Categorías
Trading

Manteniendo el stop-loss inicial

La muestra más evidente del sesgo psicológico que tenemos todos los traders a la hora de operar se percibe perfectamente cuando estamos en ganancias.

El stop está hecho para evitar las pérdidas (y es vital y es la mejor arma que puede utilizar un trader) pero el Break Even, el Trailing Stop y el Profit Warning están exclusivamente creados para evitar que un retroceso de la tendencia pueda borrar tus ganancias.

Las tendencias no son lineales, sino que se mueven en zig-zag, arriba y abajo, continuamente.

Así que si no lo tienes en cuenta, si estás vigilando continuamente lo que vas ganando, y para evitar que esas ganancias se hagan menores comienzas a usar el Trailing Stop estás aumentando seriamente las probabilidades de que un barrido o cualquier retroceso de la tendencia te cace el stop para luego seguir con dicha tendencia en la dirección que estabas posicionado.

Comprobarás, que la experiencia te dirá, que la mayoría de las veces es mejor mantener el stop-loss inicial y asumir la pérdida antes te moverlo persiguiendo la cotización.

Categorías
Trading

La actitud frente a una operación abierta según en que Time Frame

No sólo es importante observar el gráfico de un mercado sino sus Time Frames particulares.

Los espacios temporales de un gráfico son fractales, esto es que se repiten los mismos patrones en cada uno de ellos.

Pero no se repiten al unísono por lo que es conveniente observar varios de ellos. Esto quiere decir que puede que no haya o veas una oportunidad en el Time Frame de 1 hora pero que sí la veas más clara en el de 30 minutos.

Lamentablemente, una vez veas la oportunidad, no podrás aprovecharte de ella si no tienes el suficiente capital en la cuenta.

Como comprenderás, no podrás abrir una operación en una oportunidad que hayas visto en el gráfico diario si para hacerlo tienes que arriesgar (desde mi punto de vista) más del 1% del capital total.

Esto es porque en un gráfico diario, a poco que muevas el stop, la cantidad requerida para situarlo aumenta mucho y seguramente con una cuenta pequeña no lo podrás abarcar.

Así que no podrás aprovecharte de todas las oportunidades que te brindan todos los espacios temporales hasta que no tengas un capital suficiente en cuenta. Mientras tanto tendrás que conformarte con operar en espacios más pequeños.

Pero no hay problema, hay muchos mercados en los que operar: divisas, índices, materias primas.

Después hay otro detalle que tienes que valorar una vez abierta la operación. Cuanto más grande sea el Time Frame más relevancia tendrá la señal y más durará en el tiempo. Así que cuenta con tener una operación abierta incluso durante varias semanas si estás operando en un gráfico diario.

Con esto quiero decir que si vas a hacer una entrada en un espacio temporal grande no te conformes con unas pocas ganancias ya que seguramente el recorrido será muy superior.

Claro que es muy difícil aguantar las ganancias. Tu Ego te está diciendo continuamente que cierres para materializarlas y quedar así satisfecho, pero esta no es la actitud correcta.

Acuérdate de cuando aun no situabas ningún stop en tus operaciones. Eras capaz de aguantar las pérdidas días o incluso semanas con la esperanza de que estas se recuperasen. Pues esta tiene que ser tu actitud respecto a las ganancias. Esperar hasta que no te queden más fuerzas.
Te aseguro que tu Ego y tu cuenta te lo agradecerán doblemente.

Categorías
Trading

Asimilando el resultado

El proceso lógico de un trader es ir ascendiendo muy poco a poco en sus aspiraciones monetarias.

Cuando operas en real la presión psicológica es brutal. Es lo que pasa cuando el dinero de uno anda de por medio.

Si no hacemos la escalada muy lentamente corremos el riesgo de precipitarnos al vacío y de no hacer las cosas como se deben lo cual implica no hacer nuestro trabajo adecuadamente.

Por poner un ejemplo,voy a comenzar por el principio:

Imaginemos que empezamos a operar con un minilote y que estamos acostumbrados a generar con él una media por ganancia de 50 euros.

Hasta aquí bien, nos sentimos a gusto con esa cantidad y así operamos.

El problema viene a la hora de incrementar la posición. O sea, pasar de operar con 1 minilote a hacerlo con 2.

Lo primero que suele pasar cuando haces esto es cuando alcanzas con esos 2 minilotes la cantidad de 50€ ganados. Automáticamente, y por estar acostumbrado a operar con 1 minilote, te entran los irrefrenables deseos producto del miedo de cerrar la posición.

