Categorías
Trading

Escoge tus operaciones

Así como tienes que asumir que no puedes coger todos los movimientos favorables que te brinda el mercado sí tienes que hacer lo posible de aprovecharte de los más representativos.

Y no se trata de cogerlos tampoco desde el principio sino de cogerlos. Muchos de los movimientos, debido a su largo recorrido, no hace falta cogerlos desde su inicio.

Más que eso deberías trabajar en como ser capaz de dejar correr las ganancias en el tiempo.

Jesse Livermore decía que «los 2 centavos más caros del mundo eran el primero y el último». Y esta frase puedes comprobarla en el mercado día a día, ya que la mitad de las veces perdemos dinero por tratar de coger una operación justo desde su inicio y la otra mitad de las veces queremos quitarle al mercado hasta el último euro.

Y como resultado, por querer entrar tan al principio nos barren la posición e incurrimos en pérdidas porque la operación no era la correcta y perdemos dinero porque queremos ganar tanto que la posición retrocede, retrocediendo también los beneficios.

Así que, el primer y último euro que lo gane otro.

Si hemos elegido bien al operación en base a nuestra estrategia, con entrar durante el transcurso de la tendencia, siempre que esta vaya a nuestro favor, no tendremos problema para recoger beneficios de la misma.

Todo tiene su punto: «Tras reunirse un grupo de sabios, llegaron a la conclusión de que el término medio de las cosas siempre es la mejor elección»

Categorías
Trading

Los gráficos para el intradía, las noticias para el medio y largo plazo

Cuando estás pendiente de las noticias que salen, de interpretarlas, bien a través de una lista de twitter, de algún canal RSS o los periódicos económicos, te estás perdiendo lo que está sucediendo en el mercado.

Lo primero que se percibe es que tras leer la noticia, cuando te diriges al gráfico, esta ya ha sido cotizada.

No estás interviniendo en el mercado, no estás participando como debes. Actuando de esta forma estás perdiendo oportunidades de ganar dinero.

Puede que cuando veas reflejado el resultado de la noticia en la cotización del activo afectado, esta ya habrá caminado en el gráfico un buen trecho, y puede también, que te entren unas ganas impulsivas de abrir posiciones.

Esto es lo peor que puedes hacer, perseguir a una cotización. Lo más probable que suceda es que entres, por esa avaricia, justo en el momento en que se de la vuelta y quedes pillado.

Es algo habitual en los traders novatos oírles decir que según entran la cotización se da justo la vuelta en ese momento haciéndoles incurrir en pérdidas. La sensación es como si estuviesen vigilándoles la posición, y ven algo de trampa en ello.

La verdad es que es increíble porque no sucede una o dos veces sino muchas y a muchos.

Pero nada más lejos que el vigilar la posición de un novato con tan poco volumen de negocio. Es la propia psicología, esa avaricia la que hace que entres a saco tu y todos los demás de manera que un retroceso en contra te hará poner muy nervioso y el mismo cierre de las posiciones hará que ese movimiento en tu contra se incremente aun más.

Así que, seguir las noticias está muy bien, pero para entrar de cara a un swing trading, medio plazo o largo plazo, pero a intradía es tontería, cuando quieras entrar la noticia ya estará descontada.

Resumiendo: seguimiento del mercado intradía mediante gráficos y sin descartar tampoco el análisis técnico para espacios temporales mayores que estos sean corroborados o confirmados con sus correspondientes noticias catalizadoras de movimiento.

Y muchas veces, sobre todo cuando esperamos datos o noticias importantes, hay muchos especuladores (como si ya subiesen donde va a ir la cotización) que están tomando posiciones a favor del movimiento resultante final, y eso sólo es posible apreciarlo en el gráfico.

Y por supuesto que siempre, siempre, hay que usar un stop-loss, por muy seguro que se esté. Sin stop, ciertos movimientos bruscos pueden dar al traste con tu cuenta en un santiamén.

Categorías
Trading

Opera, no apuntes nada

Ya lo he dicho en muchas ocasiones. Una vez que ya tienes al completo tu sistema de gestión del riesgo, el siguiente paso hacia el dominio del trading es la práctica en el gráfico.

¿Y por qué me refiero a la práctica? Pues básicamente porque es la única manera de coger experiencia a la hora de operar.

El sistema de gestión del riesgo puede perfectamente definirse en un papel, luego sólo hay que seguirlo, pero el sistema de entrada y salida ya es harina de otro costal.

