La distancia del stoploss

He leído gran parte de sus artículos y algunos en repetidas ocasiones porque me han ayudado mucho ya que justamente estoy en la fase de la que hablas y explicas tantas cosas.

Tengo una duda: Ya se que dices que el Stop nadie puede darte la clave de donde situarlo pero tienes que encontrar un punto de equilibro ya que si lo coloco a 10 pips de SL el apalancamiento es máximo pero puedo tener muchas pérdidas pero si lo coloco por ejemplo a 40 pips necesito recorrer 160 pips para tener un 4:1 por ejemplo (siendo que no opero por objetivos pero para que me entiendas).

La pregunta es: tu normalmente a que distancia sueles colocarlo? Te basas en el ATR para medir la distancia de pips de SL? (Avarage True Range).

Porque cada divisa tiene una volatilidad diaria distinta y 10 pips (por poner un ejemplo) en un par puede ser mucho o muy poco en comparación a otro par.


Respuesta para Pedro:

Primeramente, lo que tienes que tener muy claro es qué porcentaje del total de tu cuenta vas a arriesgar en cada operación.

Por lo tanto, desde este punto de vista, acerques o alejes el punto de stop desde el precio de entrada, la pérdida será la misma.

  • ¿Qué ocurre si acerco mucho el stop?

    Pues que puedo abrir la operación con más lotes, por lo que si la posición avanza a mi favor ganaré mucho más dinero.
    Pero claro, el inconveniente es que cuanto más lo acerques más fácil que el stop salte si la cotización retrocede mínimamente.
  • ¿Qué ocurre si sacrifico lotes por distancia, o sea, si pongo el stop más alejado lo cual supone abrir la operación con menos lotes?

    Pues que si la posición avanza a mi favor, ganaré menos dinero puesto que la he abierto con pocos lotes.
    Pero, por el otro lado, me prevengo de los típicos retrocesos de la tendencia que hacen que continuamente se cierre la posición y vaya obteniendo muchas pérdidas consecutivas, que si bien son pequeñas, cuando las sumas ofrecen una cantidad importante.

Por lo tanto, el mejor resultado esperado para tu operación viene de colocar el stop justo donde este no salte, abriendo la operación con el máximo de lotes y sin superar el porcentaje de pérdida estipulado por operación.

¿Y qué te quiero decir con esto? Que no hay un punto fijo para todas y cada una de las operaciones.

No utilizo ni el ATR ni ningún otro indicador, me he acostumbrado a hacerlo a ojo y teniendo como referencia un soporte, si voy al alza, o una resistencia, si voy a la baja.

Quiero que entiendas que, sobre todo en el trading, no hay unas reglas concretas que te hagan obtener un sistema positivamente funcional para todas las situaciones y mercados.

Cuanto más quieras concretar (algo por defecto en la naturaleza humana) menos fiable será tu sistema. El que sitúes el stop en el sitio más propicio dependerá de tu pericia como trader, pericia que te darán las horas de vuelo.

El trading es un arte.

En cuanto a la volatilidad, es cierto que unos pares son más volátiles que otros, lo cual, generalmente, es debido a la liquidez entre otros factores , por lo que te recomiendo operar con los majors, ya que salvo ciertas situaciones como lanzamiento de importantes datos macro o decisiones de los bancos centrales, tienen poca volatilidad.

La verdad es que el mercado de divisas, si te ciñes sólo a él, es uno de los mejores mercados para aplicar correctamente la gestión del capital puesto que no suele haber grandes variaciones de volatilidad en los pares más importantes.

Claro que si te vas a pares «exoticos», aquí ya si puede haber volatilidad porque son menos líquidos además de que no te los recomiendo tanto como los anteriores por el gran spread que suelen tener.

Pero lo dicho, mucho mejor que las acciones o las materias primas donde aquí sí, sobre todo en estas ´´ultimas, tendrás problemas para hacer una buena gestión de la posición debido a que las ganancias o las pérdidas avanzan mucho con un pequeño movimiento que tenga su cotización.

O sea que, recomiendo operar o sólo en divisas o sólo en bolsa o sólo en materias primas. Mezclando mercados no podrás utilizar los mismos parámetros y eso supone tiempo cuando lo que buscamos los traders para mejorar la eficacia es la máxima simplicidad, de ahí que anteriormente te haya dicho que el lugar donde sitúo el stop lo haga a ojo y no valiéndome de ninguna otra herramienta que de lugar a una configuración.

EURJPY

El Euro ha superado la directriz bajista contra el Yen en Time Frame semanal. Por lo tanto, habrá que esperar la confirmación de dicha ruptura el viernes como signo de continuación de la subida.

AUZNZD

AUZNZD (diario)

El par, tras una subida de libro, ha llegado técnicamente a una clara resistencia, por lo que habrá corrección mientras no se supere la misma.