Pero tienes que darte cuenta de una cosa, que si estuvieses operando con 1 minilote en vez de con 2 sólo estarías ganando 25€.

Así que mucho cuidado con esto, y de ahí el empezar muy poco a poco para asimilar muy lentamente el proceso porque de lo contrario si operamos con muchos lotes el vértigo será insufrible y acabaremos haciendo las cosas mal.

Por dar una pista, muchos traders operan con porcentajes para no sentir ese vértigo.

No es lo mismo la cifra que representa el 1% de 5.000 euros que de 100.000 pero el porcentaje si lo es, por lo que mantendrás la misma calma operando con 100.000 que con 5.000.

Y por otro lado y teniendo también que ver con el proceso de asimilaciónno es bueno tras una operación lanzarse a hacer otra inmediatamente.

«La mayoría de las grandes pérdidas vienen después de las grandes ganancias»

Así que no te dejes llevar por la avaricia ni por el Ego y asimila bien las ganancias antes de lanzarte a hacer otra operación.

Yo,personalmente, cuanto más grande es la ganancia ( las pérdidas las tengo reducidas al 1% del total de la cuenta por lo que no me representa mayor problema la asimilación) más tardo en volver a operar.

La mente te suele indicar cuando estás de nuevo preparado para la acción, mientras tanto mantente al margen.

Categorías
Trading

La realidad del mercado bursátil

La bolsa siempre ha sido un tabú para los neófitos.

En mi juventud, y aun algo ahora, el sentimiento respecto a operar en bolsa es el de un mundo apartado destinado sólo a gente pudiente.

Gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, al empuje de los jóvenes y a que Internet es el invento del siglo se han ido derribando muros y ya cada vez más personas operan en los mercados bursátiles.

Lo que si observo es que ese tabú se ha trasladado ahora al mercado de derivados. En comparación con la bolsa aun opera en ellos muy poca gente.

Afortunadamente, y también, gracias a foros y webs, en suma, a toda la información que puede leerse en la Red, cada vez son más los que poco a poco se acercan al mercado de divisas (Forex) u operan en Materias Primas o en Indices y Acciones pero desde el mercado de derivados ,a través de los Futuros y de los CFDs.

Volviendo a las acciones, hay un frase que lo resume todo y que cuando en su día la leí me quedó grabada:

Aquellos que ganan mucho dinero cuando sube la bolsa son los mismos que lo pierden cuando esta baja.

Tal cual.

Cuando sube la bolsa todos ricos.

¡Qué bueno soy! ¡Vaya rentabilidad que estoy obteniendo! ¡Esto es un chollo! ¡Ya me codeo con los mejores! …

Luego vienen los batacazos y vuelta a la cruda realidad.

Pero esto no es lo que quiero denunciar.

Cuando operas en el mercado de acciones al contado sólo tienes una opción: «Si sube gano, si baja pierdo».

¿Y si la bolsa está bajando 7 años seguidos?, ¿Qué haces?, ¿Metes el dinero en un depósito bancario? Pues que bien. Y de paso vuelve a tu trabajo de siempre y compagínalo con las acciones si quieres porque nunca vas a poder vivir de ello.

Mi operativa intradía se basa prácticamente en operar a la baja. En las acciones no puedes ganar dinero cuando estas bajan, no si operas al contado.

Siempre ves en los periódicos o en la TV:

– «Día trágico en las bolsas»

– «Bajada de la bolsa, lunes negro»

¿Negro por qué? ¿Negro para quien?

Negro para el que opera en acciones porque para el que opera en derivados y se ha posicionado «corto» ha sido el mejor día de ganancias.

Cuando baja la bolsa, los medios lo retransmiten como si se hubiese muerto alguien.

Aun hay muy poca cultura al respecto. Incluso en los bancos. En su día me tuve que recorrer unas cuantas entidades bancarias para encontrar una en la que me hiciesen un contrato para operar en derivados.

Los empleados me miraban con cara rara.

Y otra vez que le fui a un empleado del banco con un recorte de un periódico de color salmón en donde decía que un trader había ganado en unas horas un 133% operando en opciones, en vez de contestarme se me quedó con el recorte y no me lo devolvió.

Yo aun era un chaval inocente, que si es hoy…

Pues nada, operando en futuros o en Cfds siempre vas a tener un mercado al alza o a la baja.
Operando con acciones al contado sólo podrás hacerlo al alza.

