Categorías
Trading

La teoría del videojuego

Me acuerdo cuando era niño que nos habían regalado un juego a mí y a mi sobrino, 6 años menor que yo.

Era siempre mi costumbre leer las instrucciones que vienen en las cajas para saber de que iba el juego y acceder a posibles detalles que este pudiese esconder para tener más conocimiento del mismo y así poder ganar con más facilidad a mis contrincantes.

Mi sobrino, todo lo contrario. Ya se ponía a jugar nada más abrirlo.

Mi sorpresa fue cuando una vez leídas las reglas me puse a jugar contra mi familiar. No sólo me ganaba con facilidad sino que había pasado más pantallas que yo en el tiempo que perdí leyendo las reglas.

Fue algo, que en mi mente de niño, llamó poderosamente la atención y creó una especie de anclaje, una especie de trauma que no llegaba a entender.

¿Cómo él, sin haber leído las instrucciones, me ganaba? ¿Cómo era que él estaba jugando mejor que yo?

Me preguntaba por qué, él, sin haber leído las instrucciones del juego jugaba mejor que yo e incluso manejaba ciertos aspectos de dicho juego que no parecía lógico descubrir sin haber leído antes las reglas.

Fue cuando me hice más mayor cuando me di claramente cuenta del poder de la práctica frente a la teoría.

Según vas practicando todo va saliendo/apareciendo sobre la marcha.

Esos momentos en los que te quedas estancado durante un tiempo sin progresar no son más que puertas de paso hacia la siguiente fase.

Sólo tienes que insistir e insistir hasta que superas la fase. Las hay más duras y que cuestan más tiempo superarlas y otras que son más fáciles y livianas de sobrepasar.

No son pocos los traders que se desesperan en una de esas puertas (antesalas de la siguiente fase) pesando que nunca van a salir de ahí. Pero no, sólo hay que insistir e insistir, como en el juego, hasta que ya hartos de hacerlo la puerta se acaba abriendo.

No vale caer únicamente en la lectura para tratar de «abrir la puerta», es más, considero casi obligación descartarla y centrarse sólo en la práctica. Este es el atajo para superar la fase deseada. La teoría sólo hará más largo el proceso, muchísimo más largo.

Las grandes metas sólo se alcanzan con la perseverancia y por supuesto con la práctica.

El trading, una vez diseñado el sistema de gestión del riesgo, es sólo práctica sobre los gráficos. Horas y horas, días y días…No hay una Piedra Filosofal.

Se estima que se necesitan 10.000 horas de entrenamiento en real. Si sumas las horas que dedicas diariamente a los gráficos y divides 10.000 entre las mismas sabrás los días estimados que te pueden faltar para llegar a alcanzar la consistencia en el trading.

Ej: Si le dedicas unas 5 horas diarias (de tiempo efectivo) ponte que serán unos 5 años, más o menos.

Sí, como una Carrera, sólo que enfocada en la práctica.

«Un trabajo de 3 días no es más que un trabajo de 3 días, un trabajo de 1 año no es más que un trabajo de 1 año, un trabajo de 10 años almacena la fuerza de 10 años.»

Categorías
Trading

Identifica tu 80/20

Decía Pareto que el 20% del esfuerzo genera el 80% de los resultados.

Y, aplicado a nuestros días es la mayor de las verdades.

Que si Twitter, que si Facebook, que si Linkedin, que si las noticias del día, que si las noticias intradía, que si el móvil, que si los correos, que si leer este libro…vamos, ¿para que voy a seguir? Cada uno tiene sus distracciones.

Pero ya centrándonos en el trabajo o mejor dicho en tu objetivo, todas esas tareas secundarias lo único que hacen es robarte tiempo para llegar a la meta, tu meta.

De ahí la importancia de la Ley de Pareto.

Una vez has establecido tu objetivo, tienes que pensar muy seriamente qué es lo que te lleva hacia él, qué es lo que ataja el camino y qué es lo que te hace dar rodeos.

Todos disponemos de 24 horas al día, pero, ¿por qué unos consiguen llegar más lejos que otros? Pues básicamente porque han identificado aquello que les hace avanzar más rápido.

Otra consecuencia de identificar el 20/80 es la sensación de libertad, la liberación de tareas superficiales que roban muchísimo tiempo y no producen resultados, y por consiguiente liberación del stress. El stress no es más que eso, una acumulación de tareas. Elimina las que no te conducen a nada.