Hay una finísima línea entre adquirir práctica y buscar la señal perfecta. Es tan fina, tan fina, que muchas veces cuando estamos practicando, caemos en la tentación de nuevo de buscar aquel patrón o figura que se repita siempre y que aun encima su porcentaje de acierto sea del 100%.

Esto no vale. Si bien es cierto que hay figuras, patrones o set-ups que se repiten en el gráfico con un alto porcentaje de fiabilidad, el momento, la coyuntura actual, el presente, es diferente en todas las ocasiones, por lo  que no puedes esperar que siempre se comporten de la misma manera. Esto sería contra natura.

Así que lo mejor que puedes hacer es aparcar los backtestings y fomentar la práctica, esa que te da lugar a la intuición, esa que te deja percibir las cosas antes de que sucedan, esa que te va a diferenciar de los demás.

Y para ello, necesitas dedicarle todo el tiempo posible solo a eso, a practicar.

Si estás leyendo en vez de practicar, no avanzas.

Si estás escribiendo en vez de practicar, no avanzas.

Si estás en las redes sociales en vez de practicar, no avanzas.

Si estás apuntando cosas todo el rato en vez de practicar, no avanzas.

Fíjate en los deportistas de élite. Son lo que son porque están practicando hasta 8 horas diarias. Es sólo así como se superan a si mismos para superar después a los demás.

Es así como adquieren experiencia, es así como acaban dominando la disciplina que han elegido.

No te queda otra si quieres dominar a los mercados y vivir de la especulación. Practica, no apuntes nada y en el campo de batalla, no en el «gimnasio».

Cuanto más tiempo le dediques antes lo alcanzarás.
Volviendo a los deportistas de élite, ¿a qué edad crees que han comenzado a practicar? Estarás cansado de oír de gente que ha empezado incluso a los 3 años.

Desde esa edad tienen mucho tiempo de práctica acumulado, de ahí la perfección de sus movimientos.

Y con esto no quiero decir que si tienes una cierta edad ya no lo conseguirás, por supuesto que no. Sólo que si no empiezas ya tendrás menos tiempo para lograrlo. Acumula horas de entrenamiento, nada más.

Y no tengas miedo a fallar, esto es lo que te limita y te hace desistir. Asume tus errores porque, errando es la única forma de aprender a saber como no volverlo a hacer.

Categorías
Trading

La fuerte influencia de un catalizador

Hay algo contra lo que el análisis técnico no puede, y eso es un catalizador:

Un catalizador es una tendencia primaria generada principalmente por una noticia muy influyente. Normalmente suelen proceder de los bancos centrales. Estos tienen la llave de la liquidez y esta es la que manda a la hora de hacer subir o bajar un mercado.

Es por eso que identificando correctamente los flujos de dinero y siguiendo su ritmo uno puede hacerse rico.

El catalizador tiene mucho poder frente al análisis técnico porque no tiene que soportar todos los espacios temporales por los que está compuesto un gráfico.

Sólo  está regido por un espacio en el tiempo y tiene un claro principio y un claro final.

Se puede identificar un catalizador cuando, en una tendencia al alza, ninguna formación o figura bajista es capaz de hacer que se produzca un giro de mercado. Por lo tanto, todas las figuras a la baja fallan en una tendencia alcista y todas las figuras alcistas fallan en una tendencia a la baja.

Sólo se romperá la tendencia, entonces, cuando cese la causa que la originó.

El poder de los catalizadores, radica, además de que siempre van acompañados por la fuerza que les da la liquidez:

  • inyección de liquidez provoca alzas en las cotizaciones
  • supresión de liquidez provoca bajas en las cotizaciones…

…en que es movido por otro de los condicionantes más importantes que pueden mover cualquier activo hasta límites insospechados y fuera de toda lógica: la psicología de todos los que participamos en el mercado.

fallo-de-figura-dow-jones-chartista

Puede verse claramente como ejemplo esta clara figura técnica bajista.

Se trata de un triángulo invertido bajista con un alto porcentaje de fiabilidad.

Es cierto que no hay ninguna figura en el análisis técnico que acierte el 100% de las veces, ni mucho menos, pero esta suele ser bastante fiable.

Es verdad que apareció en un espacio temporal de 15 minutos, y todos sabemos que cuanto menor sea el time frame menor influencia sobre la cotización tiene. Pero, aun así debió observarse una cierta bajada para realizar una operación en «cortos», aunque luego se recuperase para seguir subiendo.

Esto no sucedió y demuestra la extrema fortaleza del catalizador y por ende de la tendencia alcista.

