimizado) no se trasladan al real.

Esto es porque el mercado es impredecible, los sistemas no son capaces de reaccionar ante sus rápidos movimientos, y cuando lo hacen ya se ha perdido gran parte del posible recorrido a favor por lo que muchas de las veces estiman abrir la operación justo antes de que el mercado se de la vuelta.
Esto es más evidente cuanto más pequeño es el Time Frame en el que se opera.

Por lo tanto, el trader entiende perfectamente desde el principio que los instintos básicos del hombre son perjudiciales para lograr hacer un buen trading por lo que emplea dichos sistemas automáticos para que no influyan en su operativa.

Acierta en eso pero, sin embargo, no lo hace a la hora de emplear el método correcto, siendo este la gestión del dinero y del riesgo.

El único modo que funciona a la hora de operar, a la hora de detener nuestros instintos primarios de manera eficaz es únicamente la gestión de la operación.

Categorías
Trading

El miedo, el sentimiento que más perjudica al trader

La manera en la que el miedo incide en el trader se demuestra tras cada operación.

Cerrar una entrada, da igual si ha sido una ganancia o una pérdida (aunque si ha sido esta última la situación empeora) supone tener que enfrentarse de nuevo a la búsqueda de una nueva oportunidad.

Ante esto, muchas veces nos encontraremos con que no entramos cuando deberíamos y otras que entramos cuando hubiera sido mejor habernos estados quietos.

El trader se encuentra con esta circunstancia un día si y otro también.

¿Pero, por qué sucede esto?

La explicación es muy simple.

_ Porque aunque siempre estamos tratando de adivinar el próximo movimiento, no somos adivinos.

Podemos forjarnos una idea, acertar a veces, otras no, pero nunca sabrás (ni tu ni nadie, ni tu analista preferido, ni el gurú de turno) que podrá suceder en los próximos minutos en el mercado.

¿Por qué te crees que la cotización reacciona repentinamente cuando hay un suceso inesperado? Porque nadie sabe lo que va a suceder en los próximos minutos.

Los mercados están expuestos a tantos factores, a tantas variables, que se rigen más bien por la teoría del caos que por cualquier otra regla.

Por lo tanto, y ante ese miedo a hacerlo mal , a «entrar» mal, tratamos de buscar una serie de parámetros, una serie de reglas, de señales, en fin, de buscar un sistema de trading automático que mantenga alejado ese miedo a la hora de realizar una operación.

Se nos ha dicho siempre que mantengamos nuestros sentidos alejados del mercado mediante el empleo de un sistema sin sentimientos que haga nuestro trabajo: ERROR

Otros van aun más allá, tratan de seguir a un analista «profesional» que les de la respuesta, que les de una opinión de lo que puede pasar, que les de una esperanza para su posición en pérdidas… una pena para su cuenta.
Pero que le vamos a hacer, hay toda una maquinaria construida alrededor del mundo de las finanzas.

Y de ahí que la mayor parte de los traders dediquen la mayor parte de su tiempo a la búsqueda del Santo Grial.
Son esclavos del miedo, y como tal, nunca lograrán vivir del mercado porque ni siquiera son capaces de enfrentarse a él.

La mejor experiencia se obtiene enfrentándose al mercado cara a cara y no escondiéndose tras un sistema de trading, de ahí que los traders que se llevan el dinero sean siempre los discrecionales.

Aun así, siendo discrecional y todo, el miedo (debido a que es un sentimiento básico) siempre va a estar ahí para perjudicar tu operativa. No es el mercado el que tiende las trampas, eres tú y todos los demás traders que son como tú.

El miedo es un sentimiento que ha permitido llegar a la raza humana a donde ha llegado. El miedo nos ayuda a escapar de los peligros, sin embargo, en el trading es el sentimiento que más perjudica al trader a la hora de lograr llegar a ser consistente.

Ya lo he explicado otras veces: miedo a ganar / miedo a perder.

Vamos que, quieras o no, siempre va a estar ahí contigo, por lo que la diferencia a la hora de lograr arrancar tu cuenta de esa lateralidad en la que muchos traders se encuentran inmersos pasará por gestionar adecuadamente ese miedo, por reeducar tu mente.

Sería ideal poder desconectarlo a la hora de operar pero no es posible. Es más, parece que venga a hacernos más compañía si cabe.

Por consiguiente, el trader se pasa horas y horas delante de la pantalla tratando de buscar una buena oportunidad, tratando de adivinar lo que va a hacer el mercado. De ahí esa sensación de analista que llevamos todos dentro. De ahí esa sensación de proyecto de adivinos de bola de cristal a la que todos aspiramos.