Es una pena, porque hoy en día es sencillísimo operar en derivados y abrir una microcuenta con muy poco dinero.

No hablo para nada de que te vas a hacer rico de la noche a la mañana, eso ya es otro cantar, pero por lo menos tendrás la probabilidad, cosa que nunca tendrás con las acciones.

«El Trading constituye una de las últimas grandes fronteras de libertad en nuestra economía. Es uno de los pocos caminos en los que cualquier persona puede empezar con una suma de dinero pequeña y convertirse en multimillonario» _Schwager

Categorías
Trading

Perdiéndole el respeto al dinero

Cuando era pequeño era muy hipocondríaco, todo lo contrario que ahora. No podía escuchar ninguna conversación en la que hablasen de tal o cual enfermedad porque ya tenía todos los síntomas.

Me ponía pálido de verdad.

En la farmacia ya me conocían, el médico no era de familia era como de la familia (ya me daba siempre las mismas pastillas. Yo creo que eran caramelos sin medicamento alguno porque me los daba para todas las supuestas enfermedades que tenía).

Me decía que los chupara y que ya me pasaría.

Hasta que un día me «espetó» que por qué no me tomaba unas vacaciones e iba a disfrutar por ahí con las chicas.

Ahora lo he superado con creces pero tenía a mis padres realmente amargados y yo mismo me amargaba también. Ya no me acompañaban ni siquiera al Hospital en donde iba a Urgencias por supuestos infartos o rotura de venas en la cabeza.

Tal cual, no me estoy inventando nada. Era un verdadero caso de estudio. Los nervios me comían, y no lo entiendo porque mi carácter es bastante tranquilo.

Espero que mis hijas no sean así porque es realmente un verdadero calvario.

Hasta el punto que en el Hospital ya me vacilaban. Les comentaba que tenía un ruido en el corazón explicándoles con mi voz como sonaba y me decían que eso era el himno del Deportivo (en referencia al Deportivo de La Coruña).

Y voy más allá. Cuando me daban esos ataques de ansiedad incluso le cogía un cigarro a mi hermano y me los fumaba porque decían que calmaba los nervios. Yo que odio el tabaco… menos mal que no cogí el vicio.

Bueno, un verdadero trauma de mi infancia.

Un verdadero trauma que no me dejaba dormir y que no se acabó hasta que me puse firme y cogí el toro por los cuernos.

Un día, ya muy cansado, las 4 de la madrugada, dando vueltas aun sin dormir por miedo a que me parecía que tenía no se que, le di un puñetazo a la pared y me dije:

_ Si me muero que me muera.

_ Pero no me morí.

A partir de ahí todo cambió.

Ahora puedo oír cualquier conversación o ver cualquier programa sobre medicina que no me pongo nervioso en absoluto. Es más, para llevarme al médico lo tienen que hacer en carreta.

Soy el extremo totalmente opuesto.

En el trading me pasó algo parecido y lo solucioné adoptando el mismo estado mental.

En mi vida como trader estuve 3 veces a punto de quebrar totalmente, una en especial que me hizo reaccionar de la misma manera que cuando le di el puñetazo a la pared.

_ Si me arruino que me arruine.

_ No me arruiné.

A partir de ahí, comencé a perderle el respeto al dinero.

Logré operar en real con el mismo desapego al dinero que tenía cuando, en mis inicios, operaba en simulado.

Todo comenzó a fluir como debía.

Una vez que le pierdes el respeto al dinero empiezas a dominar la situación de alguna manera. Es todo mental. El verdadero poder está en la mente, en como reaccionas ante los acontecimientos, en lo frío y calculador que te vuelves, en como manejas las emociones…

Cuando algo te está consumiendo o le das un golpe a la pared o acaba contigo. Si no reaccionas y no vas de frente contra él te pasa por encima.

«Miedo afrontado, miedo que mengua; miedo no afrontado, miedo que engorda. El miedo se diluye haciendo, atreviéndose.»
_ Francisco Alcaide

Categorías
Trading

Sólo tienes que dejar correr las ganancias, ¿Por qué no lo haces?

Es complicado de asimilar por cualquier trader que le digan que debe dejar correr los beneficios más allá de su objetivo.

Como mucho le diría que una vez cumplido este no cortase la operación por el mero hecho de haberlo conseguido y que arriesgase una parte de los beneficios para darle una oportunidad al precio para seguir corriendo a su favor.