Pero primero identifica tu objetivo. Si tu objetivo son las relaciones pues tendrás que centrarte en Facebook todo el día, si tu objetivo es ganar dinero en los mercados tendrás que enfocarte sólo en ello.

Piénsalo bien porque sino tu camino hacia el objetivo se hará muy largo o verás como otros llegan antes que tu.

Identifica primero lo que mejor se te da, lo que mayores resultados te produce,luego hazlo todos los días como una rutina, no estés buscando continuamente nuevos rumbos.

No hagas como aquel que acumula y acumula información y más información sobre un tema que le interesa pero nunca se atreve a comenzar porque siempre encuentra algo nuevo al respecto que apuntar.

Y hablando de comenzar, como dice Ricardo Ross:
empezar es lo más difícil pero una vez que lo haces encuentras el ímpetu necesario para continuar.

Así que, lo realmente complicado es comenzar, sobre todo si te centras primero en solucionar o satisfacer las tareas secundarias. Si lo haces así acabarás la jornada totalmente insatisfecho porque verás que has trabajado mucho para nada.

«Oficio que no da de comer a su amo no vale ni dos habas»_ Miguel de Cervantes

Recuerda: haz primero lo que debes y luego lo que te gusta.

Destina tus mejores fuerzas para lo vital. Si empiezas por lo secundario cuando tengas que abarcar lo fundamental ya no tendrás la energía suficiente y un nuevo día se habrá ido.

Mejor aun: identifica las tareas que mayor productividad te dan y estarás haciendo lo que te gusta y aun encima consiguiendo resultados, que añadido, aumentarán tu autoestima.

Es hora de que elimines todo lo superficial, que señales todo lo que te hace avanzar, crear una lista de tareas y establecer una rutina diaria y hacerla con constancia todos los días. Verás como el camino hacia el objetivo se hace más corto.

Luego, según te levantes por la mañana haz esa rutina con disciplina, no te pierdas en otros asuntos que igual te gustan más. Piensa donde quieres estar mañana y qué es lo que te aleja y qué es lo que te acerca.

Y por último: acumula horas sobre ello, todo se irá dando.

Categorías
Trading

Las fuentes de catalizadores

No han sido pocas las veces en las que me he referido a la preferencia de buscar las oportunidades en el gráfico en vez de en los datos y noticias.

El por qué es claro: seguir las noticias y los datos, sobre todo intradía, es un gran acto de sacrificio. Hay muchísimo ruido. Tienes que tener la gran habilidad de separar el grano de la paja, el rumor de lo cierto, la falsedad de la verdad…

La confusión y cansancio mental que se genera es muy importante. Los gráficos son más silenciosos y tranquilos, más nobles.

Yo, personalmente, baso mis decisiones de entrada y salida en los gráficos aunque tengo que reconocer que mis mejores operaciones han salido de catalizadores a medio y largo plazo.

Muchas veces te preguntas: ¿a qué fuentes debo seguir?

Muy complicado. No hay ninguna fuente pura. Me explico.

He tratado, en vano, de encontrar un fuente o conjunto de ellas que no me hagan perder tiempo leyendo lo que no quiero leer o que no me sirve para el trading.

Es imposible, todas llevan en medio noticias que te dispersan, que no te valen absolutamente para nada. Mezclan noticias económicas, con datos, con noticias políticas, con curiosidades…vamos que no hay una que siga una linea como a mi me gusta, que se centre en el meollo del tema, de ahí que «pase» de estar 24 horas «enchufado» a la fuente de datos.

Lo que si hago, es consultarlas a principio y a final de jornada. Las mejores oportunidades surgen en el medio y largo plazo y para eso no tienes que seguir las noticias intradía, ya que las más importantes quedan reflejadas en cualquier noticiario sin tener que buscar mucho.

Fijarse sobre todo en lo que digan los presidentes de los Bancos Centrales.

El fin verdadero de un trader es conseguir, no dinero como todos se puedan pensar, sino horas libres.

El trading, bien gestionado, es el oficio que más libertad te dará. No intentes conseguir lo contrario haciéndote esclavo de los datos y de las noticias.

Los gráficos, gracias a los diversos Time Frames, te permitirán ajustar tu tiempo para hacer trading dependiendo de las horas que dispongas.

  • Si quieres operar intradía: gráficos de 5´, 10´, 15´.
  • Swing trading: gráficos de 30´, 1 hora.
  • Medio plazo: 4 horas y diario
  • Largo plazo: semanal y mensual

Como comprenderás, cuanto más amplio sea el espacio temporal menos tendrás que estar pendiente del mercado.