¿Y cual es ese catalizador? Pues el susodicho QE3. Fuente de liquidez y uno de los mejores catalizadores que puede identificar un especulador ya que la cotización se moverá siempre al alza desde el primer momento en que comienzan a inyectar liquidez hasta que dejan de hacerlo.

NO merece la pena hacer operaciones intradía ante estas tendencias evidentes. Generarás mucha más riqueza a largo plazo añadiendo nuevas posiciones ante cada retroceso secundario de la tendencia vigente. Para eso si son efectivos los gráficos, para afinar el timing, el momento mejor posible de entrada a favor de tendencia en los retrocesos.

Categorías
Trading

Busca aquello que mas rendimiento total te ofrezca

Gustos y obligaciones. Entre estos 2 términos basamos nuestra tarea o trabajo.

Si somos capaces de combinarlo todo en nuestro día a día, perfecto. El problema viene cuando dedicamos más tiempo a una cosa que a otra que también lo necesita.

Debes tener claro primero que es lo que quieres, cuales son tu prioridades y más importante aun, que beneficios te reportan y la satisfacción que te dan.

De todo lo que hacemos en una jornada habrá cosas que tengamos que hacer aunque no nos guste y otras que nos gustan pero que hacerlo no no da nada más que satisfacción.

El trabajo ideal, por supuesto que es aquel que realizamos con pasión, aquel que nos gusta hacer y aun encima nos da beneficios.

Hoy en día son muchas las personas que trabajan, por la circunstancia que sea, en algo que no les gusta. Traen el dinero a casa pero cada día están más amargados. No se sienten realizados.

En cambio, si trabajas en algo que te agrada, que te apasiona, te parecerá que nunca has trabajado, y si aun encima te da para vivir, ese será el mejor trabajo del mundo.

En su día, yo que trabajaba en algo que no me satisfacía ni a medias, tomé la decisión de abandonarlo todo por lo que hoy es mi pasión, la especulación.

Era un trabajo fijo, en un momento en que todo el mundo se estaba yendo al paro, y tome la decisión de dejarlo. Cambié la seguridad por la ilusión.

Mi premisa fue: «siempre destacas en aquello que más te gusta y motiva»

Cuando esa premisa se cumple y puedes dedicarte a ello, las horas se vuelven minutos, el tiempo pasa volando.

De todas maneras no es fácil lanzarse al vacío. Necesitas unos ahorros previos y alguna fuente de ingreso por pequeña que esta sea. Este fue mi caso pero no siempre es así. Hay quien se lanza al vacío sin lo anterior y le sale bien. Tienes, sobre todo, que confiar en ti, y una sed inagotable de conseguirlo. Sin lugar al desfallecimiento.

Aun así, cuando ya estás haciendo lo que consideras tu pasión, hay temas o partes dentro de ello que te dan mayor rendimiento que otras.

Por eso, tienes que llegar a hacer un proceso de selección sobre aquello que más beneficio te da, en todos los sentidos. Te darás cuenta que ciertas tareas, con menos trabajo, te reportan más que otras con más trabajo.

Eso es lo que realmente tienes que identificar. Aquello que te hace avanzar de manera más recta hacia tu objetivo. Todo lo demás es superfluo y dispensable.

De verdad que para llegar a la meta te tienes que someter a una serie de sacrificios, y ya no solo eso, sino «comeduras de cabeza» de las que tienes que salir muchas veces tu sólo. Recuerda que el oficio de trader o especulador es un oficio solitario. Tendrás el mando pero verás sólo lo que vean tus ojos.

Mucho cuidado también con una cosa:

hay mucha gente que espera un rendimiento rápido y abandona a medio camino o justo antes de alcanzarlo.

Hay que valorarlo, y mucho, después de averiguar que es lo que queremos alcanzar. No todo nos llevará el mismo tiempo, por lo que si lo calculamos, siempre a mayores, la motivación no decaerá tanto.

De ahí que la gente que consigue resultados de verdad sea la perseverante, porque nunca decae en su empeño hasta que lo consigue.

Así que, sería bueno, como he dicho, hacer un cálculo aproximado de lo que alcanzar tal objetivo puede llevarnos.

Mirar el ejemplo de otras personas que lo han alcanzado puede ser un buen lugar para empezar y, ya de paso, ver que han tenido que hacer para lograrlo.