(No te dejes llevar por esos gurús que han acertado el devenir del mercado en alguna ocasión, seguro que tu también lo has hecho sólo que no te han dado tanto bombo porque «sólo te conocen en tu casa», pero podrías estar en el lugar de cualquiera de ellos y tener la misma tasa de acierto. 
El problema es que siempre estamos buscando a un salvador de nuestro trading, por eso nos enganchamos al primero que encontramos y que está en ese momento de moda).

Por lo tanto, que quede claro, la consistencia en el trading no pasa por el Arte de la Adivinación, sino por la Gestión.

Debido a que la Bola de Cristal es únicamente material para cuentos, sólo cabe la gestión, sólo vale aprender el Arte de gestionar las ganancias y las pérdidas. Aquí es donde sí reside la realidad del verdadero trading.

Por lo tanto, no tengas miedo a abrir una operación por no estar seguro de si vas a perder o no, simplemente ábrela y gestiónala. MÉTETE EN LA CABEZA QUE NUNCA VAS A SABER LO QUE VA A PASAR EN LOS MINUTOS SIGUIENTES. Trata de comprender esto muy seriamente.

Entonces, y una vez comprendido lo anterior, tienes que ser capaz de asumir tus pérdidas sin volverte loco, sin que tu autoestima baje. Aprende a sobrellevar las pérdidas como una parte más de tu trabajo de trader.

No intentes salir con todas las operaciones en positivo porque tratar de hacer esto TE MATARÁ. Te matará como trader.

Hay muchos traders con una tasa de acierto increíble, sin embargo no ganan dinero. Y esto indica claramente que el camino no está en esa fiabilidad en el acierto.

Cuando vayas a abrir una operación ten presente lo siguiente:

  • No sabrás lo que va a suceder en los próximos minutos
  • Sólo te salvará el cómo gestiones la operación
  • No tengas miedo a perder, solamente gestiona las pérdidas para que cuando lo hagas estas sean tan pequeñas que no hagan mella en tu cuenta.
  • Reduce progresivamente el porcentaje que arriesgas en cada operación tratando siempre de operar cada vez con un % más pequeño.
  • La relación que mejor funciona es la de operar con el máximo número de lotes pero con el menor riesgo posible.
  • Deja crecer tus ganancias aun a riesgo de quedarte sin ellas.
  • Promedia siempre a favor.

Quiero que comprendas con este artículo que el miedo es el enemigo a batir. Cuando comiences a construir tus reglas teniéndolo a él como el principal escollo verás como todo comienza a tener sentido y dejarás de buscar el Santo Grial, hacer backtestings y toda la parafernalia que le sigue…

Categorías
Trading

¿Crees en al análisis técnico?

 

A) El análisis técnico, el fundamental, las fases lunares y demás demonios tienen como objetivo la búsqueda de una manera de predecir los movimientos futuros del mercado basado en cotizaciones pasadas.

Por lo tanto, todas las técnicas que puedas usar para abrir una posición están sujetas a un porcentaje de fiabilidad. Unas tienen un % mayor y otras tienen un % menor.

O sea, cuando abres una posición, tienes x probabilidades de acierto pero nunca la certeza de que esa va a ser la operación que buscas.

Por lo tanto, y debido a que el trading se mueve en probabilidades no te queda otra que cubrirte ante las operaciones en las que tu entrada no será la correcta.

Esto sí es lo que cuenta y no la entrada.
Cuenta como gestionas la operación, cómo y cuanto te apalancas, con cuanto capital operas, donde pones el stop, cuanto % aciertas…..

Entonces, tanto el análisis técnico como cualquier otra técnica en la que te bases para intentar entrar correctamente son simples herramientas para tratar de darle un sentido al mercado.

Pero ten algo claro, por mucho porcentaje de probabilidad que tenga la técnica que usas no será suficiente para ser un trader consistente.

Lo que cuenta, repito, es la gestión.

B)  Si hay algo que trato de inculcar, en un post si y en otro también, es que no hay ni habrá nunca un sistema de trading automático que arroje unos resultados que hagan que el trader que los aplica viva en la consistencia.

Sí hay sistema de trading, entendiendo este como unas reglas a seguir con disciplina, pero no un sistema de trading mecánico que te diga a cada momento cuando entrar y cuando salir.

Tratar de meter a un mercado, que está cambiando de parecer a cada momento, bajo el yugo de un sistema mecánico semeja lo mismo que tratar de meter toda el agua del mar en un cubo.