Los datos, los justos. No te castigues leyendo las noticias económicas al minuto, tu vida es única y tu tiempo también.
En el trading «menos es más».

Además, por mucho que cribes, nunca vas a encontrar la fuente o conjunto de ellas que te proporcionen justo lo que buscas por lo que estarás continuamente añadiendo y suprimiendo.

Tienes que buscar la productividad y no la distracción y te aseguro que cuando empiezas a consultar datos y noticias no harás otra cosa porque una lleva a otra y te pasarás toda tu jornada de trading sin operar, perdiendo oportunidades que están saliendo a cada momento en los gráficos.

Recuerda: «si no estás atento al mercado te perderás las mejores oportunidades.»

Categorías
Trading

¿Merece realmente la pena ser trader?

Primeramente y antes de continuar…para ser trader se necesita pasión.

Si no tienes pasión por el trading mejor déjalo ya porque es la gasolina que necesitarás para vencer tanto sacrificio.

Queda claro entonces que si te has interesado por este oficio por el mero hecho de sólo querer ganar dinero serás el candidato perfecto a ser desplumado no en días sino en horas.

Llegados aquí decir también que el trading es muy celoso, sólo te querrá para él, sólo así te dejará saborear sus frutos. Será tu filosofía de vida.

«Buscar la perfección impide abarcar varios temas a la vez.»

Seguro que dedicas más tiempo y esfuerzo a otras tareas secundarias. Piénsalo bien, el trading puede darte mucho más que ningún otro oficio. Claro que no de la noche a la mañana, todo necesita de su aprendizaje, todo necesita de su experiencia.

No puedes llegar al mercado y pretender ganar dinero inmediatamente como tampoco el aprendiz de cirujano puede imaginarse operar el primer día a un paciente con éxito. Esto que parece lógico pasa totalmente desapercibido por la mente del que se acerca a los mercados únicamente porque ha oído que se puede ganar muchísimo dinero. Lo que no se le ha explicado es todo el proceso que se necesita primero.

Y es cierto que se puede ganar mucho, pero tendrás que prepararte duramente, sobre todo psicológicamente. El mercado es una auténtica apisonadora mental.

Pero no es esto lo que debes pensar sino nunca lo lograrás, lo que realmente tienes que pensar es que merece la pena dedicarle todo el tiempo y esfuerzo del mundo porque a la larga te dará muchas más satisfacciones que ningún otro oficio que conozcas.

Así que, una vez decidas (sin lugar a dudas) que vas a trabajar como trader tienes que evitar dividir tu tiempo disponible entre otras tareas. Será tiempo que le restes al trading,

Una vez comiences tu camino lo comprenderás. Te obligará a eliminar de tu vida mucho más de lo que te imaginas, incluso dentro de la propia profesión.

Pero, insisto,la verdad es que las sumas de dinero que se pueden conseguir son realmente espectaculares.

El secreto (una vez eres capaz de ganar dinero consistentemente con una cuenta pequeña) está en aumentar progresivamente el número de lotes con los que operas y esperar esa oportunidad que tiene el 99% de probabilidades de acierto, esa oportunidad que parece que nunca va a llegar pero que siempre lo hace.

No es empeñarse en obtener un objetivo monetario diario, semanal o mensual (esto hará que te precipites y sobreoperes), se trata de observar con calma al mercado a la espera de la oportunidad adecuada, el resto vendrá por si solo.

El aumento progresivo del número de lotes con los que operas es vital, es el objetivo único que debe perseguir todo trader, es la esencia del trading, 

¿Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE IR AUMENTANDO EL NÚMERO DE LOTES?. Porque llegará el momento en el que podrás alcanzar el objetivo de un año en 1 sola operación.

Y me puedo quedar corto…

Sólo con este detalle te darás cuenta de la extrema importancia de no tratar de entrar en el mercado cuantas mas veces mejor, sino todo lo contrario, las mínimas posibles y las más certeras.

Pero cuidado, esto que parece tan fácil no lo es para nada, es sumamente complicado de aplicar.

Y no solo esto. Sin la experiencia adecuada, aunque tengas la paciencia suficiente para no sobreoperar, si no alcanzas experiencia mediante la práctica diaria será imposible que aprendas a distinguir las buenas oportunidades de las que no son y que estés continuamente dando palos de ciego.

Categorías
Trading

La actitud ante el miedo a operar

Si hay algo que mentalmente perjudica a un trader es su actitud ante el miedo.