Categorías
Trading

El poder de un catalizador frente a un gráfico

Hay 2 maneras de abrir posiciones:

  • Mediante lo que el gráfico nos cuenta (figuras, patrones, set-ups) y mediante catalizadores (noticias precursoras de tendencias, principalmente).

Si bien el gráfico te lo dice todo, hay ciertos catalizadores que mandan sobre los gráficos. Son aquellos en que se sabe o se intuye cuando es su inicio y cuando es su final. Muchos de estos catalizadores primarios los emiten los bancos centrales.

Hay muchas figuras en el análisis técnico que indican cambio o continuación de tendencia pero ante un catalizador, hay 2 excepciones:

  • en una tendencia al alza todas las figuras de bajistas fallan
  • en una tendencia a la baja todas las figuras alcistas fallan

Y ya se sabe lo que pasa cuando una figura falla. Pues que esta suele suponer una magnífica entrada a favor de donde ha fallado, que suele ser la dirección que indica la tendencia general.

Por lo tanto, cuando una tendencia establecida por un catalizador está vigente, siempre hay que entrar, técnicamente, en los retrocesos a favor y cuando las figuras técnicas fallen.

La ventaja más evidente de un catalizador frente a un gráfico es que, el primero es más fácil de seguir y de averiguar su principio y su fin, mientras que en el gráfico, los múltiples espacios temporales o time frames que lo componen suelen llevar a confusión a un operador.

Por supuesto que se puede operar en un gráfico aunque no tengamos en cuenta el catalizador (de hecho la cotización se expresará igualmente en el gráfico si o si), pero hay que identificar muy bien la tendencia primaria y operar a su favor.

Y si se opera con figuras, hay que hacerlo siempre protegiéndonos con un stop-loss, pues aun no existe ni existirá el patrón o señal que sea fiable en el 100% de las veces que aparece.

Categorías
Trading

Triple resistencia con máximos más bajos

Los mínimos mayores son una excelente estrategia para operar al alza. Pero claro, como la naturaleza que siempre escoge el camino con mejor resistencia, llega un momento en que dicha subida tiene que frenarse.

Como en este caso, al tocar la fuerte resistencia establecida entre los puntos A, B y C.

minimos-mayores

 

Es en este último punto cuando intenta superar dicha resistencia pero, tras intentarlo varias veces y tras un par de barridos, la cotización opta por seguir el camino más sencillo y esperar otra ocasión para «atacar».

Es normal que la cotización baje en ese punto ya que en su día muchos traders quedaron «pillados» de manera que al ver que la cotización regresa al punto donde se habían puesto largos, cierren las posiciones.

Cuando la cotización vuelva a intentar sobrepasar ese punto habrá, por lo tanto, menos resistencia debido a la descarga que ha habido.

Es una estupenda ocasión para abrir cortos en C, con stop aproximado y muchos lotes pero siempre sin superar el riesgo del 1% del total de la cuenta.

El stop se mantiene y no se corre a break even, pues no son pocas veces en que la cotización vuelve a buscar este punto.

maximos-bajos

Vemos en el gráfico anterior la continuación del movimiento y como, tras no poder superar la resistencia descrita en el primer gráfico, la cotización continua bajando estableciendo máximos menores (puntos 1 y 2).

Categorías
Trading

¿Qué fuentes usas para tomar tus decisiones sobre los mercados?

Todos los días hay movimientos en cada uno de los mercados financieros. Unos son más acusados que otros y permiten recoger más o menos ganancias.

Es imposible abarcarlo todo, por eso debemos adoptar una visión paciente de observación.

A veces el «ruido» es tan grande y la variedad de mercados, tanta, que tratar de estar en todos los escenarios acaba por cansarnos mucho mentalmente, de manera que mucho esfuerzo ofrece pocos beneficios.

No es fácil el oficio de trader.

Por otra parte, hay 2 maneras de encontrar oportunidades.

Si te creas una lista de RSS, u otra a través de Twitter tendrás las noticias más relevantes a «golpe de ojo». Es importante desde el aspecto en que hay ciertos catalizadores que provocan grandes movimientos en el mercado afectado.

El problema radica en que la desviación o distracción puede ser importante. Tienes que seleccionar muy bien las fuentes y, aun así, leer las diversas noticias e interpretarlas será un motivo de pérdida de tiempo, pero no hay otra.

Lo ideal es elegir muy bien las fuentes para la información que quieres obtener.

Recomiendo que dichas fuentes sean lo más relacionadas posibles con tu objetivo. A más fuentes, sobre todo no relacionadas, más dispersión. Tienes que saber separar el ocio del trabajo.