Te remito a esta directriz de Al Brooks que te recomiendo que releas antes de seguir operando:

Decide si el trading es un pasatiempo o un trabajo. Si es un pasatiempo, mejor encuentra otro porque este va a resultar muy caro y peligrosamente adictivo.

Verás, los traders que se llevan el dinero del mercado son los traders discrecionales, los que operan con reglas pero sin ellas, los que confían en su sistema de gestión, los que saben que la entrada no es lo más importante aunque sea lo primero que siempre busquemos.

Tendrás entradas en el mercado de las que esperabas un gran rendimiento y que cerrarás  sin haber tenido ninguno en absoluto.

Tendrás entradas en el mercado en las que pretendías ganar sólo unos cuantos pips y, sin embargo, resultar ser las más rentables.

Con esto quiero que entiendas que al no saber lo que va a suceder en el futuro, la entrada deja de tener la relevancia tan importante que todo el mundo pretende darle.

Te recomiendo, humildemente, y basándome en mi experiencia que si estás «jugando» con medias móviles, backtestings, fórmulas, indicadores, etc…que las dejes de lado y te centres sólo en el precio que refleja la cotización sin muchos parámetros de por medio. (Te acabo de dar un atajo y ahorrar cientos de horas perdidas).

Cuantas más «cosas» metas dentro de un gráfico más difícil harás la operativa y más señales interfiriendo unas con las otras encontrarás.
Con esto quiero te quiero decir que si tienes el RSI y el MACD, mas la media móvil de turno metidos todos a la vez en el gráfico te encontrarás que el MACD te está dando señal de compra mientras el RSI marca divergencia bajista, por ejemplo… etc, etc. Lo simple es lo que funciona porque lo simple es invariable. Acuérdate siempre de esto.

Y qué te voy a decir de los vendedores de crecepelos. Siempre los ha habido y siempre los habrá. El problema es de quien los compra.

Me acaba de llamar por la mañana un comercial de un broker desde Suiza ofreciéndome gestionar mi dinero y vendiéndome una rentabilidad de un 12%.

Con 4 frases que le dije casi lo convenzo para gestionar yo el suyo…Por lo tanto, cree en ti mismo, opera según tus creencias y acumula horas.
Todo irá saliendo por su propio pié. Lo que no puedes pretender es llegar al mercado y atiborrarte de dinero de la noche a la mañana.

Otro fallo muy común de los traders novatos es creer que se puede ganar dinero haciendo trading sin un aprendizaje previo e intenso de muchos años.

Es un verdadero insulto para los que llevamos tanto tiempo en esto.

Y nos da verdadera pena que alguien crea que con un sistema automático, de esos que también venden porque al dueño no le funciona y tiene que rentabilizarlo de alguna manera, se le pueda ganar al mercado.

No se, pero mi hermano que es electricista creo que se compró unos libros y ya se puso a hacer instalaciones…

Y mi vecino que es abogado compró la túnica y ya ejerce como abogado del estado…

Por favor, el trading es un oficio que cuesta mucho sacrificio aprenderlo y no se puede pretender vivir de esto tras haber leído 4 libros ni haber estado operando una semana en simulado.

¿Cómo no se va a deprimir la gente? Se acerca al mercado sin conocimiento alguno porque le han dicho que se puede hacer uno rico de la noche a la mañana y resulta que sale desplumado y con ganas de tirarse a la vía del tren.

Coge un avión y trata de pilotarlo a ver lo que pasa.

Es que es algo tan obvio que no entiendo como la gente cae en estas trampas.

Hay un dicho que dice:

«Aquel que quiere engañar siempre va a encontrar un incauto que se preste a ello».

Categorías
Trading

Diferencias entre operar en simulado, en un concurso de trading o en real

Estas son las principales diferencias entre operar en un simulador de trading, participar en un concurso de trading y la operativa en real:

SIMULADO:

cuando empiezas en el mundo del trading lo sueles hacer en modo simulado.

  1. Porque así no pierdes dinero
  2. Porque crees que es una buena manera de coger práctica de cara a operar en real
  3. Porque te han dicho que no operes en real hasta que seas capaz de ganar dinero en simulado

El error más grande que cometí a la hora de iniciarme en el trading fue operar en simulado.

Esta forma de operar sólo está reservada para los que creen en el Santo Grial y en los backtestings.

Generalmente los que realizan backtestings sobre sus sistemas (digo sistemas en plural porque más les valdría centrarse en uno solo que en varios) son aquellos que aun creen que podrán algún día ganar dinero consistentemente en los mercados mediante un sistema automático.