El mercado te machaca psicológicamente una y otra vez hasta el punto en que sólo el mero hecho de querer entrar supone una gran presión y el miedo fluye a sus anchas.

Es intentar pulsar la tecla de entrada y se desencadenan todos los mecanismos del pavor.

No hay nada que fastidie más al EGO que perder, de hecho estudios demuestran que sentimos 3 veces más dolor cuando perdemos que satisfacción cuando ganamos.

De ahí el problema.

Desde luego que no todos los traders tienen el mismo umbral del miedo. Los hay que tienen un nivel normal, otros muy poco y bastantes un nivel muy exagerado.

De todos, estos últimos son los más propensos a dejar correr las pérdidas y sobre todo a cortar demasiado rápido los beneficios ya que son incapaces de aguantar cada retroceso de estos por miedo a que se evaporen.

Por eso insisto en no moverse del Time Frame donde se ha abierto una operación porque al observar el gráfico desde un espacio temporal más pequeño hace que estés más expuesto a ver esos pequeños retrocesos de la tendencia.

Y será eso lo que no soportes, esos pequeños retrocesos que te harán cerrar una posición en beneficios antes de lo debido.

Por otro lado,

muchos refugian su miedo en el modo simulado, buscan cualquier excusa para no operar en real sin darse cuenta o no querer dársela, de que es el miedo el que no les deja operar en real.

Una de las principales excusas:

– Me han dicho que no opere en real hasta que sea capaz de ganar dinero en simulado. Cualquier persona que sienta miedo operando en simulado, sentirá verdadero pavor en real.

Ten por seguro que si no tuvieses miedo no operarías en simulado. Lo primero que debes hacer para avanzar es reconocer tu miedo. Cada pérdida que cosechas en el mercado refuerza ese miedo, es verdad. Tan cierto como que te creces con cada ganancia.

Pero es que es algo que llevas en tus genes. El miedo a perder lo llevas en la sangre y es el máximo perjuicio que tiene un trader a la hora de llegar a ganar dinero consistentemente en el mercado.

Muchos traders son capaces de reducir sus pérdidas al máximo operando con stops-loss pero a la hora de dejar correr las ganancias la cosa cambia.

El miedo a perder hace que muchos traders operen sin stop, el miedo a acabar con pérdidas no les deja cerrar la posición y entonces dicho miedo se transforma en esperanza.

El miedo a perder las ganancias hace que la mayoría de los traders cierren antes de tiempo. A este miedo se suma el deseo del EGO de verlas materializadas en la cuenta, necesita ver que es muy bueno operando.

Hacerle caso al EGO es buscar el fracaso. Este se enardece de ver una operación cerrada en verde, pero si luego ve que, una vez cerrada, esta sigue avanzando y que ha dejado de ganar más dinero, la autoestima vuelve a bajar y se convierte en frustración. El EGO siempre quiere más, nunca le parece bastante.

Y son esas ganas de ganar las que le llevan a perder, son esas ganas de ser el mejor las que le llevan a sobreoperar. Son esos deseos de venganza los que le llevan a entrar sin sentido.

Por tanto, para ganar en el mercado debes primero enfrentarte a tus miedos, y esos miedos no lograrás vencerlos operando en simulado.
Ningún trader que haya ganado mucho dinero en modo de simulación será capaz de ganarlo en real. Los mecanismos mentales que se desencadenan cuando hay dinero de por medio son totalmente distintos en real que en simulado.

Así que, lo primero, buscar todas aquellas herramientas que te dejen operar tranquilo, hasta el punto incluso de abrir una operación y marcharte sin mayor inconveniente.

En mi caso, sólo fui capaz de vencer al miedo con una adecuada gestión del dinero. Fue lo único que lo tranquilizó. A partir de ahí todo mi trading cambió. No existe el simulado para mis operaciones, sólo existe real, gestión y paciencia para esperar la oportunidad y para dejar correr las ganancias.

Con la gestión limitas casi todos los perjuicios mentales que surgen a la hora de operar.

Y ahora, unas citas de Francisco Alcaide al respecto:

 – La diferencia entre el valiente y el cobarde no está en el miedo sino en que uno lo afronta y otro huye de él. Todos tenemos miedos, la cuestión es que hacemos con ellos.

– Avanzar tiene mucho que ver con nuestra capacidad para superar miedos.

– La receta es siempre la misma: siente miedo, pero hazlo de todas maneras. 