Por otro lado están los gráficos. Estos son más puros, no te confunden tanto la mente, tienes toda la información en ellos, por lo que el contacto con el mercado es más directo.

Tienen la ventaja de que los interpretas tu y que serás el único responsable de tus decisiones respecto a entrar o salir del mercado.

Si tratas de lograr una buena experiencia y llegas a ser bueno interpretándolos no te hará falta más. Lo que pasa es que, como tengo dicho, los gráficos no hablan. Te lo cuentan todo pero no hablan y nosotros como humanos necesitamos la opinión de otros, nos gusta leer, por eso caemos en la tentación de leer noticias, previsiones y comentarios.

No se trata ya de que no confiemos en que nuestro criterio sea correcto o no sino que necesitamos corroborar con la opinión de los demás si estamos en lo acertados o no.

Esta es una postura bastante peligrosa ya que siempre hay posiciones encontradas para un mismo tema, y encima tenemos un sesgo o inclinación a separar y rechazar la información que no coincide con la que tenemos nosotros sobre el mercado.

Simplemente buscamos interpretaciones que coincidan con nuestra visión para confirmarnos a nosotros mismos aunque luego no estemos en lo cierto.

Este es el peligro de leer una lista de fuente de noticias: primero distracción y luego contagio, que puede hacer variar nuestra postura original o confirmarla. Y no se trata sólo de eso sino de que tomemos la decisión que tomemos, esta sea la acertada. Nuestra cuenta sufre por todo ello.

En cambio, los gráficos son más directos y nos confunden menos.

No es fácil saber que manera es más efectiva para cada uno de nosotros. Cuando estamos observando únicamente las cotizaciones en el gráfico, si hay un movimiento brusco siempre nos gusta saber qué ha pasado y eso lo satisfacemos buscando la noticia relacionada.

Y si sólo tomamos nuestras decisiones en base a noticias o datos tenemos que valorar que muchas veces hay movimientos grandes en los gráficos que se suceden sin que haya ninguna noticia de por medio.

Puede entonces pensarse que lo ideal sería la combinación de ambos métodos y así lo corroboro pero siempre dedicando un importante porcentaje a favor de la lectura en gráficos. Hay muchas señales precursoras de buenos movimientos sin necesidad de acudir a la información. Además, la que nos ofrecen siempre viene contaminada por otro tipo de informaciones que no nos interesan. Vamos, que no hay la fuente perfecta.

Si te centras sólo en gráficos tienes la ventaja de que podrás analizar muchos más mercados.

Todo esto es algo a tener muy en cuenta y el éxito del trader vendrá de saber simplificarlo todo y adoptar aquello que a él mejores resultados le reporte.

Categorías
Trading

El poder de las «rayas»

Desde el momento que entiendes (que cuesta muchísimo entenderlo) que el trading es más cuestión de práctica que de reglas fijas, justo ahí, todo ese mar de indicadores, medias móviles, osciladores, etc, etc, deja de tener sentido para ti y de la noche a la mañana el gráfico amanece limpio y decides de una vez por todas fijarte sólo en el precio.

Se acabaron los backtesting, se acabaron los sistemas automáticos, se acabó la sobreoptimización, se acabó la búsqueda de la señal ideal, de la entrada perfecta…Y, por supuesto donde se cierran puertas siempre se abren otras.

Llega el momento de dejar paso a lo simple, de entender que no son los sistemas complicados los que te darán el dinero sino el simplismo. Cuantos menos parámetros menos lugar a la diferencia de criterios que te confunden a la hora de decidir.

Las puras rayas de siempre, las que trazaban nuestros «abuelos traders» antes de empezar la moda de las computadoras y con ellas la ilusión de encontrar la Piedra Filosofal.

No entiendes por qué la cotización se para en esa raya trazada pero lo hace, ¿quizá porque hay muchos operadores fijándose en ella a la vez? ¿quizá porque todos esos operadores están tomándola como referencia? ¿quizá porque el mercado es la suma de los pensamientos de todas las mentes? ¿quizá porque el mercado es por eso pura psicología?

No lo se, pero funciona. Los mercados financieros sufren de todo menos de azar.

¿Por qué muchas veces el precio se para en los números redondos?

el análisis técnico no es azar

 

¿Por qué respeta los puntos de soportes o resistencias?

soportes y resistencias

Es tu propia interpretación de los mercados/gráficos lo que determinará tu éxito como especulador.