Divisas

Respecto a las divisas, un trader debe tener siempre en cuenta la diferencia de tasas y las expectativas al respecto.

Esto es que, los inversores pondrán su dinero en aquella moneda que rente más o que tenga las perspectivas de hacerlo respecto a otra y esto determinará la subida o la bajada de una frente a la otra.

Por ejemplo, si el BCE tuviese los tipos de interés en el 1% con perspectivas de seguir subiéndolos y la FED los mantuviese en el 0,5%, queda claro que la moneda que más se revalorizaría sería el euro, es decir, en el par EURUSD, la tendencia sería alcista.

¿Y dónde buscamos esas perspectivas? Pues por ejemplo, la inflación hace que el banco central determine si va a subir o a bajar la moneda. Y hay que tener también en cuenta los datos que mueven la misma, como el empleo, PMI o PIB, balanza comercial, aranceles a otros países (lo cual aumenta o disminuye la competencia…). Vamos, que la información es poder.

«Lo que cotiza en los mercados son las expectativas»

Cifras macro

Ahora que están saliendo nuevas cifras macro de Mayo, es normal ir viendo una recuperación en las mismas, así como mejor aun cuando salgan las de Junio.

Es lo normal, van a salir mejores que las que reflejaban una economía parada.

Pero a partir de ahí, en los meses sucesivos, sí van a tener una gran importancia pues nos reflejarán la comparativa entre las cifras que vayan saliendo, las que había antes del brote y cuanto faltaría para alcanzarlas.

Abre la operación y olvídala

Uno de los mayores retos para el trader sigue siendo el de siempre: no dejar que las posiciones en beneficios corran lo suficiente como para hacer crecer la cuenta. Así que los corta rápidamente para luego contemplar y lamentarse de haberlo hecho, cuando ve que la cotización sigue avanzando por donde había previsto.

Hay que luchar contra esas ganas de ver materializadas las ganancias de inmediato.

En mi caso, sólo pude conseguirlo, no consultando la posición una vez abierta la operación.

O sea: calculo el % de riesgo – sitúo el stoploss – abro la operación – me olvido.
Si estoy equivocado el stop salta con la pérdida mínima calculada; si estoy en lo cierto las ganancias aumentan.

Y es que el el mismo momento en que consultas la posición, si estás ganando, lo único que se te pasa por la cabeza es cerrarla ya.

ACLARACIÓN: lo cierto es que la observo hasta que sitúo el stop en Break Even. A partir de ahí me olvido.
Esto se debe a que es vital, para la cuenta de resultados, tener las mínimas operaciones negativas posibles y las que se han cerrado en rojo que arrojen pocas pérdidas.

Coronavirus

Entre reaperturas de economías y demás, se ha dejado un poco de lado el coronavirus. Al menos es la sensación que se respira en Europa con la gente tratando de hacer vida normal como si no hubiese pasado nada.

Pero hay que recordar que el virus sigue ahí, que están aumentando los casos, diariamente y a nivel mundial, a un ritmo record de 100.000 contagios/día.

Si esta situación se mantiene a lo largo del verano y no hemos sido capaces de conseguir una vacuna ni de reducir el número de contagios, una vez reabiertos los vuelos con otros países, el rebrote podría ser más que evidente en los comienzos del otoño y a lo largo de todo el invierno.

Esta posible situación sí daría la puntilla tanto a la economía como a nuestra forma de vida actual. Avisados estamos.

S&P500 y Nasdaq

El Índice norteamericano no para de superar todas las resistencias habidas y por haber.

Lo que comentaba ayer, el dinero de los Bancos Centrales va directamente a la bolsa.

Al no ofrecer rentabilidad alguna, los instrumentos habituales de ahorro (renta fija), las personas se han lanzado a la bolsa depositando en ella los ahorros de su vida.

Por lo tanto, no se puede dejar caer a la bolsa porque si la renta fija no da rendimiento y la bolsa tampoco, la gente comenzará a ahorrar. Y si ahorra no consume. Y si no consume, las empresas no ganan dinero. Y si las empresas no ganan dinero, despiden a sus empleados y cierran. Y si cierran y mandan a la gente a sus casas, la economía se hunde.

Vamos, que el fin de esta osadía sólo la marcará el tope de la deuda que sean capaces de soportar. No se han aprovechado los años en los que la economía crecía para recortar deuda y ahora es imposible hacerlo, es más, esta aumenta alarmantemente.

Vamos, que los que dispongan de liquidez para comprar un piso, este es el momento. Una por la bajada en los precios que se avecina y otra porque los tipos no se subirán en muchos años ya que cualquier subida de los mismos hará entrar en bancarrota a deudores de todo tipo.