– Miedo afrontado, miedo que mengua; miedo no afrontado, miedo que engorda. El miedo se diluye haciendo, atreviéndose.

– Ganar es no tener miedo perder. 

– Las cosas casi nunca salen bien a la primera, ni a la segunda, ni muchas veces a la tercera. Es una cuestión de ensayo y error hasta dar con la combinación que abre la caja fuerte. Y para ello hay que equivocarse. Las probabilidades de éxito aumentan a medida que se gana experiencia. 

Cuando de psicología tiene el trading….

Categorías
Trading

¿Por donde empiezo?

Cuanto más te adentres en el trading te parecerá que cada vez sabes menos.

No son pocos los principiantes que quedan enganchados porque las primeras veces que operan ganan dinero. A veces es por suerte, pero otras no. Hay novatos que, sin querer, hacen las cosas bien al principio para luego al ir cosechando más formación van variando su forma de operar, quieren abarcarlo todo, saberlo todo, se hacen un lío y «caen en barrena».
Hay que tener en cuenta que en esta profesión, menos es más. No intentes buscar o pensar que un sistema complejo va a funcionar mejor que otro simple. Te sorprenderás de la fuerza que tienen los sistemas simples, además, el cerebro no es capaz de procesar muchos parámetros a la vez por lo que cuantas mas cosas, por ejemplo, metas en un gráfico más confundido quedarás.
Ante esto, cabe volver a los inicios y visualizar las operaciones para tratar de encontrar que era aquello que hacíamos que tan bien salía. Por eso es tan importante para un trader su Diario de Trading.
En los inicios, como en todo en lo que empiezas, te vas a encontrar con el escritorio lleno de información pero a medida que vas profundizando irás eliminando lo secundario para centrarte en lo principal.
El proceso viene a ser algo parecido a la imagen siguiente:
Aprendizaje
– Los paréntesis son el inicio del aprendizaje donde tienes gran cantidad de información de todo tipo que asimilar.
Pero,poco a poco, según vas asimilando y cribando esa información, los paréntesis se vuelven cada vez más pequeños y tu más capacitado.
Y es cuando llegas al punto cuando obtienes la máxima experiencia, cuando los paréntesis exteriores del principio se concentran en un punto. Y ese punto será toda tu experiencia concentrada.
Ya sabes: «Un experto es aquel que sabe más sobre menos»
Aun así, llegados al susodicho punto, no te confíes porque en el trading siempre tienes que estar aprendiendo. Aun te queda por alcanzar la maestría.
Así que, puede que al principio tengas un lío pero poco a poco se irá disipando la niebla.
Verás, si de verdad te gusta el trading y no estás en ello sólo por dinero, te recomiendo que leas el archivo del blog desde el principio y luego decidas si esto es lo tuyo.
Si es así, te recomiendo 2 pasos fundamentales:
1-º. Elabora un buen sistema de Gestión del dinero que, según el dinero que tengas en cuenta y según donde vayas a poner el stop-loss te diga con cuantos lotes tienes que entrar en cada operación.
Además, un buen sistema de gestión es el antídoto perfecto para la mayoría de los aspectos psicológicos negativos que tiene el trading.
y 2º. Sólo cuando tengas el sistema de gestión pasa a la parte técnica.
No caigas en la tentación de buscar el Santo Grial porque no existe.
No existe un sistema perfecto que te diga: compra aquí y vende allá. Si te lo han dicho te han engañado.
El trader que de verdad gana dinero es el discrecional, aquel que mediante la práctica ha desarrollado la experiencia necesaria para reaccionar ante los repentinos vaivenes del mercado.
No hay una regla que te diga entra ahora y sal más adelante, eso sólo lo da la experiencia, eso sólo lo da las horas de vuelo y no un sistema mecánico, que es lento de reacciones.
Y por supuesto, adquiere la experiencia desde el principio practicando en real, con una microcuenta porque perderás, pero que sea siempre en real. Es la única manera de potenciar tú psicología de mercado.
Categorías
Trading

No se si estás preparado para tu operar con tu sistema…

La norma es, sin lugar a duda, ser capaz de esperar el tiempo que haga falta a que aparezca la oportunidad que esperamos.

No se trata de estar todo el rato en el mercado. Lo ideal es estar la mayor parte del tiempo fuera de él y esperar lo que sea, y cuando digo lo que sea, lo digo literalmente, a que tengamos todas las probabilidades a nuestro favor.

¿qué conseguimos con esto? Eliminar de raíz todas esas malas operaciones negativas que produce la sobreoperación.