Creo que se han realizado en este mundo más backtestings que estrellas hay en el Universo. Sin embargo, ahí están, perdiendo todos su dinero cuando lo aplican a la operativa en real.

Cuando operas en simulado no desarrollas la parte fundamental para potenciar tu experiencia, no aprendes, no trabajas la parte que se encarga de tu éxito como trader: la psicología.

Es frecuente ver rentabilidades muy buenas en muchos traders que operan en simulado, sin embargo dichos resultados no son capaces de trasladarlos a la operativa en real.

Como dije, la causa es porque no han trabajado la parte psicológica, que aunque sí está presente en modo real no lo está en simulado, por mucho que te creas que operas de la misma manera y que experimentas las mismas sensaciones.

Los sentimientos, los sudores y los errores no son los mismos cuando tu dinero de verdad está «en juego».

Hay muchísimos traders en contra de esta opinión, pero este no es mi problema.

CONCURSO DE TRADING:

He participado en algunos concursos de trading, alguno con dinero de verdad, sin embargo he acabado escaldado en cada uno de ellos.

¿Por qué?

Cuando participas en un concurso de trading rompes tus reglas, rompes tu disciplina, entra en juego la competencia para intentar estar entre los primeros puestos.

Si quieres ganar en un concurso tendrás que arriesgar y si arriesgas acabas fallando (te saltas los stops, te apalancas de más, no cortas las pérdidas, o sea, operas como cuando eras un novato) y el ganador resultante será sólo consecuencia del azar.

De ahí que veas que el vencedor es bombero, torero, o vendedor de palomitas.

No los volverás a ver más veces ganando otros concursos.

REAL:

Cuando operas en real sientes la tranquilidad de no tener que estar en los primeros puestos como en un concurso.
Operas a gusto, a tu ritmo, con tu estrategia y sin un tiempo límite para presentar resultados.

Como digo, no importa ser el primero sino generar el dinero que necesitas, por lo que puedes ganar mucho aunque no ganes tanto otros, y, por supuesto, llegarte de sobras.

Aquí ya sí la concentración es total, la disciplina férrea. Es tu trabajo y lo tomas como tal. No te saltas las reglas, esperas pacientemente la oportunidad y la dejas correr de igual manera, no entras por entrar, no sobreoperas, pones un stoploss en todas las operaciones que abres, te apalancas según lo que tu cuenta te permite… tratas de que toda tu rutina funcione como un reloj.

Un consejo: 

Evita operar en simulado y participar en concursos si de verdad te quieres dedicar en serio al trading.

Abre una pequeña cuenta en real, aplica un porcentaje de pérdida para tu stop menor del 1%, calcula con cuantos lotes debes entrar desde el punto de entrada y dependiendo donde vayas a situar el stop (te recomiendo 1 minilote hasta que superes los 3.000 euros en tu cuenta) , evita entrar en aquellas operaciones en las que no se cumplan estas reglas, haz del trading tu *filosofía de vida (dedicación absoluta).

*Filosofía de vida= consigues los mayores resultados en aquello a lo que más tiempo le dedicas.

¿Quieres ser muy bueno en algo o mediocre en todo?

En los perfiles personales de las redes sociales es frecuente ver: soy, escritor, arquitecto, blogger, ciclista, soñador, aventurero…

Piensa en ello y realmente se sincero contigo mismo: ¿Eres realmente muy bueno en todo ello?

Categorías
Trading

Diferencias entre un trader consistente y otro que no lo es

Un trader consistente es aquel que ha aprendido a vivir con un historial que refleja muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas y pocas positivas pero con grandes ganancias.

Hay que entender que los traders que no son consistentes cometen el grave error de tratar de acertar en todas las operaciones posibles, sólo buscan eso, sin embargo dedican muy poco tiempo o ninguno en pensar en como hacer que sus beneficios crezcan en aquellas operaciones en las que están en lo cierto.

Por su puesto que el enfoque de un trader consistente y el de otro que no lo es difiere mucho entre si.

Mientras que el trader que aun no está logrando hacer crecer su cuenta sólo piensa en aumentar su porcentaje de fiabilidad el trader consistente sólo piensa en como arrancarle más puntos al mercado con sus buenas entradas.

He aquí la diferencia:

Conseguir el máximo porcentaje de acierto no quiere decir que en cada una de las operaciones en las que salgas positivo vayas a conseguir el mismo recorrido. Esto que parece lógico y que el trader no consistente no percibe es donde el que sí es consistente ve la ventaja.