Y esto es lo bonito del trading, saber desplegar todo tu arte adquirido a base de práctica, sobre el gráfico, porque el trading es eso, UN ARTE, y no una ciencia exacta.

Es necesario que así lo entiendas si no quieres pasarte el resto de tu vida buscando el sistema mágico que te haga rico.

Pero cuidado, no te hagas ilusiones aun. Esta es la parte etérea del trading, la otra, la terrenal, que va de la mano de la parte práctica, es la importantísima gestión del dinero.

Categorías
Trading

El alivio de usar un stop-loss

Es muy curioso como funciona la mente de un trader cuando está operando, sobre todo cuando se está iniciando en el mundo de la especulación. Sólo quiere ganar por lo que, para él, el stop no existe. Y si existe no lo respeta.

La mentalidad es la de salir siempre victorioso. Prefiere vencer en pequeñas batallas que ganar la guerra, cuando se supone que justamente hay que hacer lo contrario.

Y no sólo los novatos, también los profesionales estamos tentados de no poner el stop en ciertos momentos puntuales de nuestra operativa.

Ya hace mucho que esto no existe para mi. He aprendido que el stop es insustituible y totalmente necesario, desde el punto en que nunca sabes lo que puede pasar aunque te creas muy seguro.
Cualquier acontecimiento imprevisto puede ponerte contra las cuerdas.

No es fácil situar exactamente un stop-loss. Casi siempre tendemos a ponerlo lo más cerca posible del punto de entrada por esa manía que tenemos de querer perder poco.
Cuando sitúas un stop demasiado cerca lo único que consigues es tener muchas pérdidas pequeñas, que a la suma viene a ser lo mismo que una muy grande.
En esta ocasión: «un agujero pequeño hunde un barco»

El trading, por mucho que te empeñes, no responde a certezas sino al talento del trader en cuestión. Con esto quiero decir que hay muchas partes del trading que sólo puedes mejorarlas y dominarlas con la práctica y no con una fórmula matemática ni con un backtesting.

Dicho esto, quiero dejar claro que no hay un punto ideal para poner un stop, ni ninguna regla exacta. Esta es una de las partes volátiles del trading. Cuanto más operes, cuanto más estés sobre los gráficos, más visión y experiencia irás adquiriendo. Sólo la práctica continua te mostrará el lugar más probable para situar un stop. Es un largo camino de muchos años.

De la conveniencia o no de utilizar un stop-loss queda uno completamente a favor cuando sufre en sus carnes la destrucción del capital.

Este mengua sin cesar ante una mala operación por nuestra parte y no hacemos nada por parar ese sangrado en nuestra cuenta. Sólo pensamos en la esperanza de que se de la vuelta.

Queremos cerrar pero no podemos. Agradeceríamos a alguien que lo hiciese por nosotros (esta sería la misión del stop si lo fijásemos siempre y si lo respetásemos).

Ante la bajada en nuestra contra dejamos correr y correr las pérdidas y sólo sentimos alivio cuando entramos en margin call y se cierran automáticamente nuestras posiciones.

¿Por qué no hemos cerrado antes con una pérdida mucho menor?

En este punto hay algo bastante curioso. Cuando cerramos o nos cierra el stop en donde tiene que hacerlo, el sentimiento de culpa y frustración es elevado.

En cambio, cuando no ponemos stop y dejamos correr las pérdidas, el sufrimiento experimentado es tan grande que cuando se cierra la posición en vez de sentir rabia y frustración el sentimiento es de alivio.

De todas formas esta sensación dura poco y es sustituida por la de decaimiento y baja autoestima pues hay que tener en cuenta que si tienes en cuenta un total de 10.000 euros y te has quedado en 5.000, has perdido el 50%, pero ahora para volver a lograr tener de nuevo los 10.000 anteriores no tendrás que ganar un 50% sino un 100%.

Así que, en tu próxima operación piénsatelo bien antes de abrirla sin un stop-loss y recuerda que debes aprender a perder, que dichas pérdidas deben ser recuperables, que no debes aproximar demasiado el stop al punto de entrada y que no debes perder más de el 1% en cada una de tus operaciones con pérdidas.

O sea que, si has visto una operación factible en el gráfico de 1 hora pero abrirla te supone poner un stop que sitúa el riesgo por operación en más de ese 1%, tendrás que asumir que no puedes abrirla y que tendrás que buscar oportunidades de entrada en espacios temporales menores.

Por muy clara que la veas, si supera tu riesgo estimado, no la abras. Sólo la disciplina férrea te llevará a vivir del trading.