Vamos, que ya no basta con reducir las pérdidas de las operaciones negativas al mínimo, sino que el número de ellas sea lo menor posible y esto sólo se logra esperando la «ola perfecta».

Date cuenta del poder de la paciencia: si esperas por esa oportunidad única puede que se te haga eterno, no lo dudes, pero la satisfacción que obtendrás cuando aparezca y te aproveches de ella será máxima.

Además, te habrás librado de todas esas pequeñas operaciones con pérdidas que además de ir limando tu cuenta minan tu moral y hacen que cometas errores más grandes.

Date cuenta de una cosa: partes de un capital – lo dejas en estado latente hasta que aparece una ocasión en las que tienes todas las de ganar (poco o mucho pero sin duda ganas) – tu confianza va aumentando – lo único que hará que esta estrategia te siga funcionando es que seas capaz de seguirla con disciplina y que el aburrimiento o las ganas de acción no te hagan cometer el error de entrar por entrar – esperando la oportunidad la cuenta estará en estado latente pero obtendrá un importante incremento de capital con cada oportunidad ideal – esto hará que tu cuenta crezca y puedas operar con más lotes – si operas con más lotes, que no con más riesgo, las ganancias se irán multiplicando progresivamente- al final, debido a ese apalancamiento sin riesgo que produce el crecimiento de tu cuenta no necesitarás dejar correr tanto el movimiento para alcanzar sumas de dinero increíbles.

Ahora bien, no se si tu mente está preparada para la disciplina, paciencia y el aburrimiento. Si no es así prepárala porque sino volverás a los malos hábitos y a operar sin ton sin son, sin sentido, sin una estrategia clara.

Categorías
Trading

El diario de trading ideal: configuración

Cuando operas tienes que buscar una motivación que te haga progresar, algo que te haga ver tus fallos y aciertos más frecuentes.

Yo siempre he defendido la práctica sobre todas las cosas y me ha ido bien, la verdad es que avanzas muy rápido. El único problema que le veo a este tipo de manera de progresión en el aprendizaje del oficio del trading es que necesitas:

– Tener mucho dinero disponible para perderlo en el aprendizaje

o

– Gestionar adecuadamente el capital total para que dicho aprendizaje te cueste el mínimo de dinero posible.

Se dice que el mercado cobra muy caras sus lecciones pero tienes un punto a tu favor:

NO necesitas estar perdiendo mucho dinero en cada operación ni necesitas apalancarte más de lo debido para aprender e ir adquiriendo experiencia poco a poco.

Por tanto, de aquí sacamos 2 premisas muy importantes:

1ª.- Hay que situar el 1% del capital total como máxima pérdida por operación.

2ª.- Tienes que gestionar/saber el número de lotes con los que vas a abrir una operación para no apalancarte más de lo debido.

(Comprende que por mucho stop que pongas del 1% de tu capital, si abres una operación con 10 lotes cuando tenías que abrirla con 2, estás poniendo tu cuenta en serio peligro).

Con estas 2 buenas practicas lo primero que lograrás es no acabar con tu capital antes de conseguir la experiencia para sacarte un sueldo en el mercado, o por lo menos lograrás perder mucho menos y que dicho capital te dure más en el tiempo.

El otro gran complemento a aliado para hacer el aprendizaje más corto, para que veas antes donde están tus fallos y tus aciertos, es la gestión adecuada de un Diario de Trading.

Un Diario de Trading donde apuntes lo más sobresaliente de cada operación que hagas en el mercado.

Hacer un diario y revisarlo cada cierto tiempo para sacar las conclusiones más importantes te hará ver cual debe ser tu camino a seguir, que fallos debes pulir y que fortalezas debes potenciar.

Es así como logras llegar a ser un experto, potenciando tus puntos fuertes y minimizando los débiles.

Date cuenta que una vez que logras averiguar tus fortalezas sabrás cuando y como tienes que actuar. Evitarás la sobreoperación, evitarás entrar sin ton ni son, sin saber que estás haciendo. Estarás llevando en control de tu operación y sabrás lo que hacer ante una reacción inesperada del mercado.

Dichas fortalezas o puntos fuertes serán los que te den el poder, los que de verdad te hagan avanzar.

Pero luego están los puntos débiles. Si tienes una gran delantera pero tu defensa es pésima no te valdrá de mucho o no le sacarás todo el potencial debido a tu estrategia.