Es cierto que puedes dar por buena esa consecución del objetivo, pero en el trading el margen es muy pequeño y tienes que tratar de ser capaz de generar un capital y a la vez paliar las pérdidas sufridas por las operaciones negativas.

Has cumplido el objetivo, muy bien, pero eso no basta. Si no dejas correr los beneficios tan lejos como dejabas correr las pérdidas como cuando eras aun un principiantes y no ponías ningún stop-loss a tus operaciones, tienes pocas probabilidades de vivir del trading.

Las salidas son una de las mayores complicaciones que te encontrarás en este duro oficio de la especulación pero debes trabajar en ello, debes mentalizarte de que si no dejas correr las ganancias no tienes otro modo de ingreso.

Se que duele mucho tener ciertos beneficios y que te acabe saltando el stop por no materializarlos. Se que te vas a lamentar de ello todo el día y que dudarás entre objetivo o dejar correr.

Lo ideal sería dejar correr en algunas ocasiones y cerrar en beneficios en otras pero, lamentablemente, no eres pitoniso.

Así que, de nuevo, remóntate a tus orígenes, a esos en los que aun no situabas el stop. ¿Verdad que aguantabas la posición en pérdidas lo que hiciese falta?, ¿verdad que las pérdidas, por esperar, por tener la esperanza de que estas se recuperasen, aumentaban y aumentaban?, ¿verdad que, aun encima, pensando que ya no podías perder más añadías otro lote o contrato con la esperanza de promediar y justo después aun caía más aumentando considerablemente las pérdidas?, ¿verdad que cuando repasabas tu historial de operaciones tenías muchísimas operaciones ganadoras con poquitos beneficios en cada una de ellas y pocas perdedoras pero que te destrozaban la cuenta?

¿Por qué no tratas entonces de hacer justo lo contrario? ¿Por qué no te das cuenta que la solución está en tu mente? ¿Por qué no te sacrificas y la reeducas para hacer justo lo contrario?

Categorías
Trading

No confundas el trading con la inversión

No confundas el trading con la inversión:

  • La inversión, básicamente trata de sacar un rendimiento anual discreto pero superior a lo que ofrece un depósito bancario.
  • La inversión busca depositar el dinero y no sacarlo hasta un período mínimo de un año.
  • Es más bien para perfiles conservadores (comparados con el trading) y que buscan la seguridad en la diversificación.

 

  • El trading, busca un rendimiento superior, incluso obtener la misma rentabilidad en un día que te puede dar un fondo de inversión en 1 año.
  • Es para perfiles de mucho riesgo, pero son perfiles que comprenden que sin riesgo no hay rentabilidad.
  • Basan su seguridad en la gestión del dinero por medio de stops y de entradas en el mercado con el número adecuado de lotes o contratos en consonancia con el total de su capital en cuenta.
  • No a lugar para la diversificación. Una vez encontrada la oportunidad ponen todos los huevos en la misma cesta y tan rápido como entran…salen.
  • El ritmo es trepidante y es comparable a cualquier deporte de alto nivel, en lo que respecta al modo psicológico-mental.

Así que no confundas 2 mundos totalmente diferentes: especulación VS inversión

Categorías
Trading

Lee las reglas del juego y después…opera

Hay 2 tipos de traders:

a) El trader que está acumulando información toda su vida mediante libros, vídeos, cursos, seminarios,etc. y nunca es capaz de dar el paso porque nunca se ve preparado ya que siempre sale algo nuevo y no quiere que el mercado le pille de improviso…

b) El trader que, como te digo en el tweet, se lee las reglas del juego y comienza a operar de seguido.

Esta última opción es la mejor para obtener práctica que se acumula proporcionando la necesaria experiencia al trader.

Pero, ¿cuales son las reglas del juego a saber antes de lanzarse a operar?

  • Saber en que mercado vas a operar: acciones, divisas (forex), materias primas, índices bursátiles.
  • Saber a través de que instrumento los vas a operar y como funciona cada uno de ellos: a contado, futuros, cfds, opciones…
  • Broker y plataforma: una vez elegido el broker conocer bien la plataforma antes de lanzarse a operar.
  • Gestión del dinero: si no gestionas el dinero nunca estarás el suficiente tiempo en el mercado como para coger la experiencia necesaria para que este no sea capaz de expulsarte.
    Gestión del dinero es saber en todo momento y antes de abrir la operación cuanto % vas a arriesgar del total de la cuenta, donde vas a poner el stop y con cuantos lotes vas a entrar.

