2 maneras de interpretar las noticias y aprovecharse de ellas

Aunque yo opere sólo según lo que me digan los gráficos tengo que reconocer que especular siguiendo las noticias es mucho más interesante y entretenido. Pero más entretenimiento no significa más dinero. El trading es un trabajo y hay que enfocarlo como tal.

Seguir los gráficos es menos estresante y puedes definir con más precisión los tiempos de entrada y salida, los rumores no te acechan…y muchas veces perderás de entrar en movimientos interesantes por estar leyendo una noticia.

De todas maneras hay 2 maneras de interpretar correctamente las noticias a la hora de operar.

“Compra con el rumor, vende con la noticia”. Es cuando un suceso se espera. Entonces, los especuladores ante la evidencia de que va a ocurrir en un porcentaje de probabilidades casi próximo a 100 cotizan dicha noticia antes de que ocurra. De esta manera la cotización del mercado afectado hace el movimiento antes de la confirmación por lo que hay que acompañar dicho movimiento hasta que llega el día en que se confirma. Este día se cerrarán las posiciones y se abrirán operaciones a la contra.

– Mercado implicado que se mueve sólo cuando se da la noticia. Hay 2 clases:

1).- Sucesos inesperados. Si son económicos establecerán una tendencia prolongada en el tiempo por lo que no hay problema de entrar a su favor sin esperar casi retrocesos.

Si son políticos, atentados, terremotos, etc, los movimientos son tan bruscos al principio que es muy difícil aprovecharse de ello, además pueden cogerte a la contra por lo que lo mejor es esperar a que se tranquilice todo y abrir posiciones a la contra del movimiento producido.

2).- Hay noticias que si bien son esperadas y se sabe que se van a producir, con toda probabilidad, no se cotizan antes de su confirmación, por lo que para sacar provecho de ellas hay que esperar a que se confirmen para entrar a favor del movimiento esperado.

RESUMIENDO:

1- Si se sabe con total seguridad que se va a confirmar una noticia, si el movimiento esperado se va produciendo antes de la confirmación entrar a favor de este movimiento hasta justo el día en que se confirme. Una vez confirmada entrar a la contra.

2.- Si se sabe con total seguridad que se va a producir una noticia, pero el movimiento no reacciona antes de su confirmación, sin duda comenzará a hacerlo cuando el esperado suceso se confirme.

3.- En caso de un suceso inesperado esperar a que las aguas se calmen para entrar a la contra: atentados, terremotos, muerte mandatario…

4.- Si el motivo inesperado es económico la cotización no regresará y hay que operar a favor de la tendencia: malos datos, recesiones, resultados compañías…