De todas las operaciones positivas que haga sabe que no todas generarán el beneficio que espera. Entonces entiende que las migajas que le ofrecen la mayor parte de las operaciones positivas tiene que renunciar a ellas, incluso dejando que salte el stop.

El trader no consistente no puede soportar cerrar una operación en rojo, ni aunque sólo sean un par de pips, y es ahí donde radica su error.

Debido a que no quiere cerrar ninguna operación en negativo, cuando está en positivo cierra en cualquier retroceso de los beneficios para evitar quedar en rojo.

El resultado es que muchas veces acertará porque su stop acabaría siendo tocado, pero también cerrará aquellas en las que la cotización no habría llegado a tocar su stop y que se habrían dado la vuelta para generar grandes plusvalías si no las hubiese cerrado para evitar acabar con una operación en negativo.

Esto sí es avaricia y no dejar correr los beneficios como muchos entendidos promulgan. ¿Qué clase de avaricia hay en generar grandes ingresos?. Es tu trabajo como trader.

Ahora viene el quid de la cuestión:

El trader consistente siempre arriesga un porcentaje del total del capital menor del 1% por operación. Lo ideal está por debajo incluso del 0.75%.

¿Qué logra con ello?

Sabe que su porcentaje de acierto es bajo. Hay traders consistentes incluso con un 30 ó 35% de fiabilidad en sus aciertos.

Comprende que la entrada no es lo más importante sino dejar correr cuando está en lo cierto.

Por eso, mientras opera sabe que va a cosechar muchas operaciones negativas pero con pérdidas ínfimas.

De todas maneras sabe que ese pequeño porcentaje de fiabilidad puede jugar en su contra ya que muchas pequeñas pérdidas juntas suman una grande.

Entonces, ¿cómo se cubre de ese pequeño porcentaje de acierto que tiene?:

  1. Dejando correr las ganancias cuando las tiene
  2. Minimizando el porcentaje de pérdida de cada una de sus operaciones

Por lo tanto, y muy importante: su porcentaje de acierto es muy bajo, pero al arriesgar menos del 1% en cada una de sus operaciones es más que suficiente para aguantar perfectamente hasta que llega la operación en la que está en lo cierto.

O sea, tiene el porcentaje de acierto muy bajo pero al perder tan poco cada vez que lo hace es más que suficiente para elevar ese % ficticiamente pero de forma muy eficaz.

Esta última frase debería estar escrita en la mesa del trader no consistente para poder leerla a cada rato hasta que le quedase grabada en la mente.

Frecuentemente me encuentro con traders que son reacios a arriesgar menos de un 5% de su capital en cada operación. Como mucho los encuentras que arriesguen el 4% o el 2%, pero de ahí para abajo «se cuentan con los dedos de la mano». Y es justo aquí donde está su error.

Actuando como un trader consistente podrás hacer crecer una cuenta con pequeño capital (2.000 euros) hasta cantidades que no te imaginas, pero primero tendrás que entender:

  • Que el porcentaje de acierto no es lo más importante
  • Que tienes que dejar correr las ganancias aun a riesgo de que tu stoploss salte
  • (Lo más importante) Que si no arriesgas el 0.75% por operación o menos no serás capaz de hacer crecer tu capital.

Así que, aquellos traders que ya han comprendido que es necesario poner un stoploss en todas y cada una de sus operaciones, ahora deben ir un paso más allá y reducir el porcentaje que arriesgan en cada operación.

Claro que arriesgando un 0.75 tienes poca capacidad operativa y que no podrás entrar en muchas de las oportunidades que veas porque el capital arriesgado no te lo permite ya que saltarías tu disciplina.

Pero no es excusa porque lo tengo muy comprobado. Tengo muy comprobado que es absolutamente factible. Todo pasa, como he dicho, por respetar esa disciplina y dejar pasar esas oportunidades en las que te gustaría entrar pero que no puedes hacer porque el riesgo que asumes es muy poco. Pero comprende que tiene que ser así para que llegues a ser consistente.

Es cierto, al principio ganarás muy poco, sobre todo si tu cuenta es pequeña, pero al ir haciéndola crecer lentamente cada vez abrirás una posición con mayor número de lotes, y aquí está la magia… ¡ Arriesgando incluso solamente un 0.5%, o menos, de tu capital total !

O sea, MÁXIMO APALANCAMIENTO, MÍNIMO RIESGO.

No hay nada que supere esto.