Por lo tanto, una vez identificados los puntos fuertes debes corregir cuanto antes los débiles. Y ya no digo erradicarlos por completo, que sería lo ideal, sino reducirlos al mínimo. Sólo con eso estarás potenciando tu sistema de trading un 1.000 por 100.

Y lo mejor, es muy bonito escribir en un diario cada operación, describirla, (tampoco haga falta que escribas un libro con cada una de ellas sino se volverá muy pesado) y ver con el paso del tiempo, cuando hagas la revisión, aquello que mejor se te da y aquello que no se te da tanto.
Y aun mucho mejor, sabrás la medicina a aplicar en cada caso, habrás identificado «el virus» de tu trading. Luego sólo bastará aplicar el remedio adecuado.

PAUTAS DEL DIARIO

Como dije anteriormente no hace falta que escribas un manuscrito de cada operación sino que una simple descripción basta.

A modo de ejemplo:

Lo primero es observar el mercado sin prisa para entrar en acción.

Contemplando datos, noticias, gráficos, vamos, aquello que consideres un catalizador para efectuar una entrada.

Una vez localizado dicho catalizador una de las cosas más importantes que tienes que hacer es ver lo que pasa con la cotización una vez has cerrado la operación.

Esto te dará muchas pistas para próximas operaciones.

Dicho esto, en tu diario de trading deberá figurar la siguiente información:

– Fecha de la operación: te dice el número de operaciones que efectúas cada día, si es que operas intradía. Te ayuda a calibrar el número de operaciones ideal o si es mejor hacer + ó menos.

– Duración de la operación: es muy importante porque de esta manera averiguarás cuanto duran tus operaciones en las que has salido con pérdidas y las que has salido con ganancias.

De esta manera sabrás que si la media de duración de tus operaciones perdedoras es mucho mayor que la de las ganadoras puede que estés dejando correr las pérdidas y cortando los beneficios.

– Lado del mercado (corto o largo): así sabrás si se te dan mejor las operaciones bajistas, las alcista o ambas.

Puede que este apartado te haga decidir si eres oso o toro, dándote pistas hacia que lado debes dirigir tu estrategia de entrada.

– TF (Time Frame): es importante apuntar en que espacio temporal has hecho la operación para saber en cual te desenvuelves mejor.
Quizá no estés echo para operar en intradía o en el TF de 5´y se te da muy bien el de 4 horas.

-Número de lotes: aquí ya entraría en juego la gestión del dinero pero averiguarás el número de lotes o contratos con los que más a gusto te encuentras cuando operas.

Hay muchos traders que no son capaces de aguantar la presión pasados x número de lotes.

– Mercado o activo: apúntalo porque igual eres muy malo operando el EURUSD pero el ORO se te da de miedo.

Encontrarás bastantes traders de éxito operando en un sólo mercado.

– Entrada: ¿Por qué has entrado? ¿Qué te ha hecho darle al dedo? ¿Es porque tienes Parkinson lo cual indica que debes alejarlo un poco más del teclado, porque necesitas acción o porque es la señal que estabas esperando?

Acostúmbrate a apuntar el motivo de la apertura de una operación, de esta manera averiguarás cual es la técnica de entrada que más acierto te supone, y por ende, cual es o son aquellas con las que más fallas.
Esta práctica acabará por erradicar la sobreoperación y que logres llegar a ser capaz de esperar sólo por esa figura o patrón que tan bien se te da.

– SALIDA: ¿Por qué has cerrado la operación o por qué se ha cerrado si empleas el stop-loss? ¿Te conviene más cerrar cuando llegas a un objetivo o es mejor que dejes correr la posición?

– INCIDENCIAS: apunta todo aquello que te llame la atención durante el transcurso de la operación.

Te ayudará a saber como reaccionar para la próxima vez ante cualquier imprevisto.

– FALLOS: apunta los fallos que has tenido en tus operaciones con pérdidas para mitigarlos en las próximas entradas. Así sabrás que es lo que no tienes que hacer.

– ACIERTOS: apunta tus aciertos en cada operación en la que salgas con beneficios, así lograrás determinar tus puntos fuertes.

– SEGUIMIENTO: quizá una de la más importantes. Acostúmbrate a seguir la cotización una vez cierres la operación. Te dará muchas pistas de como actuar para la próxima vez.

Recuerda que todo sucede por algo, y más importante aun, que tu Diario de Trading es personal e intransferible, que sólo te valdrá a ti, que nadie se podrá aprovechar de él ya que no hay ningún Sistema de Trading Universal que valga para todos sino uno para cada trader.