Una vez tengas claros los puntos descritos anteriormente estarás en disposición de no alargar más el período de «conocimiento» y centrarte única y exclusivamente en la operativa.

«Caminante no hay camino, se hace camino al andar»_ Antonio Machado

Categorías
Trading

Dile No al mercado

Cuando te acercas al mundo del trading intradía (apertura de operación a golpe de click) parece que el dedo no se detiene, todo son oportunidades.

Luego te das cuenta de que no puede ser, ves como el capital baja sin parar. Comprendes que en intradía es muy fácil caer en la sobreoperación y  a poco que andes desatinado el saldo se pone en rojo.

Poco a poco vas comprendiendo que la actitud adecuada es la de observador del mercado. Observarás tantos activos y tantos Time Frames como tu tiempo te deje (no más, te tienes que sentir cómodo) y sólo abrirás una operación cuanto creas ver una clara oportunidad (con su consiguiente gestión del dinero).

Se trata de estar más tiempo fuera del mercado que dentro.

Hay oportunidades todos los días aunque no en todos tendrás beneficios. El trading no se resume en acertar en todas las entradas que hagas sino en que la diferencia final entre pérdidas y ganancias sea positiva.

A pocos puntos que sean, si eres capaz de acabar en positivo, el apalancamiento se encargará de multiplicar tu cuenta exponencialmente.

Así que, paciencia y observación, como la araña que espera su presa.

Como dice Warrent Buffet:
«Tenemos una ventaja sobre el mercado, la ventaja de poder decirle NO»

Categorías
Trading

Aprende a perder

Cuando estás ganando es muy fácil ponerse nervioso y romper la disciplina.

El «espíritu» del trader debe ser el mismo tanto en las pérdidas como en las ganancias.

Es por esto que siempre insisto en la necesidad de operar en real cuanto más pronto mejor.
En simulado es realmente fácil guardar la compostura tanto en las pérdidas como en las ganancias pero en real no lo es para nada. Es sencillo de entender. Cuando operas en real está tu dinero en juego (y eso duele) por eso no te estarás preparando lo suficientemente bien hasta que sientas en tus «carnes» el dolor de una pérdida.

Perder dinero duele mucho, tanto en las operaciones perdedoras como ante cualquier retroceso de las ganancias, por eso es vital entrenarte en esta materia psicológica.

Sólo estarás preparado para ganar cuando aprendas a perder

Pues bien, es fácil hacer locuras cuando estás teniendo unas suculentas ganancias o cuando has tenido 4 ó 5 operaciones ganadoras seguidas. Sencillamente te crees «el rey del mambo».

Y es justo ahí cuando sobrevienen las peores operaciones fruto de la pérdida de papeles, mentalmente hablando.

El trader tiene que ser tan frío ante las pérdidas como ante las ganancias. Es fácil decirlo pero sobre el papel te aseguro que no lo es tanto, de ahí, insisto, de la esencial preparación en real.

Llegará un momento en que sientas el desapego natural de los ganadores respecto al dinero. Para ganar tienes que desarrollar el sentimiento de que te importa tanto como una piedra.

Aun así, no basta sólo con eso. No te puedes volver «loco» en una operación en ganancias ni empezar a actuar de diferente manera a como lo sueles hacer. Las pruebas son fuera de mercado, siempre.

Y aquí viene entonces una de las tantas características que tiene que tener un trader de éxito, pero tan importante como la que más:

LA HUMILDAD.

Humildad para saber que eres el mismo que jornadas atrás no paraba de cosechar pérdidas.

Humildad para saber que no eres el mejor y que por muy bueno que te creas siempre habrá alguien que te supere.

Humildad para saber que el mercado sabe más que tú, no por ser el mercado sino por ser más viejo.
Ten en cuenta que el mercado no duerme pero tu si y que le basta esperar con un poco de paciencia a que flaquees para cazarte bien cazado.

Humildad para saber que hoy estás arriba pero que mañana puedes estar incluso más abajo que cuando empezaste.

Humildad para comprender que a veces Dios pone la respuesta en las almas más sencillas.
Nunca subestimes a tus compañeros de trading.

En fin, nunca bajes la guardia ni te confíes. Comprende que el mercado intentará por todos los medios arrebatarte el dinero que le has sustraído pero, cuidado, no te infravalores, tú también tienes el mismo derecho a recuperar todo el dinero que le has cedido y más.

Por tanto, mucho respeto cuando logres la consistencia porque rápidamente se convierte en arenas movedizas.