Y aquí tenemos al NASDAQ, nada menos que topando con sus máximos históricos. Si se supera la resistencia, con lo que esto supone, entrará en subida libre.

Aquí ya hay que hacer una excepción. Y esta es que, aunque el índice da miedo, refleja perfectamente hacia donde va (acelerado también por la crisis del coronavirus) la economía mundial, hacia un desarrollo tecnológico sin precedentes y una apuesta por lo virtual, de ahí que las cotizaciones, en este caso, reflejen el futuro.

USDCAD

Si hay una moneda que se beneficie del movimiento alcista del petróleo, esa es el dólar canadiense (CAD). La vemos en el gráfico fortalecerse contra el dólar.

Curiosamente, la cotización, al igual que sucede con el petróleo brent, ha llegado a un hueco (suelen actuar como soportes o resistencias; en este caso como soporte). Esto puede indicar una zona de consolidación y rebote a la vez que una parada en la escalada del precio del petróleo.

Petróleo Brent

Le ha favorecido, tanto la reapertura de la economía como los recortes en la producción.

Técnicamente, tras haber rebotado en la importante directriz bajista de largo plazo, se encuentra en situación de cerrar el hueco (abierto a la baja en su día), que a su vez supone una zona de resistencia.

Los Bancos Centrales sólo han conseguido trasladar el dinero del ahorro tradicional hacia la bolsa

Es increíble la desvirtualización que, de los mercados puede realizar un Banco Central si decide actuar en vez de que el mercado, libremente, fije los precios, pero aun es más increíble el punto hasta donde pueden llegar para parchear sus incursiones sobre terreno desconocido.

La actual política de flexibilización monetaria ha dejado a los tradicionales productos de ahorro ofreciendo rentabilidad cero o negativa.

Todo ello con el propósito de que no se ahorre y que se consuma para reactivar la economía.

Pero todo ese dinero, en vez de ir a parar a la economía, ha buscado otra forma de rentabilizarse y ha entrado, directamente o por medio de fondos y ETFs, en la bolsa. Ha hecho subir la bolsa aunque la economía sigue estancada (ahora agravada por el coronavirus).

O sea, los ahorradores tradicionales se han pasado de la renta fija a la variable. La rentabilidad de sus ahorros, sea para la jubilación o para el aumento del capital depende absolutamente del mercado de valores.

Por lo tanto, si este baja, adiós rentabilidad y, peor aun, adiós al capital sobre el que se esperaba obtener dicho rendimiento.

La inesperada bajada que ha provocado el coronavirus, por otro lado, ha hecho coger miedo estos inversores y lo están ahorrando (da igual que no rente). Esta aumentando el ahorro en un escenario de tipos cero... pero para la economía nada. De ahí que algunos países, como EEUU, hayan directamente regalado dinero a sus ciudadanos y otros, como el gobierno italiano, ofrece 500€ a cada familia para que vaya de vacaciones. La gente no gasta, ahorra.

Ante esto, los bancos centrales se han apresurado a añadir a la economía más y más estímulos para que la bolsa vuelva a recuperarse. Es vital para que la confianza no disminuya más.

Por lo tanto, hemos llegado a tal punto que los bancos centrales tienen que sostener la bolsa a base de endeudamiento, a base de inyecciones de capital, ya que no pueden bajar más los tipos (se habla ya de tipos negativos…).

No saben como hacer para revertir la situación y por lo tanto se limitan a seguir avanzando con la esperanza de que este camino de un sólo sentido tenga una salida.

Así que el único escenario que que ve es que los bancos centrales sigan alimentando a las bolsas hasta que el exceso de endeudamiento diga: ¡NO VA MAS!

De siempre, la bolsa ha subido o bajado en base a los beneficios esperados para las empresas. Ahora no es así, ahora sólo suben por las inyecciones de capital, sino ya hace mucho tiempo que estarían en mínimos.

El dinero barato ha hecho que las empresas se endeuden para comprar sus propias acciones y que estas suban artificialmente…y no para invertirlo en sus negocios.

Así que los bancos centrales ya no pueden hacer otra cosa, sólo hablan de estímulos y más estímulos. Cada vez que el problema empeora, otro estímulo más.

Por consiguiente:

  1. El ahorro de toda una vida está en las bolsas.
  2. Los bajos tipos de interés han endeudado a personas, gobiernos y empresas hasta el más allá.
  3. Si suben los tipos para volver a los cauces de ahorro tradicionales:
    – se cae el sistema porque bajaría la bolsa (donde está ahora el dinero)
    – los deudores verían subir el importe de sus cuantiosas deudas y quebrarían.

Por lo tanto, lo dicho: nos esperan más y más estímulos, más y más deuda, hasta que todo se venga definitivamente abajo.