Esto es algo que tienes que entender:

«Sólo tú puedes salvar tu trading, nadie lo va a hacer por tí.»

Categorías
Trading

Busca tu Time Frame personal

Antes de entrar a mercado y cuando estamos dentro tenemos la costumbre de estar mirando todos los Time Frames que nos ofrece la plataforma.

Es una locura observarlos todos continuamente. Pregúntate si tu plataforma te dejase ver todo el minutaje si estarías viendo todos los espacios temporales existentes.

Las oportunidades existen en todos los Time Frames, lo que tienes que tener muy en cuenta es a que plazo quieres operar.
Los marcos temporales marcan aproximadamente la duración de una operación.

Puesto que cada espacio es un fractal (habrá tendencias, figuras y patrones en todos y cada uno de ellos) lo más importante a tener en cuenta a la hora de operar en un TF o en otro es el plazo que quieras mantener tu posición abierta.

Vamos, que es lógico pensar que en un TF de 5 minutos el desarrollo de la tendencia durará menos tiempo que en un TF de 4 horas.

Sabido esto sabrás orientarte mejor a la hora de planificar tus operaciones.

Por ejemplo, si te gusta o quieres operar en intradía y dejar todas tus operaciones cerradas a final de la jornada , tendrás que operar en un TF de 5 minutos o de 10.

Si quieres hacer Swing Trading tendrás que subir el minutaje.

Y mucho más aun lo subirás si deseas mantener la posición a medio o a largo plazo.

Por tanto, de nada te vale operar en un TF de 4 horas si operas intradía. Las señales de este espacio temporal son para aguantar la posición varios días o incluso varias semanas.

Adapta el Time Frame a tu operativa. Puede que trabajes y sólo puedas mirar las cotizaciones por la noche, entonces tu TF ideal será el diario. Sólo tendrás que consultar el gráfico una vez al día.

Y si quieres operar a más plazo y observar las cotizaciones sólo el fin de semana tu TF será el semanal, pero claro, teniendo en cuenta lo que puede durar una operación abierta en este Time Frame.

Y dicho todo esto repetir una máxima muy importante dentro del trading:

«Una vez abierta una operación limítate a seguirla y cerrarla dentro del mismo espacio temporal en que la has abierto».

Es vital, sino estarás a merced de los demás espacios temporales y caerás en la tentación de dejar correr las pérdidas y de cortar los beneficios.

Categorías
Trading

La mente te dice de alguna manera lo que debes de hacer

En una etapa intermedia/avanzada de mi aprendizaje de trading las tareas que tenía asignadas para cada jornada ya estaban bastante reducidas.

De todas formas alguna de esas tareas interfería con las que de verdad me hacían avanzar a la hora de operar.

El castigo mental que recibía, por lo menos en mi caso fue así, era más intenso cuanto más tiempo perdía con las tareas secundarias que no me daban ningún fruto.

De alguna manera, la mente me estaba diciendo a cada momento lo que tenía que hacer, me bombardeaba con ello pero yo no le hacía caso. Es más, lo sabía pero siempre lo dejaba para el final. Quería acabar primero con los quehaceres menos importantes para una vez acabados entregarme por completo a la tarea principal.

El problema es que cuando acababa de hacer esas labores secundarias ya no me quedaba tiempo para hacer la principal, la jornada había acabado.

El desasosiego y malestar durante el resto del día era notorio. Estaba todo el rato pensando en ello. Me repetía una y mil veces que mañana haría lo correcto y dejaría lo secundario para el final.  Pero nada, llegaba el día siguiente y vuelta a lo mismo, y así pasaban los días y los meses.

Fue algo con lo que tuve que luchar duramente, de ahí la acertada frase que dice que:

«Antes de tratar de vencer a los mercados tienes que lograr vencerte a ti mismo».

Además, lo que más me indignaba es que las tareas secundarias no me aportaban prácticamente nada de valor, por lo que la ofuscación era doble si cabe.

Qué maravilla los días que hacía lo que realmente tenía que hacer. La tranquilidad, una vez acabada la jornada era plena. Me sentía libre de pensamientos y disfrutaba más de la familia.

Todo fluía.

Sin duda, entregarme a esa tarea principal y dejar las menos importantes para el final fue una de las cosas que más me costó.
Lograr esa constancia, esa disciplina de hacer lo mismo continuamente, de hacer lo indicado un día si y otro también fue una de las situaciones más duras que recuerdo de mi aprendizaje como trader.